El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Curtis de visita

La Comarca de Betanzos guarda una sorpresa de interior a orillas del río Mandeo. Es el municipio de Curtis, rodeado de un importante patrimonio natural adornado por iglesias y cruceiros y donde productos tan sencillos como el queso y las nabizas tienen tan buen sabor que merecen su propia fiesta. Si no lo conoces, acércate.
Una cascada en Curtis
Una cascada en Curtis
Ofrecido por:

Curtis es un municipio coruñés que pertenece a la Comarca de Betanzos. Tiene una superficie de 116,57 km cuadrados y una población aproximada de 4.160 habitantes que se asientan en su mayoría en zonas rurales y cuenta con dos núcleos principales de población que suponen la cara más moderna del municipio: Curtis y Teixeiro. 

Información de interés

Cómo llegar a Curtis

Son 42,2 kilómetros los que separan Curtis de la ciudad de A Coruña, siendo la forma más habitual de recorrer esta distancia hacerlo por la AP-9 dirección Oza de los Ríos y posteriormente la AC-840. Desde Lugo se llega a Curtis por la A-6 y desde el sur de Galicia a través de la AP-9/A-54. 

Coordenadas GPS

43.141216,-8.145399

Razones para visitar Curtis

Con importantes espacios naturales como la Serra da Cova da Serpe, compartida con Lugo, o el Monte Enxameado, Curtis tiene al río Mandeo como principal protagonista de su paisaje. Por aquí también pasa el Camino del Norte, dando pie a numerosas manifestaciones arquitectónicas de índole religiosa como iglesias y cruceiros. Sus famosas fiestas gastronómicas, con las nabizas y el queso como estrellas principales, son otro plus por el que visitar uno de los municipios más desconocidos de Galicia. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Curtis siendo los señalizados en color azul pueblos, monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Curtis

10 planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Curtis

1. Recorrer sus numerosos castros

Castro de Foxado (Nemigo vía Wikipedia)

El municipio de Curtis conserva un gran número de castros, en especial en las parroquias de Santa Eulalia y Santa María de Fisteus, donde se conservan abundantes restos de antiguos poblados fortificados, cada uno con sus diferentes singularidades y su estado de conservación. 

Entre ellos destacan los castros de Vilarullo y Santaia, de planta circular que corresponden posiblemente a un antecastro hoy desaparecido. El castro de Vilardois se ubica sobre el Mandeo, delimitado por una muralla rodeada por un foso, y el de Fisteus, localizado en la parroquia del mismo nombre, tiene forma elíptica, también con restos amurallados. 

2. Admirar su arquitectura religiosa

Santa María de Foxados  turismo.gal

Curtis se ubica en un entorno donde predominan las costumbres, ritos y creencias del rural más recóndito, donde el elemento religioso es importante. Es por ello que encontramos en todas las parroquias del municipio muchas muestras arquitectónicas de tipo religioso, las más relevantes en la parroquia de Santa Eulalia de Curtis

La iglesia de Nosa Señora dos Remedios, del siglo X, se construyó para cristianizar un lugar de ritos celtas y en sus contornos se encontraba la Fuente de Nuestra Señora, a la que se atribuyen aguas milagrosas. En su interior destaca el retablo del altar mayor, obra del maestro compostelano Enrique Carballido, y su espadaña del siglo XVIII. Junto al templo está el Carballo de Nosa Señora, un enorme roble centenario donde, según reza la tradición, se apareció la Virgen de los Remedios. 

La otra iglesia de interés en Santa Eulalia es la de Santaia, que data de antes del siglo IX y fue reconstruida en el siglo X. Otras construcciones medievales del mismo siglo son la iglesia de Santa María de Fisteus, San Roque de Xabriño, Santa María de Foxado o la Capela de Santiago de Paradela. 

Además Curtis dispone de incontables cruceiros, elemento protector en los cruces de caminos o patios de sus iglesias, como el Cruceiro de crucifijo o el de Paradela. 

3. La importancia de su arquitectura civil

Cruceiro de San Roque de Fisteus  turismo.gal

El Concello de Curtis ha cuidado con especial esmero su patrimonio artístico, tanto religioso como civil, ya que supone un símbolo de riqueza cultural y también por ser un importante atractivo turístico. 

Sobresalen su casas blasonadas y sus pazos, como el Pazo de Santaia, del siglo XVII, con su curiosa chimenea de su puerta de acceso. Entre sus antiguos habitantes destaca Don Pedro Sánchez, que nació en la casona en 1747 y que fue Racionero de la Iglesia de Santiago, fundador de la Sociedad Económica de Compostela y de la Biblioteca Pública de A Coruña. El Pazo de Abeledo, en la parroquia de Foxado, es otra muestra más de construcción señorial en el municipio.

Como construcciones curiosas están la Casa de Postas, también en Foxado, donde paraba el correo postal a pasar la noche y dar de comer a los caballos, y la antigua cárcel, en la parroquia de Fisteus, construida en 1791 y que hoy en día es una vivienda familiar. 

4. Disfrutar de su extenso patrimonio natural

Reserva Terras do Mandeo  galicianaturaleunica.xunta.gal

Al estar ubicado en un entorno rural, Curtis está rodeado de Naturaleza, y de hecho esta riqueza natural fue catalogada por la UNESCO en 2013 como Reserva de la Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo. Este amplio territorio, que abarca 17 municipios de la provincia de A Coruña, acoge una gran cantidad de especies silvestres de flora y fauna. 

En Curtis hay variados ecosistemas, como las brañas, formadas por brezales, humedales, turberas y prados, y zonas boscosas que actúan con hábitats secundarios para cobijar a muchas especies de flora y fauna silvestre. 

5. Subir la Serra Cova da Serpe

Serra da Cova da Serpe  turismo.gal

Como si fuera una sinuosa cordillera divisoria entre las provincias de A Coruña y Lugo, separando los ayuntamientos de Curtis y Sobrado en A Coruña de los de Friol y Guitiriz en Lugo,  la Serra da Cova da Serpe tiene unos 25 kilómetros de longitud y su punto más elevado es el Monte da Cova da Serpe, con 836 metros sobre el nivel del mar. 

En la zona hay grandes extensiones de pinares, varias antenas de telecomunicaciones y un parque eólico, pero también acoge parcelas de cría de ganado vacuno y equino libre, además de varias rutas de senderismo, por lo que es muy frecuentada por montañistas y caminantes. 

6. Admirar las vistas desde el Monte Enxameado

Monte Enxameado  turismo.gal

Hay otro espacio natural que hay que resaltar en Curtis. Es el Monte Enxameado, otro de los puntos más altos de la zona, con un excelente mirador a más de 600 metros de altitud desde donde se puede observar buena parte del municipio. Aquí nace el río Cabalar, afluente del Tambre, y en 1980 se localizaron en el mismo dos mámoas, una a 20 metros de la cumbre y otra a 250 metros. 

7. Caminar a orillas del Mandeo

Senderismo en Curtis  turismo.gal

Curtis es un municipio privilegiado en cuanto a patrimonio natural se refiere, perfecto para calzarse las botas y disfrutar de diversos itinerarios para recorrer a pie o en bicicleta, con el fin de dejarse atrapar por el paisaje gallego más auténtico, el de los bosques, ríos, prados y aldeas. Rutas que llevarán a los visitantes hasta monumentos históricos y naturales, que permitirán descubrir la arquitectura popular de la zona y las pequeñas maravillas de este desconocido municipio, de otra manera inaccesibles.

Las principales rutas de senderismo son la Ruta do Mandeo, a orillas del río, que lleva desde Teixeiro a A Ponte Mascoto, la Ruta dos Cabaleiros de Illana a Fisteus o la de Enxameado de Naveira a Santaia, todas de corto recorrido con no más de 6 kilómetros de longitud. 

8. Hacer un tramo del Camino de Santiago 

Camino de Santiago  santiagoturismo.com

El Camino de Santiago pasa por innumerables puntos de Galicia y también por Curtis, en concreto el Camino del Norte o Camino Cantábrico, que era el preferido por los reyes europeos de la Edad Media y por los peregrinos por la seguridad que ofrecía. 

Tanto el paisaje como el terreno convierten este itinerario en una opción muy demandada. En él convergen las vías romanas entre Lugo y Padrón. En Curtis se pueden recorrer casi 23 kilómetros de camino que nos llevan por interesantes muestras de la arquitectura rural gallega: casonas señoriales, iglesias, puentes, hórreos y fuentes, que comparten protagonismo con el bonito entorno natural del río Mandeo y los montes de la Cova de Serpe

9. Vivir sus fiestas gastronómicas: Feira da nabiza e do queixo

Queso de Curtis  turismo.gal

Como municipio rural que trabaja la agricultura y consume productos del campo y la ganadería, Curtis celebra muchas de sus fiestas a través de sus productos más típicos y más consumidos. Así, el primer fin de semana de diciembre tiene lugar su tradicional Festa da Nabiza e do Queixo, una jornada gastronómica que une dos de los sabores más característicos de Galicia: el caldo de nabiza (verdura que se recoge entre octubre y noviembre) y el queso de Curtis, incluido dentro de la denominación Arzúa-Ulloa. Además se hacen catas de estos productos y de otras delicias de la zona. 

10. Hacer salidas por los alrededores de Curtis

Fervenza das Brañas  turismo.gal

Si todo esto te sabe a poco no dudes en explorar las proximidades de Curtis, donde encontrarás lugares tan sorprendentes como la Fervenza das Brañas (o Toques) o la Casa Grande de Xanceda, una granja sostenible que admite visitas programadas, en el vecino pueblo de Mesía. 

A menos de media hora en coche hacia el norte, Betanzos dos Cabaleiros con su singular arquitectura señorial y al sur, Melide, otro punto de paso del Camino, considerado el centro geográfico de Galicia, con su buen pulpo y su siempre interesante casco histórico. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir