El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Lalín de visita

El interior de Galicia sorprende con municipios como Lalín, donde el visitante encuentra una gran riqueza arqueológica y etnográfica, espacios naturales para perderse entre fragas y fondosos bosques y una deliciosa gastronomía tradicional encabezada por el cocido, plato emblemático de la zona.
Calles de Lalín turismo.lalin.gal
Calles de Lalín turismo.lalin.gal
Ofrecido por:

Lalín es un municipio y ciudad del interior de la provincia de Pontevedra que pertenece a la Comarca del Deza. Con 326 km cuadrados y 20.218 habitantes, es el municipio más extenso de la provincia de Pontevedra y el cuarto de Galicia. Toda la comarca es rica en vestigios prehistóricos y prerromanos, teniendo una de las concentraciones de castros más grandes de todo el territorio gallego con 107 castros y 31 catalogados.  

Información de interés

Cómo llegar a Lalín

Desde A Coruña a Lalín hay 124 kilómetros por carretera que se pueden recorrer tomando la AP-9 dirección Santiago (o haciendo este tramo por la conocida como “carretera vella”), para abandonarla en la salida 46 que enlaza con la AP-53 dirección Silleda, que nos conducirá directamente a Lalín. 

Coordenadas GPS

42.662957,-8.111347

Razones para visitar Lalín

Cuando se habla de Galicia es imposible no resaltar su extensa costa pero lo cierto es que el interior también tiene mucho que decir. El caso de Lalín es muy representativo de las zonas del interior gallego, con sus numerosos restos arqueológicos, sus espacios naturales con bosques y fragas de árboles centenarios, sus museos etnográficos y su exquisita gastronomía procedente del animal predilecto del municipio: el cerdo. Por todas estas razones y muchas más, Lalín merece una parada en cualquier ruta por Galicia. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Lalín siendo los señalizados en color azul pueblos, monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Lalín

10 planes y cosas que ver en tu visita Lalín

1. Conocer su riqueza arqueológica

Altar do Sol  turismo.lalin.gal

El municipio de Lalín contiene uno de los conjuntos arqueológicos más ricos de Galicia, de hecho destaca por sus numerosos castros, hasta 107, de los que son de imprescindible visita el Castriño de Bendoiro y el Castro de Doade

Entre sus joyas neolíticas se encuentra además un grupo de mámoas, conocido como Mámoas da Cruz, que originalmente eran siete y de las que sólo se conservan tres de ellas. La mayoría fueron saqueadas a principios del siglo XVII con el objetivo de recuperar los tesoros existentes para la Hacienda Real, aunque en muchos casos fueron los campesinos los que destruyeron parte del patrimonio intentando obtener algún objeto de valor escondido en los monumentos. 

Las tres mámoas conservadas, la Mámoa da Cruz, Mámoa do Cruce y Altar do Sol pueden visitarse y se encuentran situadas entre la Iglesia de San Pedro de Alperiz y la de Santa María de Parada. 

2. Entrar al señorial Pazo de Liñares

Pazo de Liñares  turismo.lalin.gal

Otro de los edificios civiles que no te puedes perder en Lalín es el Pazo de Liñares, un edificio señorial de estilo barroco construido en el siglo XVII, y perteneciente a la Casa de los Taboada, una de los linajes más importantes de Galicia. 

El Pazo ha ido sufriendo distintas etapas a lo largo de su historia, desde el esplendor hasta el abandono. Estuvo habitado por los Taboada hasta principios del siglo XX, pero vivió su mejor época en el siglo XIX, ya que algunos personajes famosos de entonces como Otero Pedrayo, Ramón Cabanillas o Emilia Pardo Bazán pasaron alguna temporada en él, lo que aumentó su prestigio. 

En 2009, tras una exhaustiva restauración, fue declarado Bien de Interés Cultural y hoy en día se pueden visitar sus salas y sus jardines. Además alberga el Museo de la Marioneta de Galicia, con una exposición de marionetas de todas partes del mundo y una de las bibliotecas temáticas más importantes de España. 

3. Visitar la vivienda de un famoso astrónomo 

Museo Municipal Ramón Mª Aller Ulloa  turismo.lalin.gal

De Lalín son oriundos varios personajes relevantes y uno de ellos fue el astrónomo Ramón Mª Aller Ulloa, nacido en 1878 en el Pazo de Filgueiroa (Lalín). Posteriormente se mudó a una casa que actualmente es el Museo Municipal que lleva su nombre. Allí, a comienzos del siglo XX podría decirse que comenzó la investigación astronómica en Galicia, ya que desde ella Ramón Aller hizo sus primeras observaciones sobre eclipses, estrellas dobles y planetas. 

En el año 1923, el hábil astrónomo hizo los planos de una construcción con cúpula, inaugurada al año siguiente creando así el primer observatorio astronómico de Galicia. Esta edificación fue dedicada posteriormente a Casa Museo de Hijos Ilustres de Lalín y tiene su planta baja dedicada a Ramón Aller, la primera planta dedicada al pintor José Otero Abeledo “Laxeiro”, nacido en Lalín en 1908, y su exterior con el mencionado Observatorio Astronómico, todo ello visitable. 

4. El Monumento a O Porco como símbolo del cocido de Lalín

Monumento a O Porco  turismo.lalin.gal

El cerdo es el animal protagonista de la gastronomía local, del que se aprovecha todo y que proporciona los principales elementos de un buen cocido de Lalín. En su honor se instaló en medio de la villa la oronda escultura de un cerdo, el Monumento a O Porco, obra del artista Manuel Rial, que parece pasear tranquilamente por la localidad ajeno a la llegada del San Martiño. A pesar de ser una escultura muy polémica que en principio no era aceptada por los vecinos, se ha convertido con el tiempo en un símbolo de las riquezas culinarias del Lalín actual. 

No es la única escultura de la villa, que cuenta con una Ruta de Esculturas que nos lleva por los mejores bustos y monumentos que se distribuyen por la misma, dedicados a Laxeiro, Ramón María Aller, al aviador Joaquín Loriga o a personajes anónimos como O Neno o A Familia. 

5. Admirar un “castro” muy especial

Castro Tecnolóxico  turismo.lalin.gal

Quien pasee por la Praza de Galicia de Lalín no podrá dejar de alzar la mirada hacia un peculiar edificio que ya es uno de los más emblemáticos de la villa: el Castro Tecnolóxico, un edificio vanguardista construido por los arquitectos Luis M. Mansilla y Emilio Tuñón, ganadores en 2007 del premio de arquitectura contemporánea de la Unión Europea, Mies Van der Rohe. Su diseño recibió otros premios, como el de la XII Bienal de Arquitectura y Urbanismo de España. 

El singular castro de formas circulares, inaugurado en 2013, recuerda a los castros prerrománicos, muy abundantes en el municipio, de los que hay más de 100, pero sólo 31 catalogados. En él se encuentran, además de distintos departamentos del Concello de Lalín, el Castrodeza o Centro de Interpretación de los Castros, de acceso gratuito.  

6. Perderse por la Fraga de Catasós

Fraga de Catasós  turismo.lalin.gal

En Galicia sólo hay ocho monumentos naturales y uno de ellos está en Lalín: la Fraga de Catasós, con más de 45 mil metros cuadrados de superficie y ejemplares descomunales de robles y castaños de hasta 30 metros de altura y más de 5 metros de perímetro. 

La Fraga era propiedad de la familia Quiroga, que residían en el pazo de Quintela, a pocos metros de la fraga, por lo que también se conoce al lugar como Fraga de Quiroga, Souto o Carballeira de Quiroga. El bosque y aledaños es de tal importancia que en el año 2000 se declara Monumento Natural, pasando a ser espacio protegido. 

Para recorrer parte de la fraga lo más recomendable es acometer la ruta que nos llevará por un sendero circular debidamente señalizado, de fácil y breve recorrido y equipado con varios paneles infomativos que describen su flora y su fauna. 

7. Trasladarse en el tiempo a una antigua aldea gallega 

Museo Etnográfico Casa do Patrón  turismo.lalin.gal

Junto al ya mencionado Castro de Doade, en la aldea de Codeseda, se encuentra el magnífico Museo Etnográfico Casa do Patrón, donde están expuestas muchas de las piezas encontradas en el castro. Y no sólo eso, si no también una colección de más de 4500 piezas recopiladas por toda la geografía gallega y expuestas en 13 salas distribuidas en 3 edificios distintos. 

Además la misma Codeseda es un enorme museo que transporta al visitante a años atrás, en el que se muestra con detalle cómo se vivía en Galicia hace un par de siglos: allí se ubican viviendas, tabernas, una escuela y hasta una consulta médica que se han restaurado y recuperado con mimo como conjunto etnográfico durante más de veinte años. 

8. Disfrutar del aire libre en el Área recreativa de Mouriscade 

Área recreativa de Mouriscade

A sólo 7 kilómetros del casco urbano de Lalín el visitante encuentra la calma en Mouriscade, un área recreativa a la orilla del río Asneiro, que es un lugar perfecto para pasar el día en familia o con amigos, puesto que cuenta con zona de merenderos y de descanso. 

Para los más activos, desde aquí parten dos senderos. La Ruta circular de Doade, que en 9 km de recorrido nos lleva por la aldea del mismo nombre y al citado Museo Etnográfico Casa do Patrón, así como hasta otros enclaves de interés como el Castro de O Penedo, el mirador del Monte Xestoso o la aldea de Muiños. 

La segunda posibilidad para recorrer esta zona natural es completar la Lineal del Alto Deza, que transcurre por parte del sendero anterior, siguiendo hasta la Serra de Candán y pasa por lugares como Lebozán, As Liñeiras, Chedas, Zobra o la Trigueira, donde hubo una importante explotación minera de estaño. 

9. Recorrer un tramo del Camiño do Inverno

Camiño do Inverno  turismo.lalin.gal

Pero si hay una ruta que se lleva el protagonismo en Lalín esa es el recientemente reconocido como Camiño do Inverno. Ni más ni menos que una alternativa al masificado Camino de Santiago Francés, que presume de disponer de mayor riqueza natural que el anterior. 

El Camino de Invierno comienza en la ciudad leonesa de Ponferrada y pasa por el Valle del Sil. Recibe esta denominación por ser una zona de paso más fácil para los peregrinos durante los fríos y lluviosos días de invierno, ya que evita toda la zona montañosa de O Cebreiro y sus nevadas. Consta de 9 etapas en las que se pasa por paisajes tan increíbles como Las Médulas y localidades como Monforte de Lemos o Chantada.  

En su 7ª etapa el Camiño do Inverno pasa por Lalín, por lo que se puede hacer un breve tramo desde la misma villa siguiendo las señales indicativas del Camino. 

10. Comer un buen cocido de Lalín 

Cocido de Lalín  turismo.gal

No puedes dejar Lalín sin probar su deliciosa gastronomía entre la que sobresalen dos manjares típicos de Galicia. Uno de ellos es el pulpo, que paradojicamente y a pesar de encontrarnos en una zona de interior, es de los mejores de Galicia junto con el de O Carballiño. 

Además del pulpo podrás disfrutar del cocido típico de Lalín, uno de sus platos más consumidos y por que el que la localidad aprecia tanto al cerdo, del que hasta hay una escultura en su honor en medio de la villa. Y por él se celebra la Festa do Cocido, cada domingo anterior al de Entroido. 

Pásate por La Lalinense, una tienda de embutidos donde podrás llevarte el mejor recuerdo de tu estancia: productos cárnicos procedentes del cerdo y hasta un cocido enlatado para acordarte de Lalín cuando lo degustes. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vídeo promocional del Concello de Lalín

Vivir