El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Laxe de visita

Con una de las mejores playas urbanas de Galicia, el municipio de Laxe recibe al viajero con su encantador casco histórico, zonas arqueológicas de interés y una curiosa cala llena de vidrios de colores que se ha convertido en uno de los reclamos turísticos de esta tierra. Pero Laxe es mucho más, desde su Faro vestido de impoluto blanco hasta la fascinante Lagoa de Traba, descubre una de las zonas más atractivas de la salvaje Costa da Morte.
Laxe y su playa urbana
Laxe y su playa urbana
Ofrecido por:

Laxe es un municipio coruñés de la comarca de Bergantiños que se sitúa en la zona central de Costa da Morte y al sur de la Ría de Corme e Laxe, con una superficie de 37,48 km cuadrados y una población aproximada de 3.000 habitantes. El topónimo Laxe procede del término de origen celta “lagena”, que significa losa o piedra plana. Laxe es eminentemente costero, siendo la pesca y la agricultura la base de su economía

Información de interés

Cómo llegar a Laxe

Para llegar a Laxe desde la ciudad de A Coruña hay que recorrer en coche los 70 kilómetros que las separan y la forma más rápida y cómoda de hacerlo es tomar la AG-55 dirección Carballo, para dejar esta vía en la salida 60 hacia la AC-430 que nos llevará hasta la villa de Laxe. 

Coordenadas GPS

43.222067,-9.006177

Razones para visitar Laxe

La playa urbana de Laxe y la Lagoa de Traba son dos motivos más que suficientes para acercarse a Laxe, aunque sea en visita de un día. Pero el municipio ofrece mucho más, con su gran riqueza arqueológica encabezada por los Petroglifos de Pedra Xestosa,  el increíble mirador de Punta de Laxe y la famosa Praia dos Cristais. Todos estos atractivos han hecho de Laxe una de las villas más turísticas de Costa da Morte. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Laxe, siendo los señalizados en color azul pueblos, monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Laxe

10 planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Laxe

  1. planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Laxe

1. Contemplar (y disfrutar) la Praia de Laxe

Praia de Laxe (Turismo de Galicia)

El magnífico arenal de Laxe se extiende a los pies de la villa a lo largo de 1 km y medio y se corona como una de las mejores playas urbanas de Galicia. Al estar en el mismo centro de la villa y ser una de las protagonistas de la misma dispone de todos los servicios, como aparcamiento próximo, duchas, pasarelas de madera bien integradas en el entorno natural y cafeterías cercanas a la zona de playa, pero eso no le resta ni un ápice de su encanto. 

Está protegida por una pequeña zona dunar y es de aguas tranquilas, lo que la convierte en perfecta para el baño y para visitar en familia. El blanco nuclear de su finísima arena es lo que destaca en esta playa, uno de los espacios naturales más bellos de Laxe.  

2. Hacer una ruta por el casco urbano de la villa de Laxe

Iglesia Santa María da Atalaia (Turismo de Galicia)

Uno de los mejores planes que hacer en la villa de Laxe es pasear por su zona urbana que es, en su gran mayoría, casco antiguo y en la que conviven varios tipos de vivienda marinera a lo largo de las estrechas callejuelas paralelas a la playa. 

Las calles más relevantes de este conjunto arquitectónico son la Rúa Real y la Casa do Arco, ésta última va ascendiendo hasta uno de los monumentos más destacables de Laxe y desde donde obtener buenas vistas del puerto y la playa: la Iglesia de Santa María da Atalaia, construida a finales del siglo XIV y emplazada en una pequeña colina sobre el muelle. 

Otras calles que no te puedes perder en tu visita son las calles Xuventude, Pracer o Panadeiras, que desprenden historia en cada uno de sus rincones. 

3. Conocer la evolución marinera de Laxe en su Museo do Mar

Museo do Mar en Laxe (Turismo de Galicia)

Si hay una visita cultural recomendada en Laxe es su Museo do Mar, donde aprender sobre la historia y evolución de la vida y costumbres marineras en el municipio. El museo está situado en la antigua Casa Cuartel de la Guardia Civil, un edificio en pleno casco histórico de la villa, con cuatro plantas dedicadas a exposiciones permanentes. Aquí encontramos antiguos mapas, maquetas de embarcaciones y diversos objetos relacionados con la vida en Costa da Morte, además de viejas fotografías de los habitantes de Laxe y anécdotas sobre personajes ilustres del lugar. 

El Museo deo Mar de Laxe es el complemento perfecto para un paseo por el puerto de la localidad. 

4. Acercarse hasta la curiosa Praia dos Cristais

Praia dos Cristais de Laxe   Turismo de Laxe

A la Praia dos Cristais hay que ir moderando las expectativas, pues es una pequeña cala de no más de 5 metros de ancho situada junto al cementerio de Laxe y que se puede alcanzar fácilmente en un agradable paseo desde el centro. Se caracteriza porque la arena ha sido sustituida casi en su totalidad por cristales pulidos de color verdoso que pareciera que el mar ha arrojado a tierra con su oleaje. 

Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que en la parte superior de la playa, junto al cementerio, había un vertedero en el que se acumulaban cientos de botellas de vidrio que fueron cayendo hacia la playa, siendo pulidos sus pedazos por el mar, que a su vez los devolvía a la costa. Así pues, halos románticos aparte, la Praia dos Cristais no es más que un vertedero de cristales, aunque muy fotogénico, que en la actualidad constituye uno de los principales reclamos turísticos de Laxe. 

5. Acabar el día en el enigmático entorno del Faro de Laxe

Faro de Laxe (Turismo de Galicia)

En busca de los mejores atardeceres de la zona, dirígete a la Punta de Laxe, donde encontrarás su faro, una sencilla estructura cilíndrica cubierta de azulejos blancos construida en 1920 y que es gemelo del Faro Roncudo de Corme, su población hermana. 

Es éste un entorno espectacular para contemplar toda la Ría de Corme-Laxe, el Penal de Veo y la Duna de Monte Branco, una de las dunas rampantes más altas de Europa. En sus inmediaciones está “A Espera”, una escultura en bronce de una madre con su hijo en brazos que rinde homenaje a todas las familias que esperan el regreso de los suyos a puerto. 

El Faro de Laxe forma parte de la cuarta etapa del Camiño dos Faros, una ruta a pie pendiente de homologación que recorre los 200 kilómetros que separan Malpica de Fisterra siguiendo el rastro de los faros de Costa da Morte. Te sugerimos que hagas una parada a la izquierda antes de llegar al faro: hay una zona de merenderos con mesas que funciona como estupendo mirador hacia la ría. 

6. Alucinar con el entorno de la Lagoa de Traba

Lagoa de Traba (Turismo de Galicia)

Nos adentramos en un paisaje protegido, Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Es el Espacio Natural de Traba, formado por una extensa playa de casi dos kilómetros de longitud, que se extiende entre la Punta de Arnado y la Punta de Traba, un amplio cordón dunar y una laguna natural. 

Si te gusta disfrutar de la naturaleza en estado puro y amas la costa éste es tu lugar en Laxe, rodeado de una flora muy variada y frecuentado por numerosas aves que han convertido Traba en una auténtica reserva ornitológica y un paraíso para la observación de aves en su hábitat natural. 

7. Observar a los surfistas en la Praia de Soesto 

Praia de Soesto (Turismo de Galicia)

A sólo diez minutos en coche de la villa de Laxe aparece ante nuestros ojos una de las playas más bonitas de la comarca, que comparte con la urbana de Laxe su arena blanca y fina: la Praia de Soesto. Es una zona habitual para la práctica del surf pero también es ideal para el paseo y, con suerte, para avistar delfines desde su costa. 

Soesto es una playa sin servicios y sin casas próximas, por lo que podrás disfrutar de un entorno natural a pocos kilómetros de Laxe. 

8. Llevar a tu pareja a la Pedra dos Namorados

Pedra dos Namorados, en Laxe (MUSEO DO MAR DE LAXE – MIGUEL MÚÑIZ)

Dicen que las piedras de Laxe son mágicas, recordemos el origen del topónimo que significa losa o piedra plana, destacando la importancia de estos elementos naturales en el municipio. Hay muchas “pedras dos namorados” en Galicia; la de Laxe se ubica cerca de la Praia dos Cristais y es un romántico lugar de encuentro de aquellos que dejaban testigo de su amor grabado en la roca. 

Busca entre las inscripiciones, pues hay algunas bastante famosas, como las de Isidro Praga Pondal, el ilustre químico y geólogo nacido en Laxe en 1900. 

9. Visitar los restos arqueológicos de los Petroglifos de Pedra Xestosa

Petroglifos de Pedra Xestosa (Turismo de Laxe)

Hablando de piedras, mucho más importante que la anterior por su valor arqueológico y patrimonial es el Petroglifo de Pedra Xestosa, ubicado en Terras de Soneira en el límite entre Laxe y Vimianzo. Es una estación de arte rupestre única en Costa da Morte por su complejidad y por tener representaciones animales, que no es habitual encontrar en los petroglifos de este tipo. 

En uno de los paneles se representa una escena de caza con trazos esquemáticos y algo borrosos, pero que permiten adivinar una figura de apariencia humana con varios cánidos. 

Otro resto arqueológico en la zona es el Dolmen Fornela dos Mouros, datado entre el 2500 y el 2000 a.C. y el Castro de Castrelo, en Soesto, del que la parte mejor conservada es la amurallada. 

10. Investigar el entorno próximo de Laxe

Porto de Corme (Turismo de Laxe)

Los alrededores de Laxe tienen mucho que decir, sobre todo teniendo en cuenta el entorno en que nos situamos, Costa da Morte. A 20 kilómetros está la villa de Corme-Porto con su Faro Roncudo y unos de los mejores percebes de Galicia. A medio camino entre ambas villas, la espectacular Praia de Balarés en Ponteceso es otro espacio natural que hay que visitar en tu ruta por los contornos de Laxe. 

Hacia el interior, el Dolmen de Dombate, un importante túmulo neolítico del IV milenio a.C. y si te sobra tiempo y quieres alejarte hacia el suroeste, a 22 kilómetros te espera la tierna historia de Man de Camelle, en la población del mismo nombre, y los restos de su pintoresco jardín marino.

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir