El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Vimianzo de visita

Es el municipio de Costa da Morte que tiene menos franja costera, pero Vimianzo no necesita de mar para resultar atractivo. Su castillo medieval, su ingente cantidad de dólmenes y sus fiestas populares lo convierten en parada obligada en cualquier ruta por la Terra de Soneira.
Vimianzo
Vimianzo
Ofrecido por:

Vimianzo es un municipio coruñés que pertenece a la comarca de Terra de Soneira, en el interior de Costa da Morte. Tan sólo tiene un pequeño tramo de costa en el lugar de Sabadelle. Con una superficie de 137,49 km cuadrados y una población de 7.057 habitantes, Vimianzo es uno de los lugares con mayor concentración de dólmenes y túmulos megalíticos de toda Galicia. 

Información de interés

Cómo llegar a Vimianzo

Para llegar a Vimianzo desde la ciudad de A Coruña, de la que la separan 69 kilómetros por carretera, hay que tomar la AG-55. Desde Santiago se llega por la AC-441, desde Lugo por la A-6/AG-55 y desde el sur de Galicia, partiendo de Vigo, por la AP-9 o la carretera de Pontevedra-Ourense/N-541. 

Coordenadas GPS

43.110420, -9.032377

Razones para visitar Vimianzo

Quien visita Costa da Morte suele buscar el mar, pero no hay que descartar Vimianzo porque sea un municipio eminentemente interior. Su castillo medieval, que ha sobrevivido a los asaltos irmandiños, su gran riqueza arqueológica formada por numerosos dólmenes, sus enclaves de interés etnográfico, como los Muiños e Batáns de O Mosquetín, y paisajístico, como los Penedos de Pasarela e Traba, convierten a este olvidado rincón de interior en un lugar en el que detenerse en cualquier ruta por la provincia de A Coruña. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Vimianzo siendo los señalizados en color azul pueblos, monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Vimianzo

10 planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Vimianzo

1. Visitar el Castillo de Vimianzo

Castillo de Vimianzo   turismo.gal

A la entrada del pueblo de Vimianzo nos recibe su castillo, uno de los monumentos más importantes municipio y uno de sus emblemas, no en vano su silueta se ha convertido en el elemento más representativo de Vimianzo. 

Su construcción comenzó en el siglo XIII, aunque sufrió varias reformas durante los siglos XIV y XV y hoy se encuentra en buen estado de conservación. Es de planta poligonal, con cuatro torres y patio de armas, gruesas murallas y un foso cruzado por lo que antaño fue un puente levadizo. El castillo soportó frecuentes ataques, siendo los más violentos los de los Irmandiños, revuelta que se conmemora cada año con una de las fiestas más importantes y queridas de la localidad: el Asalto ao Castelo.

El castillo se puede visitar por libre o reservando una visita guiada, ambas gratuitas, a través de Turismo de Vimianzo, donde también conviene confirmar los horarios de apertura. Su interior se ha destinado a espacio de artesanía en vivo, en el que ver cómo siguen trabajando los artesanos de las telas, cuero, plata o cerámica, destacando el trabajo de las “palilleiras” con su peculiar encaje de bolillos. 

2. Descubrir el pueblo de Vimianzo

Paso de Trasariz   turismo.gal

El pueblo de Vimianzo merece un recorrido por sus calles para apreciar algunos de los monumentos que atesora que, a simple vista, parecen ser pocos pero tienen una gran importancia histórica. Además del Castillo de Vimianzo, asaltado por los irmandiños, encontramos un pazo de estilo renacentista, el Pazo de Trasariz, con su pórtico de ocho arcos, su capilla barroca y sus bonitos jardines. 

Cruzando el casco urbano está el Muiño da Agra, un antiguo molino hidráulico restaurado en 2014 rodeado de una zona de ocio para disfrute de los vecinos. 

3. Acercarse a los Batáns y molinos de O Mosquetín

Batáns y muíños de Mosquetín   vimianzo.gal

El conjunto de los Muiños e Batáns de O Mosquetín es un interesante enclave de gran valor natural y sobre todo etnográfico. Se trata de una serie de molinos y batanes construidos junto al Río do Porto, también llamado río Grande, que aprovechan la fuerza de la caída del agua para moler el trigo y golpear la lana. Se desconoce la fecha exacta de su construcción, pero se sabe que al menos en el siglo XVIII ya estaban funcionando, puesto que aparecen mencionados en documentos de esa época. 

Tras el abandono de estos molinos y batanes a finales de los años sesenta del siglo XX, éstos entraron en estado ruinoso hasta que los vecinos y diversas asociaciones culturales reclamaron su restauración. En 1997 la Diputación de A Coruña comenzó a restaurarlos y hoy es posible su visita e incluso verlos en funcionamiento. Además, en sus inmediaciones hay un área recreativa con merenderos para disfrutar de este espacio natural. 

4. Hacer la ruta de los Dólmenes

Dolmen de Pedra da Arca  turismo.gal

El municipio de Vimianzo es uno de los más ricos de Galicia en cuanto a monumentos megalíticos se refiere y dispone de su propia Ruta de los Dólmenes que nos lleva por los más representativos de la zona. Es un itinerario circular para recorrerlo en coche o en bicicleta que conecta nueve ejemplos del megalitismo para aprender sobre una sociedad prehistórica que dejó en estas tierras la huella pétrea de su cultura. 

La ruta comienza en el mismo pueblo de Vimianzo y pasa por los dólmenes de Pedra Cuberta, Pedra Moura, Pedra Lebre, Arca da Piosa, o Pedra da Arca entre otros.

5. Disfrutar de sus fiestas populares

Asalto ao Castelo   vimianzo.gal

A lo largo del año el Concello de Vimianzo es escenario de diversas fiestas y eventos. Uno de los más vistosos es el Asalto ao Castelo, una celebración se funde lo actual con la inspiración medieval de las revueltas irmandiñas del siglo XV, con su espíritu reivindicativo y de lucha.

La Faguía de Carnés, fiesta de índole religiosa pero también gastronómica con los callos gallegso como protagonistas, se celebra cada 9 de julio en la parroquia de Carnés, mientras que la Rapa das Bestas tiene lugar a finales de julio y cuenta con más de dos décadas de tradición y es el fruto de cientos de años de cuidado del ganado en el monte. 

6. Vivir la Rapa das Bestas

Rapa das Bestas  vimianzo.gal

Precisamente es la Rapa una de las fiestas más relevantes de Vimianzo, aunque no tan conocida como la Rapa das Bestas de Sabucedo. Se celebra a finales de julio durante un largo fin de semana, en el que se baja a las reses salvajes del monte Faro, con un recorrido por la localidad, y sigue con una degustación de pulpo, exhibiciones de tiro con arco y demostraciones de monta de caballos. Ya por la noche hay una cena a base de chorizos y mejillones acompañada de diversas actuaciones musicales.

Pero el verdadero y controvertido espectáculo está en el curro, donde tiene lugar la rapa de más de un centenar de reses bravas que después, una vez rapadas, se devuelven al monte para que el ciclo de la vida continúe en las montañas de Vimianzo. 

7. Recorrer la Ruta dos Penedos de Pasarela e Traba

Penedos de Pasarela e Traba  turismo.gal

Hay incontables rutas a pie que se pueden realizar por el entorno del municipio, como la Ruta dos Muiños de Cambeda o la del Val de Vimianzo. Pero sin duda la más interesante a nivel paisajístico es la llamada Ruta dos Penedos de Pasarela e Traba, que durante 6 kilómetros de recorrido lineal se interna en los Penedos de Pasarela, declarado Paisaje Protegido en 2009 por su gran interés geológico, y nos acerca a uno de los mejores miradores de la comarca. 

Hay dos formas de acceso a los Penedos. Se puede ascender desde el lugar de A Costa, en la parroquia de Traba, o desde el sur, en Pasarela, parroquia de Calo. Ante nuestros ojos aparecen varias rocas de formas caprichosas que se nombran con la forma a la que recuerdan: A Cachucha, O Berrón, A Águia, A Tartaruga, O Gardián...que además de su atractivo estético y paisajístico tienen un gran valor científico para conocer la evolución del paisaje en la zona. 

8. Conocer el Castro das Barreiras

Castro das Barreiras  turismo.gal

Otro de los tesoros arqueológicos que Vimianzo cuida con mimo es el Castro das Barreiras, un yacimiento datado en la Edad del Hierro que está muy próximo a la carretera de acceso a Vimianzo, en la parroquia de San Xoán de Cambeda. Es uno de los yacimientos con mayor potencial de la comarca y un recurso turístico de primer orden para Vimianzo. 

Desde el punto de vista arqueológico tanto su situación como la espectacularidad de su sistema defensivo, con un gran foso y una muralla de más de 10 metros de altura, lo convierten en un conjunto arqueológico de sumo interés para la investigación y difusión de la cultura galaica. 

9. Seguir alguno de los itinerarios oficiales para visitar Vimianzo

Muiño das Torres  turismo.gal

Para dar a conocer a fondo Vimianzo al visitante, el Concello propone cuatro itinerarios que nos llevan por sus lugares más singulares. El primero, “Vimianzo y su entorno”, nos lleva por su centro urbano y los lugares más próximos, como el Castillo, el Pazo de Trasariz, el Castro das Barreiras o el Monte Faro. El segundo itinerario, “Hacia el mar”, sale de la capital del municipio, por la carretera de Camariñas llega hasta Cereixo y regresa al punto de partida pasando por Carnés. Los otros dos recorridos, “Hacia las tierras del Xallas” y “A orillas del río Grande” descubre los espacios naturales más importantes de Vimianzo. 

10. Explorar los alrededores de Vimianzo

Pueblo de Arou  turismo.gal

Como colofón a nuestra visita a Vimianzo no podemos dejar de visitar otros lugares próximos de Costa da Morte, como la vecina Camariñas con su Museo del Encaje y su animado puerto, Camelle y el jardín marino del entrañable Man o Arou, un pequeño pueblo próximo a la anterior que con sus llamativas casas de colores a pie de mar se convierte en uno de los enclaves más pintorescos de la zona. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir