El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver si visitas Viveiro

Si tenemos que elegir entre uno de los lugares que no te puedes perder en la Rías Altas ese es Viveiro. Capital de la Mariña Occidental, esta encantadora villa costera con un legado medieval importante se convierte en todo un imprescindible de Galicia.
Viveiro desde el Monte de San Roque
iStock
Viveiro desde el Monte de San Roque
Ofrecido por:

Viveiro es un municipio gallego de las Rías Altas que pertenece a la llamada Mariña Occidental de Lugo. Con 109,3 km cuadrados y casi 16.000 habitantes, se sitúa en el valle formado por el río Landro que desemboca en la Ría de Viveiro. La ciudad de Viveiro está a sus orillas, pegada a las localidades de Covas (separada de ella por un puente sobre la ría) y Celeiro, famosa por su puerto de pescado.

Información de interés

Cómo llegar a Viveiro

Para llegar a Viveiro desde A Coruña, de la que la separan unos 113 kilómetros por carretera, hay que tomar la AP-9 hasta Pontedeume y posteriormente, tras varios enlaces, incorporarse a la nacional LU-540 con dirección Viveiro. 

Coordenadas GPS

43.664472, -7.594470

Razones para visitar Viveiro

Viveiro es capital de la Mariña Occidental lucense y brilla con luz propia por muchas razones: por la vida que destila a pie de calle en cada rincón, por su incomparable Playa de Covas, sus magníficos miradores sobre la ría y su buen comer. Es conocida por su Semana Santa, por el Resurrection Fest y por ser la tierra donde nacieron el poeta Pastor Díaz y la reconocida pintora Maruja Mallo. Aquí el Medievo dejó una huella indeleble en forma de edificios religiosos y la luz, que todo lo inunda, se refleja en sus edificios acristalados para vestir de brillo la localidad. 

Porto de Celeiro

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Viveiro, siendo los señalizados en color azul pueblos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Viveiro

1. Acceder a Viveiro cruzando el Puente da Misericordia

Puente da Misericordia

Te proponemos que entres al casco histórico de Viveiro por la Puerta de Carlos V, cruzando antes el Puente da Misericordia. Este imponente puente del siglo XV, también conocido como Puente Mayor (mide 500 metros) tenía inicialmente 12 arcos pero debido a sus constantes reconstrucciones sólo se conservan 9 de ellos. 

De otro lado del puente está el acceso a la Playa de Covas o el camino que nos lleva hasta Portochao siguiendo el paseo fluvial del río Landro. 

2. Quedarse absorto admirando la Praza Maior

Santa María do Campo en la Praza Maior

A través del Puente da Misericordia entramos en la Praza Maior de Viveiro, con sus característicos edificios acristalados, que se extiende bajo la hermosa iglesia de Santa María do Campo. Es una plaza amplia y diáfana que cuenta con la estatua del poeta y político Nicomedes Pastor Díaz, oriundo de la localidad. 

La Praza Maior es el corazón que late con fuerza en el centro de Viveiro, lugar de celebración de fiestas y espectáculos en cualquier época del año y el núcleo de ocio de la población, donde terrazas, cafeterías y tiendas esperan al visitante para revelarle la esencia de Viveiro. 

3. Descubrir su pasado amurallado en la Puerta de Carlos V

Puerta de Carlos V

La medieval Viveiro fue una ciudad amurallada y como prueba de ello quedan varios vestigios en la ciudad, como sus puertas amuralladas (Porta da Vila, Porta do Valado). Entre ellas destaca la Puerta de Carlos V, de estilo plateresco, que es la mejor conservada y por la que se accede desde el puente hasta el casco histórico. 

Abre bien los ojos y observa los detalles de este portón ya que en su parte posterior, protegido por una hornacina, se encuentra San Roque, un de los santos patrones de la localidad. 

4. Obtener las mejores vistas desde el Mirador de San Roque

Vistas desde el Mirador de San Roque

Hay varios miradores en la zona que permiten observar Viveiro, su ría y sus contornos con claridad, como los montes Faro y Castelo, pero nos quedamos con el Mirador de San Roque, a 350 metros de altura sobre el nivel del mar. La subida a este mirador está perfectamente señalizada desde el centro de Viveiro y se acostumbra a hacerla caminando, en especial durante las fiestas dedicadas a San Roque. 

Las vistas que se obtienen del casco urbano y la playa son memorables y si eres adicto a los buenos atardeceres éste es el lugar perfecto para vivir uno de ellos.  

5. Maravillarse ante las curiosas formaciones de la Playa de Covas

Playa de Covas

Si hay un imprescindible que debes anotar en la agenda antes de partir hacia Viveiro es acercarte a la extensa Playa de Covas, la playa por excelencia de su núcleo urbano. Para llegar hasta ella desde el centro de Viveiro cruzamos el omnipresente Puente da Misericordia y en un agradable paseo estaremos ante uno de los arenales más bonitos de A Mariña lucense, de aguas cristalinas y arena dorada. 

Pero si hay algo que distingue a esta playa de otras similares son sus peculiares formaciones rocosas que emergen del agua, conocidas como “castelos”. Es aquí donde encontramos un monumento construido en honor a la fragata Santa María Magdalena y al bergantín Palomo, que naufragaron en esta costa en 1810 dejando la friolera de 500 muertos. 

Pero Covas no es la única playa interesante de Viveiro. La Playa de Area, situada en el lado opuesto de la ría, es otro arenal perfecto para tumbarse al sol de verano. 

6. Contribuir al comercio local con la Ruta da Artesanía

Turismo de Viveiro

Cuando se visita cualquier localidad es interesante hacer alguna ruta temática que nos permita conocer parte de su historia, y en Viveiro hay una perfecta para ello. Es la Ruta da Artesanía, que conduce al visitante por las calles de Viveiro para que, a través de la artesanía local, disfrute de experiencias únicas como conocer los oficios centenarios de los artesanos y participar en la elaboración de algunos de sus productos: la cerámica, la joyería o la ebanistería. 

También es una forma de promover el comercio artesano local y que algunas de sus especialidades no se pierdan. Puedes acceder al mapa de la ruta en este enlace. 

7. Conocer al “Avó” en el Souto da Retorta

Souto da Retorta

En nuestras recomendaciones no pueden faltar planes de naturaleza y en Viveiro hay unos cuantos. El más valorado por los visitantes es el Souto da Retorta o eucaliptal de Chavín, un pequeño paraje natural al margen del río Landro, declarado Monumento Natural en el año 2000 y que guarda en su interior una de las sorpresas de este viaje: el “Avó” (abuelo). 

Con una altura de 80 metros y un diámetro descomunal, este imponente eucalipto plantado en 1880, es uno de los árboles centenarios más grandes de Europa y considerado el más grande de España. 

8. Comer en uno de los mejores restaurantes de A Mariña

Terraza del restaurante Nito

No te desvelamos ningún secreto si te decimos que Viveiro es una de las ciudades donde mejor se come de toda Galicia. Se distingue por la calidad de sus productos del mar y de la ría y se caracteriza por la gran variedad de platos que se pueden disfrutar en sus más de sesenta establecimientos. 

Mariscos, pescados y pulpo son protagonistas de la cocina de esta zona y entre los locales de calidad destaca el Restaurante Nito, galardonado con Dos Soles por la prestigiosa Guía Repsol. Un elegante establecimiento con una terraza que se asoma a la ría donde degustar las mejores especialidades de Viveiro, no en vano es referente a nivel nacional por la calidad de sus pescados y mariscos. 

9. Alojarte en un hotel de ensueño

Hotel Ego en Viveiro

Justo al lado encontramos uno de los mejores y más modernos hoteles de Viveiro donde vivir tu mejor estancia en la villa: el Hotel Ego. Con sus cuatro estrellas ofrece unas inmejorables vistas a la ría, habitaciones de diseño y servicios especiales como zonas de relax con piscina y jacuzzi, spa, pista de pádel, gimnasio y zona infantil en un enclave espectacular. 

10. Descubrir todo lo que ofrecen los alrededores de Viveiro 

Antiguo cargadero de A Insua

Esta lista estaría incompleta sin nombrar el Porto de Celeiro, pequeño pero imprescindible, el convento de San Francisco, la Rua do Muro, una de las calles más estrechas de España, la curiosa Gruta de Lourdes donde hacer ofrendas a esta virgen, o el antiguo cargadero de A Insua, que servía para embarcar el mineral procedente de las minas de la Silvarosa y se sitúa en el área etnográfica del mismo nombre. 

Los alrededores de Viveiro también merecen alguna que otra excursión para conocer San Cibrao con su curiosa Maruxaina (conocida como “la Sirenita gallega” ), la famosa ruta por O Fuciño do Porco en O Vicedo o la cercana Fervenza do Pozo da Ferida.           

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

#loestamosconsiguiendo

#candopasetodoisto

Vivir