El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Noia de visita

Dice la leyenda que los descendientes de Noé fundaron Noia y que su iglesia principal, de torre inconclusa, alberga una gran maldición. Aquí está el conjunto de lápidas más importante de Europa, la Feria Medieval más auténtica de Galicia y la mejor empanada de berberechos del mundo. Noia, mucho por conocer.
Noia al atardecer
iStock
Noia al atardecer
Ofrecido por:

Noia es un municipio gallego de la provincia de A Coruña situado en el punto más interior de la Ría de Muros y Noia, la más septentrional de las Rías Baixas. Con 37,21 km cuadrados y una población de 14.337 habitantes, Noia es uno de los municipios con menos superficie de toda Galicia y es capital de la comarca del mismo nombre.

Información de interés

Cómo llegar a Noia

Desde A Coruña hasta Noia hay aproximadamente 111 kms. La forma más rápida y cómoda de llegar es tomar la AP-9 dirección Santiago y una vez pasada la capital gallega seguir las indicaciones hacia la AG-56 para incorporarse finalmente a la AC-550 que nos conduce finalmente a la capital del municipio, la villa de Noia. 

Coordenadas GPS

42.785868,-8.887916

Razones para visitar Noia

Noia es una villa profundamente marcada por su pasado medieval (adjetivo que no dejaremos de repetir en este artículo) del que son testigo sus iglesias más relevantes y su imponente Ponte Nafonso, que la comunica con Outes. Además Noia tiene ría, playas, rutas de senderismo que te llevarán hasta lugares idílicos y el mayor conjunto de lápidas medievales de toda Europa. ¡Y unas deliciosas empanadas de berberecho!

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Noia, siendo los señalizados en color azul pueblos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Noia

Panorámica de Noia

10 cosas que deberías hacer si visitas Noia

1. Callejear por su encantadora zona medieval

Casa da Xouba (Turismo de Galicia)

Pasear por la “zona vieja” de Noia es como sumergirse en un cuento y trasladarse al Medievo, cuando la villa era tierra de zapateros y el enclave portuario más importante del Atlántico, concebido como “El puerto de Santiago” por su estratégica situación geográfica. 

Declarado Conjunto Histórico Artístico, el casco antiguo de Noia destaca por sus casas marineras con soportales de estilo gótico y por los escudos nobiliarios que identifican a las casonas señoriales y a los pazos urbanos más importantes, como la Casa da Xouba y el Pazo Dacosta

Un paseo por la Noia medieval debe incluir a sus tres antiguos hospitales, Hospital Santo, Hospital de San Lázaro y Hospital de Adentro, especialmente éste, conocido también como Casa de la Gramática. 

Tampoco debes perderte las tres iglesias más importantes de la localidad: San Francisco, San Martiño, visible desde cualquier rincón de Noia y Santa María A Nova, de las que hablaremos a continuación. 

2. Admirar el conjunto de lápidas más antiguo de Europa

Museo das Laudas en Santa María A Nova

Es precisamente en esta última, Santa María A Nova, iglesia gótica del siglo XIV (construida sobre una capilla primitiva del siglo XII), donde encontramos el Museo das Laudas: más de 500 lápidas de piedra datadas entre los siglos XIV y XIX y que constituyen el mayor y más antiguo conjunto de lápidas que se conservan de toda Europa.

Pero eso no es todo. Echa un vistazo a su cementerio o Quintana dos Mortos y encontrarás un singular cruceiro con baldaquino, uno de los pocos que se conservan en Galicia con esta peculiaridad. 

3. Contemplar su iglesia inacabada de una sola torre (con leyenda incluida)

Iglesia de San Martiño

La Praza do Tapal, una de las más amplias y animadas de Noia, es el lugar perfecto para tomarse algo en sus terrazas, contemplando una de las maravillas de la arquitectura gótica del siglo XV en Galicia: la Iglesia de San Martiño, en la que destaca su portada de estilo compostelano. 

Pero si hay una protagonista invisible en esta iglesia es su torre inacabada, cuya “leyenda negra” ha causado alguna que otra desgracia en la localidad. Por algún motivo esta torre nunca llegó a terminarse y se decía que quien osara intentarlo correría un destino fatal. Tuvieron que pasar cinco siglos para que, en 1973, el cineasta sevillano Claudio Guerín se atreviera a construir una torre ficticia de cartón piedra para el rodaje de su película “La campana del infierno”. El título parecía una premonición, pues Guerín se precipitó accidentalmente al vacío desde la endeble torre, muriendo en el acto. Una cruz en el suelo recuerda este suceso, que no ha hecho más que alimentar la leyenda de la torre inacabada. 

Hay otras muchas leyendas en Noia, como la que confirma a los descendientes de Noé (sí, el mismísimo personaje bíblico del Antiguo Testamento) como fundadores de la antigua ciudad de Noia. 

4. Cruzar el Ponte Nafonso (y el de Traba)

Ponte Nafonso

A las afueras de Noia nos espera uno de los puentes de piedra más importantes de la Ría de Muros y Noia, el Ponte Nafonso, que con sus 270 metros de longitud es también uno de los más largos de Galicia. Se cree que data del siglo XII y tenía en sus inicios veintisiete grandes arcos ojivales de los que hoy en día sólo se conservan veinte. 

La finalidad de este gran puente era unir las comarcas de Outes y Noia para permitir el paso de personas y de mercancías. Hoy sobrevive como símbolo de esa unión entre comarcas y como uno de los elementos más significativos de la Noia medieval. 

Otro puente que no puedes perderte es el Ponte de Traba, que con sus cuatro arcadas cruzaba la antigua calzada romana que conducía hasta la ciudad portuguesa de Braga. En su desembocadura acoge los Molinos de Pedrachán, un antiguo conjunto de molinos rehabilitados que son otro de los puntos de interés de la zona. 

5. Vestirte de época en su Feria Medieval

Feria Medieval de Noia

Es bien sabido que la Feria Medieval de Noia, que se ubica a lo largo de su casco antiguo, es una de las celebraciones de este tipo con más renombre de toda Galicia. El ambiente medieval está asegurado, con animación en sus calles, una decoración muy cuidada, puestos de artesanía y productos gastronómicos, fardos de paja como mesas y todos sus vecinos ataviados de época. 

No puedes pisar esta auténtica fiesta sin vestirte como en la Edad Media y si no dispones de ropa adecuada no te preocupes porque podrás alquilarla. Pide una buena empanada de berberechos o zamburiñas y alza tu copa o tu cerveza para brindar por una de las fiestas más populares de la comunidad gallega, que este año “nos ha sido robada” pero estamos seguras de que volverá en el verano de 2021 con más fuerza que nunca. 

6. Practicar senderismo a las orillas del Tambre

Embalse del Tambre

Los amantes de la naturaleza y los paseos disfrutarán mucho en Noia, pues aquí hay varias rutas de senderismo, de las que destacamos la que comienza en la Central Hidroeléctrica del Embalse del río Tambre. Muy cerca encontramos el famoso y fotogénico puente colgante en el que comienzan tres rutas de senderismo de distinta dificultad y que oscilan entre los 1250 y los 3500 metros de longitud. 

Los tres recorridos son muy agradables y transcurren en gran parte junto al río Tambre, donde además hay zonas de merendero para comer al aire libre. 

7. Visitar el sepulcro megalítico de Cova da Moura

Dolmen de Argalo

Noia dispone de un patrimonio monumental y artístico tan importante que no podemos dejar de incluir en él una de sus joyas: el Dolmen de Argalo, conocido como  da Cova da Moura. Este sepulcro megalítico del 3000 a.C. mide más de 5 metros de largo por 2,5 de alto y en su interior se hallaron importantes elementos de la cultura megalítica como puntas de flecha, hachas, cerámica y varios figuras o ídolos de barro. 

Lo ideal es alcanzarlo en un paseo de poco más de 2 km desde Noia, para acercarse después a la bonita Cascada de Argalo y completar la visita con la iglesia de esta aldea, del siglo XVIII. 

8. Parque da Alameda, un buen plan familiar

Parque da Alameda

En tu visita a Noia no pueden faltar los planes familiares, sobre todo si viajas con niños, y para ello nada mejor que acercarte al Parque da Alameda, uno de las zonas de ocio más amplias, aunque también concurridas, del municipio. 

Aquí están la Casa del Ayuntamiento y la iglesia renacentista de San Francisco, los bonitos jardines Felipe Castro con sus icónicos magnolios, la Alameda con el Palco da Música y la Praza das Angustias, donde hace años había un mercado. También un parque infantil y una zona de cafeterías con terrazas donde reponer fuerzas en tu visita a Noia. 

9. Darte un chapuzón en sus playas

Playa de Boa Grande

Las playas suelen forman parte del itinerario ideal de cualquier turista, sobre todo en verano y en Noia encontramos varias, que son muy visitadas por los vecinos de Santiago dada su cercanía a la villa. 

Entre ellas están Taramancos, Boa Pequena y Boa Grande, las dos últimas de aguas tranquilas, y la concurrida Testal, la más cercana a la villa y en la que con marea baja se puede observar el trabajo de las mariscadoras en la ría. No olvidemos que la recogida de berberecho es uno de los puntales económicos de sector marinero en el municipio. 

10, Investigar el entorno de Noia

Cascada de San Xusto, Lousame

Como siempre recomendamos no quedarse sólo en la población recomendada, en este caso Noia, si no también investigar en sus contornos para descubrir lugares tan interesantes como Porto do Son con sus espectaculares playas y el imprescindible Castro de Baroña, situado junto al mar, San Xusto de Toxosoutos en Lousame, con su monasterio y sus cascadas, además del Mirador do Monte Culou, también en Lousame.

Ya hacia Muros, la zona de Esteiro con sus playas familiares o la misma población de Muros con su bonito y decadente casco histórico donde perderse disfrutando de otra de las villas marineras más bellas de esta ría. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

#loestamosconsiguiendo

#candopasetodoisto

Vivir