El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Castro Caldelas de visita

En el corazón de la Ribeira Sacra se encuentra Castro Caldelas, con su fortaleza medieval situada en una colina dominando los contornos, sus miradores a los Cañones del Sil y sus viñedos dispuestos en terrazas. Elegido como uno de los pueblos más bonitos de España, Castro Caldelas ofrece al viajero patrimonio cultural y natural en grandes dosis y merece una parada en cualquier ruta por la Ribeira Sacra ourensana.
Casto Caldelas
Casto Caldelas
Ofrecido por:

El municipio de Castro Caldelas se encuentra en la provincia de Ourense, enclavado entre las sierras de San Mamede y Queixa, y pertenece a la Comarca de Terra de Caldelas, del que es capital su principal localidad, también llamada Castro Caldelas. Con una superficie de 87,6 km cuadrados y una población aproximada de 1224 habitantes, pertenece a una de las zonas de interior más bellas de Galicia: la Ribeira Sacra. 

Información de interés

Cómo llegar a Castro Caldelas

Son 185 kilómetros por carretera los que separan la ciudad de A Coruña de Castro Caldelas. Para llegar hay que tomar la A-6/CG-2.2 dirección Lugo. Desde Santiago se llega por la AP-53 y OU-536 dirección Ourense y partiendo de Vigo por la A-52. 

Coordenadas GPS

42.376167,-7.415898

Razones para visitar Castro Caldelas

Quien se disponga a visitar Castro Caldelas descubrirá un municipio rico en viñedos y bosques mágicos regados por caudalosos ríos, un impresionante cañón sobre el Sil bajo sus espectaculares miradores, un importante patrimonio formado por arquitectura religiosa y monumental y una gastronomía de corte tradicional que hacen de este rincón de la Ribeira Sacra una perfecta base para visitar el resto de la comarca. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Castro Caldelas siendo los señalizados en color azul pueblos, monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Castro Caldelas

10 planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Castro Caldelas

1. Pasear por uno de los pueblos más bonitos de España

Casco antiguo de Castro Caldelas   Shutterstock

Una de las cosas imprescindibles que hay que hacer al llegar a Castro Caldelas es dar un tranquilo paseo por las calles de su casco histórico, de reconocida belleza. No en vano la localidad ha sido declarada como uno de los Pueblos más bonitos de España junto con Mondoñedo y A Ponte Maceira. 

La villa se construyó sobre una colina que ofrece grandes vistas a la ribera del río Edo y a lo largo de sus calles ascendentes van saliendo al paso viviendas con galerías blancas y casas blasonadas que fueron testigo de su esplendor medieval. Para acceder al casco antiguo se cruza la Praza do Prado y caminando por sus estrechas calles nos asaltan los escudos nobiliarios que coronan las fachadas de sus casas señoriales. Desde allí se alcanza la fortaleza, que domina la ciudad desde lo alto. 

2. Subir al Castillo de Castro Caldelas

Castillo de Castro Caldelas  Shutterstock

La imponente Fortaleza de Castro Caldelas se ubica en lo alto del promontorio desde el que se domina toda la comarca de Terras de Caldelas. Por su denominación de “castro” se deduce que el terreno que hoy ocupa el castillo fue hace siglos el asentamiento de alguna aldea prerromana y, posteriormente, un campamento romano. 

En el siglo XIV la Casa de Lemos construyó la actual fortaleza y, tras pasar por la Revuelta Irmandiña, un incendio, varias reconstrucciones y acabar en manos de la Casa de Alba, hoy alberga un importante centro cultural que da servicio a toda la comarca, con biblioteca, salas de conferencias y exposiciones y un completo museo etnográfico. 

Como curiosidad destacar que en 1469, tras la destrucción parcial de la fortaleza por los Irmandiños, Pedro Álvarez Osorio I, Conde de Lemos, obligó al pueblo a reconstruirla, bajo la orden: “Vosotros la tirásteis y vosotros la levantaréis”. El pueblo de Castro Caldelas lo denunció ante la Audiencia de Valladolid, que falló a favor del pueblo. 

3. Visitar el Museo Arqueolóxico y Etnográfico

Museo arqueolóxio y etnográfico   turismo.gal

Situado en el castillo de la localidad y en pleno barrio histórico, el notable Museo Arqueolóxico y Etnográfico de Castro Caldelas recoge muchos de los restos arqueológicos hallados en el propio patio de la fortaleza, que ofrecen una visión completa de la importancia de la villa a lo largo de la Historia. También dispone de un área etnográfica, donde se exponen aperos de labranza y de otros oficios desempeñados en la comarca. Aquí también encontramos la Oficina de Información Turística, donde obtener interesante información sobre el museo, el castillo y otros lugares de interés de la Ribeira Sacra. 

4. Dormir en la Casa de Vicente Risco

Casa de Vicente Risco  turismo.gal

El escritor gallego Vicente Risco, nacido en Ourense en 1884, vivió en Castro Caldelas durante su infancia, en la que frecuentó el castillo, pues su abuelo había sido administrador de los propietarios, la Casa de Alba, a mediados del siglo XIX tanto en Castro Caldelas como en Trives. Risco, que perteneció a las Irmandades da Fala y a la Xeración Nós, fue fundador del Partido Galeguista y autor de la Teoría do Nacionalismo Galego. Destacar como anécdota que el escritor utilizaba las hojas de algunos documentos del castillo para escribir algunas de sus obras, ya que entonces el papel escaseaba. 

La casa en la que vivió hoy funciona como alojamiento rural, perfecta base de operaciones para conocer la villa y el entorno de la Ribeira Sacra. 

5. Recorrer sus importantes santuarios

Iglesia de Santa Isabel   Shutterstock

En la comarca en la que se ubica y, en concreto en el municipio de Castro Caldelas, hay una gran cantidad de iglesias, capillas y santuarios que evidencian la gran vinculación con la iglesia del medio rural gallego. Entre ellas sobresale la Iglesia parroquial de Santa Isabel, un templo de pequeñas dimensiones del siglo XVI con estética renacentista desde la que se obtienen buenas vistas de la villa. 

El Monasterio de Abeleda, que se cree fue fundado en el siglo X y que se encuentra en estado de semi abandono, y el Santuario dos Remedios, un amplio edificio neoclásico con una cúpula elíptica, de gran importancia para los habitantes del municipio. 

6. Caminar hasta el Mirador de Matacás

Mirador de Matacás  turismo.gal

Estar en la Ribeira Sacra supone vivir cerca del Sil, que va horadando estas tierras y dejando su huella en forma de curvas y cañones a lo largo de toda la comarca. Para admirar estas curiosas formaciones se disponen a lo largo y ancho de este territorio de viñedos una serie de miradores, algunos naturales y otros hechos por la mano del hombre. Como el Mirador de Matacás, al que se puede llegar andando en una exigente ruta de senderismo, la PR-G 237. 

El sendero transcurre entre desniveles y viñedos dispuestos en terrazas, una constante en toda la Ribeira Sacra y que ha condicionado la vida de estas tierras. La recompensa al llegar a la cumbre de la ruta y encontrarse el mirador es disfrutar de unas espectaculares vistas sobre el Valle de Abeleda. 

7. Perderse en sus Bosques Máxicos

Bosques Máxicos  Shutterstock

Hay otro sendero de interés y pequeño recorrido que pasa por algunas de las zonas naturales más bellas de Castro Caldelas. Es la Ruta PR-G 213, conocida como Sendeiro dos Bosques Máxicos, un extenso trayecto de algo más de 20 kilómetros dividos en dos tramos que recorren lugares de gran importancia histórica como el Monasterio de Abeleda y su couto, o la antigua iglesia de Camba, además de discurrir por el sendero fluvial del río Edo y el Souto de Poboeiros. El recorrido transcurre casi por completo bajo los árboles de los bosques mágicos que rodean Castro Caldelas. 

8. Ascender al Mirador Pena do Xábrego

Mirador Pena do Xábrego  turismo.gal

Si además de deleitarte con las vistas del Mirador de Matacás buscas algún otro enclave donde disfrutar de una panorámica única, no lo dudes y sube hasta la Pena do Xábrego, en el lugar de Vilarellos, que ofrece la imagen más serpenteante y boscosa de los Cañones del Sil. A pesar de ser tierras aptas para la agricultura, es ésta una zona muy despoblada pues la plantacion de pinos en gran parte de esta parroquia supuso la desaparición del pastoreo. 

9. Visitar una bodega

Viñedos   castrocaldelas.es

Como muchos municipios de sus alrededores, Castro Caldelas pertenece a la Denominación de Origen Ribeira Sacra, ya que en sus escarpadas riberas se cultivan excelentes mencías y godellos entre otras variedades. Un buen plan para acercarse a la cultura del vino es visitar una bodega como Ponte da Boga, una centenaria bodega que cuenta con una situación privilegiada en un paisaje de laderas con difícil acceso e inclinadas terrazas de piedra y donde se puede aprender sobre la importancia de los viñedos en la vida de esta comarca ourensana. 

10. Hacer una ruta por la Ribeira Sacra

Ribeira Sacra  Shutterstock

Castro Caldelas se perfila como perfecta base en la que establecerse unos días para recorrer el resto de la Ribeira Sacra. Muy cerca se encuentra Parada do Sil, otra interesante población ourensana con miradores al Sil, como los Balcones de Madrid, y un importante templo románico: el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil. 

Más cerca aún están las Pasarelas do Río Mao, una popular ruta de senderismo que transcurre entre zonas boscosas y que desemboca en una playa fluvial apta para el baño. Al otro lado del río, Monforte, capital de la Ribeira Sacra, es la cara más urbana de la comarca, con una bonita zona monumental y una base ideal para recorrer la Ribeira lucense. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir