El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Pontedeume de visita

Con las Fragas do Eume como bandera y el Torreón de los Andrade como seña de identidad, esta pequeña villa coruñesa a medio camino entre A Coruña y Ferrol ofrece, a partes iguales, un patrimonio histórico y natural digno de descubrir.
Panorámica de Pontedeume
iStock
Panorámica de Pontedeume
Ofrecido por:

Pontedeume es un municipio gallego de la provincia de A Coruña situado entre A Coruña y Ferrol. Con 265,79 km cuadrados y una población de 7.780 habitantes, Pontedeume se ubica a los pies del río Eume, en la Ría de Ares, en el golfo ártabro. Es la capital de la comarca de Eume, que abarca hasta As Pontes de García Rodríguez.

Panorámica de Pontedeume (Turismo de Galicia)

Información de interés

Cómo llegar a Pontedeume

La forma más rápida para llegar a Pontedeume desde A Coruña, de la que la separan tan sólo 38,4 kilómetros por carretera, es salir de la ciudad por la AP-9  en dirección Santiago y a los pocos kms tomar del desvío dirección Ferrol, hasta incorporarse, tras la salida indicada, a la N-651 que en pocos minutos nos lleva hasta Pontedeume.  Desde Ferrol es justo el camino contrario.

Coordenadas GPS

43.410187,-8.169075

Razones para visitar Pontedeume

Más allá de la importancia del Parque Natural de Fragas do Eume que se lleva todo el protagonismo en la zona, Pontedeume destaca por su casco histórico medieval, su regio puente de piedra que da la bienvenida a la villa y por su Torreón de los Andrade, familia que ha marcado la historia del municipio. Su playa de A Magdalena, conocida como playa de Cabanas y en el municipio vecino, añade otro punto de interés para que Pontedeume se convierta en perfecta escapada de un día desde A Coruña o de fin de semana desde cualquier ciudad de Galicia. 

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Pontedeume, siendo los señalizados en color azul pueblos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre Pontedeume

10 cosas que deberías hacer si visitas Pontedeume

1. Sorprenderse con la naturaleza desbordante de Fragas do Eume

Fragas do Eume (Turismo de Galicia)

Quien llega dispuesto a visitar las Fragas do Eume no es realmente consciente de la inmensidad de este Parque Natural, uno de los espacios naturales protegidos más imponentes de Galicia, con sus más de 9.000 hectáreas a la ribera del río Eume. Tal es su importancia que sus fragas están consideradas como uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico de toda Europa. 

Entre su vegetación destacan los grandes robledales (carballos), castaños y abedules que dan forma a este bosque de ribera, pero también helechos del período Terciario, que empezó hace 65 millones de años con la extinción de los dinosaurios. Su fauna, también muy variada, la forman desde el azor, el búho, el halcón y el martín pescador hasta todo tipo de anfibios. También podemos encontrar diversos mamíferos en él, como la nutria, el corzo, el ciervo o el zorro. De ahí la importancia de proteger este parque y a sus especies naturales respetando las normas que se imponen para visitarlo. 

Monasterio de Caaveiro (Turismo de Galicia)

Para recorrerlo es necesario calzarse unas buenas botas de montaña y recorrer alguno de sus senderos oficiales, de los que el más famoso y concurrido es el Camiño dos Encomendeiros. La recompensa es llegar hasta el Monasterio de Caaveiro, un cenobio fundado en pleno bosque en el siglo IX pero cuyos restos conservados más antiguos datan del siglo XII. Hay minibuses que, en temporada alta, llevan a los visitantes hasta el monasterio, por lo que es posible visitarlo sin caminar, o haciendo el trayecto por la parte asfaltada, al lado opuesto del río.

Varios puentes colgantes que cruzan el río, zonas de merendero perfectamente integradas en el marco natural y un centro de visitantes donde recabar información y aparcar tu coche, completan los imprescindibles de este parque, del que también forma parte el segundo monasterio de la zona: Monfero. 

Acceder a la villa cruzando el Ponte do Eume 

Ponte do Eume (Turismo de Galicia)

El Camino de los Ingleses lo hacían aquellos que atravesaban el Atlántico para postrarse ante el Apóstol Santiago. Los peregrinos que lo emprendían cruzaban el río Eume por el Ponte do Eume, que da nombre a la villa, construido por Fernán Pérez de Andrade, para descansar después en el antiguo hospital de peregrinos. 

El actual puente de piedra remodelado entre 1884 y 1888 sustituye al medieval, que tenía 79 arcos y fue en su momento uno de los puentes más largos de Europa y más importantes por su carácter estratégico. Crúzalo a primera hora de la mañana para empezar tu jornada en Pontedeume o a última hora de la tarde en sentido contrario, para obtener una de las mejores panorámicas de la localidad con el puente como protagonista. 

3. Callejear por su casco antiguo con sabor medieval

Calle Real de Pontedeume (Emma Sexto)

Derramada sobre una ladera, Pontedeume se extiende entre la iglesia de Santiago del siglo XVI y el Torreón (que hoy alberga la Oficina de Turismo), ambos construidos por miembros los Andrade en diferentes épocas, lo que da idea de la importancia de esta familia nobiliaria en la ciudad. Desde la iglesia y junto a los restos de la antigua muralla, seguimos camino hasta la capilla de Bréamo, un singular ejemplo del románico gallego. 

Pero el paseo por el casco viejo de Pontedeume no nos deja sólo edificios religiosos, si no también civiles como el Palacio del Arzobispo Rajoy o las Antiguas Lonjas del Puerto. Y numerosas plazas y “rúas” donde la gente local se reune para hacer vida en la calle, entre las que destacan la Plaza do Pan y sobre todo la Rúa o Calle Real, eje de la villa que marca la ruta norte-sur y la distribuye en dos mitades. 

Tomarse un café en algunas de sus cafeterías, incluso en invierno, ya que muchas de las calles y plazas están porticadas, siempre es un placer. 

4. Vivir un día de mercado en la Praza do Conde

Praza do Conde (Guía Repsol)

La Praza do Conde ha sido, desde antaño, centro de las reuniones sociales y de los días de mercado en Pontedeume. En ella se han celebrado desde ferias de ganado hasta feirones de comida y ropa, pasando por mítines políticos o fiestas populares. 

En su centro se alza el Pilón o fuente, construida en 1671, que se nutre de los manantiales que descienden del monte Bréamo. Actualmente alberga el mercado municipal, por lo que siempre está llena de vida, y es ideal visitarla en día de feirón para admirar o comprar todo tipo de artículos de lo más inverosímil.

5. Sentirse como un vigía en el Torreón de los Andrade

Torreón de Andrade (Turismo de Galicia)

El desaparecido Palacio de los Condes de Andrade del siglo XIV se situaba en la zona que hoy ocupan el mercado y la fuente del Pilón, en la antes citada Plaza do Conde. Del conjunto palaciego sólo queda en pie el Torreón que, con sus espesos muros, mide 11,50 metros de ancho y 18 de alto y consta de cuatro pisos. 

Es esta altura la que lo convierte en perfecto mirador para avistar la villa ya que se puede subir a su azotea, así que no dejes de hacerlo. Aquí encontramos la actual Oficina de Turismo y un pequeño museo con objetos, vestidos, mapas y documentos pertenecientes al antiguo palacio. 

6. Intuir el poder de la nobleza en el Castelo dos Andrade

Castelo dos Andrade (Turismo de Galicia)

La influencia de la Casa de Andrade en Pontedeume es notable y de ella dan fe numerosos vestigios arquitectónicos, entre ellos el Castelo dos Andrade. Para visitarlo hay que coger el coche y tomar dirección Monfero y unos 9 kms después llegaremos a nuestro destino. 

El Castelo de Andrade, construido por Fernán Pérez de Andrade en el siglo XIV, se ubica en un peñasco de nombre Leboredo dominando la ría y el valle. Es una de las construcciones más visitadas del municipio no sólo por su importancia histórica si no también porque su situación estratégica, que en el Medievo permitió a los Andrade controlar todos sus dominios, hoy nos permite disfrutar de una de las mejores panorámicas de la zona, avistando las Rías de Ares, Ferrol y Betanzos. 

7. Conocer más patrimonio artístico en el Monasterio de Monfero

Monasterio de Monfero

Las Fragas do Eume abarcan un territorio tan amplio que llegan hasta San Fiz de Monfero, donde se encuentra uno de los monasterios cistercienses más importantes de Galicia. Merece la pena recorrer los 20 kms que lo separan de la localidad de Pontedeume o aprovechar la visita a las Fragas para tomar dirección Monfero y visitar lo que queda del antiguo cenobio, donde fueron enterrados varios miembros de la familia Andrade en el siglo XV y cuyos sepulcros se sitúan tras el altar central.

A tu vuelta a Pontedeume fíjate en los miradores improvisados que irás encontrando a tu derecha y que ofrecen unas preciosas vistas del puente y la ría. 

8. Contemplar las mejores vistas desde el Monte Bréamo

Iglesia de San Miguel de Bréamo

Y si de vistas bonitas se trata y vas en busca de esos atardeceres épicos en los que tu cámara de fotos no puede dejar de disparar, sube al Monte Bréamo. Disfrutarás de unas impresionantes vistas a más de 300 metros de altura con la desembocadura del río Eume a tus pies, la playa de Cabañas y la misma Pontedeume con su magnético puente de piedra. En sus cercanías está la Iglesia románica de San Miguel del siglo XII y un área recreativa donde tomarte algo ala atardecer. 

9. Darte un baño de sol y sal en las playas de Cabanas o Perbes

Playa de Cabanas (Turismo de Galicia)

Son las dos playas más conocidas de la zona y, sin duda, dos de las mejores, por eso suelen estar a tope de afluencia los fines de semana, por lo que te sugerimos que las visites en otro momento. 

La Playa da Magdalena, conocida popularmente como “la playa de Cabanas” se encuentra justo enfrente de la villa de Pontedeume y para llegar a ella sólo hay que cruzar su puente en un breve y agradable paseo desde el centro. Es una playa amplia de casi 1 km de longitud, de arena blanca y bastante recogida, con un gran pinar y un parque infantil muy próximo, ideal para disfrutar en familia. 

Perbes es algo menos extensa, con unos 500 metros de longitud, pero también es muy apreciada por sus aguas tranquilas y su cámping, a pocos metros, que permite pasar varios días en el entorno a buen precio. 

10. Investigar más sobre Pontedeume y sus alrededores

Pueblo de Redes (Turismo de Galicia)

No hay problemas de playas por la zona, puesto que en las cercanías de este municipio hallamos el extenso arenal de Miño, o la playa del Río Sandeo, ya en dirección a Redes. Esta última es una encantadora y diminuta población de la Ría de Ares y Betanzos, a escasa distancia de Pontedeume, muy agradable en verano.

De Redes a Ares en un pequeño salto, donde su puerto y su playa en forma de media luna cierran el recorrido perfecto por los alrededores de Pontedeume. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

#loestamosconsiguiendo

#candopasetodoisto

Vivir