El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Ribeira de visita

A la sombra de las imponentes Dunas de Corrubedo se ocultan los numerosos encantos de un municipio coruñés, el de Ribeira, que cuenta con excelentes playas, buena gastronomía, un patrimonio arqueológico de primer nivel y algunos de los mejores miradores de Galicia.
Playa de Castro, en Aguiño
iStock
Playa de Castro, en Aguiño
Ofrecido por:

Ribeira es un municipio gallego de la provincia de A Coruña que pertenece y es capital de la comarca del Barbanza y se encuentra en plena Ría de Arousa. Con 68,83 km cuadrados y una población de 26.900 habitantes, Ribeira es uno de los municipios más poblados de la provincia coruñesa después de los grandes núcleos urbanos. 

Información de interés

Cómo llegar a Ribeira

Desde A Coruña hasta Ribeira hay aproximadamente 139 kms por carretera y la forma más rápida y cómoda para llegar es salir de la ciudad por la AP-9 en dirección Santiago. En unos 90 kms hay que tomar la salida 93 de la autopista para incorporarse a la AG-11, por la que deberemos continuar unos 49 kms más hasta alcanzar nuestro destino, la capital del municipio: Santa Uxía de Ribeira.

Coordenadas GPS

42.554679,-8.992291

Razones para visitar Ribeira

Es difícil competir en atractivos con el resto de municipios de la Ría de Arousa, un enclave muy especial que acoge incontables reclamos turísticos. Pero Ribeira tiene una de las joyas de la corona de los espacios naturales de Galicia, el Parque Natural de Corrubedo, que atrae miles de visitantes cada año y sorprende con su gran duna móvil. A Ribeira tienes que ir también por sus playas, por su ambiente marinero, por su riqueza arqueológica encabezada por el Dolmen de Axeitos y por tener algunos de los mejores miradores de la comunidad gallega, como el Monte Tahúme. ¿Necesitas más excusas para visitar Ribeira?

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Ribeira, siendo los señalizados en color azul pueblos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Ribeira

Panorámica de Santa Uxía de Ribeira (Turismo de Galicia)

10 cosas que deberías hacer si visitas Ribeira

1. Admirar la gran duna móvil del Parque Natural de Corrubedo

Parque Natural de Corrubedo (Turismo de Galicia)

Quien crea que lo ha visto todo debería visitar el Parque Natural de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán, un espacio natural protegido que alberga una gran variedad de ecosistemas en sus 996 hectáreas. Comprende una gran zona dunar en la que destaca la enorme duna móvil, de un kilómetro de largo y 20 metros de altura, que conviene visitar más en invierno que en verano, pues el viento hace que la arena se amontone mucho más que en temporada estival, luciendo así más elevada.

Además del espacio dunar, Corrubedo presenta un gran arenal de más de 4 kms distribuidos en varias playas (Ladeira, As Dunas, praias da Ferreira, do Castro, do Vilar y Anquieira), una zona de marismas donde se mezclan aguas saladas y dulces, conocida como Laguna do Carregal, y otra laguna alimentada sólo por agua dulce, la Laguna de Vixán

La zona es perfecta para observar la típica vegetación que crece en zonas arenosas, como el cardo marino, y también en zonas de laguna, como los juncos, además de habitar en ella un porcentaje importante de los anfibios y reptiles presentes en Galicia, siendo el acceso al parque libre y gratuito. 

2. Conquistar cual pirata la Illa de Sálvora

Illa de Sálvora

Sálvora es quizá, la isla menos conocida del Parque Nacional Marítimo Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia y la única de la provincia de A Coruña que pertenece a este parque natural, pero no tiene mucho que envidiar al resto de islas que lo forman. Mide sólo 1 kilómetro de largo y 300 metros de ancho, pero atesora un importante número de especies vegetales y animales. 

Y no sólo eso, pues Sálvora también tiene un faro, notables playas y una antigua fábrica de secado y salazón de pescado que más tarde se transformaría en Pazo residencial. Varias rutas de senderismo, la más conocida la Ruta da Aldea que nos lleva hasta sus restos, completan el interesante patrimonio de la isla. Recuerda que al ser entorno protegido las visitas están restringidas a 125 personas al día, por lo que sólo pueden realizarse en barco privado previo permiso de navegación, o mediante alquiler de embarcaciones con una de las navieras que realizan paseos en barco periódicos a esta isla.  

3. Saborear el ambiente marinero en el Puerto de Santa Uxía de Ribeira

Puerto de Ribeira

Llegar a un puerto gallego supone empaparse de mar y sabor a sal y el de Santa Uxía de Ribeira, capital del municipio y su ciudad más importante, no es para menos. Experiencia imprescindible perderse por sus rincones para contemplar el duro trabajo diario de los marineros, con la descarga de pescado cuando llegan a puerto, y de las redeiras, mujeres que aún reparan las redes y otros aparejos de pesca a la manera tradicional. Su lonja, con movimiento constante, es otro de los puntos de interés turístico de la localidad. 

Tampoco olvides acercarte a su prestigioso Club Náutico Deportivo, muy próximo al anterior, donde te encontrarás con las más modernas embarcaciones deportivas de Galicia. O al Puerto de Palmeira, pequeño y acogedor, donde confirmar que si algo tienen las aldeas costeras de Galicia es alma marinera. 

4. Recorrer en barco la Ría de Arousa

Barcas en la Ría de Arousa

Una de las actividades más demandadas de los turistas que visitan Galicia son los paseos en barco de un día, o unas horas, para contemplar desde el mar las villas marineras y los encantos de nuestras rías. 

La Ría de Arousa es perfecta para ello y encontramos muchas empresas que ofertan a precios razonables estos recorridos marítimos en los que se pueden observar los fondos marinos y visitar criaderos de mejillones, ostras y vieiras. El Concello de Ribeira realiza en verano rutas en velero por la ría, para las que es necesario reservar en su web: Concello de Ribeira

5. Subir al pequeño Monte Tahúme, para obtener grandes vistas

Monte Tahume

Con sus 242 metros de altitud el pequeño Monte Tahúme se ha convertido por derecho propio en uno de los mejores promontorios desde los que admirar las maravillas de este municipio. Desde allí se otean sin problema el extenso Parque Natural de Corrubedo, la Ría de Muros y Noia, el monte Louro y el Cabo Fisterra. Hacia el sur, toda la costa arousana, las Illas Atlánticas e incluso Baiona. 

Su cima puede alcanzarse en ruta de senderismo pero que no tiemblen los menos deportistas, pues también es posible acceder cómodamente en coche a este pequeño gran mirador que no debes perderte si visitas Ribeira. 

6. Elegir el mejor mirador, entre muchos, para despedir el día

Mirador do Castelo (Turismo Barbanza Arousa)

Y no sólo en Tahúme podemos obtener buenas vistas. Ribeira dispone de decenas de miradores interesantes desde los que contemplar los mejores atardeceres de la zona del Barbanza. El curioso Pedra da Rá, perfecto para contemplar Corrubedo o el Mirador do Castelo en Palmeira, situado sobre un antiguo castillo señorial, son dos de los ejemplos a destacar donde el ocaso se convierte en una experiencia inolvidable. 

7. Mirar a la Prehistoria en el Dolmen de Axeitos

Dolmen de Axeitos

En la parroquia de Oleiros, en Ribeira, hallamos su tesoro arqueológico más preciado, el Dolmen de Axeitos, también conocido como Pedra do Mouro o Anta de Axeitos, que es uno de los elementos megalíticos de época prehistórica más relevantes de la comunidad gallega. 

Este tipo de construcciones eran de tipo funerario, y en el caso del de Axeitos parecía pertenecer a un personaje o familia distinguida. El dolmen, de 4000 años de antiguedad, se conserva en muy buen estado y se alcanza fácilmente desde Santa Uxía de Ribeira.  Además del mismo podemos ver en Ribeira varios castros y petroglifos, como el de Pedra das Cabras en Figueirido. 

8. Pasar la tarde en las playas más tranquilas de la Ría de Arousa

Praia do Vilar

No será por playa en Ribeira pues el municipio cuenta con 31 playas que suman entre ellas casi 14 kms de arenales. La principal característica de estas playas es que son, en general, de aguas tranquilas, lo que las convierte en perfectas para todas las edades. Como la de Coroso, con más de 1700 metros de longitud, que cuenta con todos los servicios y un excelente paseo marítimo a lo largo de todo el arenal. 

Sin embargo, si buscas disfrutar del sol y del mar en un lugar espectacular dirígete al Parque Natural de Corrubedo y no te pierdas la Praia de Ladeira, amplia, de arena muy fina y aguas tranquilas, ideal para el baño y el paseo sin aglomeraciones. La Praia do Vilar, ya de mar batido y apta para el surf, sigue manteniendo el aura salvaje en el que disfrutar casi en soledad del espléndido entorno. 

9. Disfrutar en familia en el Parque de San Roque

Ecoparque Ribeira

Uno de los espacios más increíbles para disfrutar en familia en Ribeira es el Parque Periurbano de San Roque, que rodea el casco urbano de Santa Uxía de Ribeira. Además de ser un buen mirador sobre la Ría de Arousa el parque cuenta con una reproducción del Dolmen de Axeitos y también de un poblado castrexo, varios petroglifos, un menhir y un túmulo funerario. 

Un ecoparque (de pago) con varios circuitos de escalada, además de una cafetería y varias mesas de merendero convierten este espacio en un paraíso del ocio para los más pequeños de la familia. 

10. Seguir explorando el entorno de Ribeira

Castro de Baroña

Si has llegado hasta Ribeira, has disfrutado de todo lo que ofrece, que no es poco, y aún tienes ganas de más, coge la mochila y explora sus alrededores, en especial la Ría de Arousa y la de Muros y Noia, porque tienen mucho que ofrecer. 

Porto do Son y sus playas, el imponente Castro de Baroña y A Pobra do Caramiñal donde cambiar la playa por las increíbles pozas del Río Pedras, son algunas de nuestras sugerencias para un completo paseo por esta fascinante zona de Galicia. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

#loestamosconsiguiendo

#candopasetodoisto

Vivir