El Español
Vivir
|
Escapadas

10 destinos interiores que visitar en la provincia de A Coruña

Con casi 1.000 kilómetros de litoral, la provincia de A Coruña se alza como la más bañada de toda España. Sin embargo, guarda en su interior diversos lugares apartados del mar a los que también debes escaparte al menos una vez.
El castillo de Vimianzo
El castillo de Vimianzo
Ofrecido por:

Obviando Santiago y sus inmediatas cercanías por unos minutos, la provincia coruñesa cuenta con numerosos emplazamientos interiores que merecen una visita como si de los mejores arenales se trataran. Y es que A Coruña combina perfectamente playa y montaña, para ofrecer lo mejor de ambas opciones contrapuestas a quienes ostentan el privilegio de disponer de los gustos más variados.

Sobrado dos Monxes

Monasterio de Santa María, en Sobrado dos Monxes (Turismo de Galicia)

A medio camino entre Teixeiro (Curtis) y Melide, se esconde tímido el pequeño municipio de Sobrado dos Monxes. Con apenas 1.700 vecinos, Sobrado es uno de los concellos menos poblados de la provincia de A Coruña, pero a la vez uno de sus pueblos con más historia. El Monasterio de Santa María, singularmente preponderante entre los de la zona, lleva en pie desde hace más de un milenio. El santuario, consagrado a la Orden del Císter, fue inaugurado en el año 952 d.C. por Hermenegildo Alóitez, un noble gallego de gran abolengo. Reformado en algunas ocasiones a lo largo de la historia, el monasterio fue declarado en 2015 "bien individual" del Camino (de Santiago) Francés, integrándose así en la lista de monumentos reconocidos como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Otras de las atracciones destacables de Sobrado dos Monxes son el campamento romano de Ciudadela -un recinto militar brigantino del siglo II d.C.-, y la laguna de Sobrado, donde nace el río Tambre y en la que abundan los nenúfares.

Melide

Puente medieval de Furelos, en Melide (Turismo de Galicia)

Tradicional villa de paso para los peregrinos que se dirigen hacia Compostela, Melide supone a día de hoy un motor agropecuario de primer nivel en la zona central de Galicia. Capital comarcal de Terra de Melide, el municipio también ocupa, junto a O Carballiño (Ourense), uno de los primeros puestos en el ranking de lugares gallegos donde comer el mejor pulpo (la afamada Pulpeira de Melide da fe de ello). El término municipal cuenta, además, con amplios vestigios históricos que visitar una vez allí: desde el crucero más antiguo de la comunidad hasta el puente medieval de Furelos que atraviesa el río homónimo, pasando por el menhir más alto de Galicia (Pedrafita do Casal) hallado en 2012, que mide 5 metros de altura.

Monfero

Monasterio de Santa María, en Monfero (Turismo de Galicia)

Al igual que el de Sobrado, el monasterio de Monfero es también cisterciense y se consagra a Santa María por influencia del primero. Muy próximo a las Fragas do Eume, el monasterio fue fundando en el año 1134 por los nobles Alfonso Bermúdez y Pedro Osorio. Abandonado durante la práctica totalidad del siglo XIX y buena parte del siglo XX, el monasterio fue declarado Monumento histórico-artístico y Bien de Interés Cultural en 1931 y en 2008, respectivamente. En 2004 hubo un proyecto de rehabilitación que pretendía dinamizar el espacio mediante la creación de un hotel-spa, pero fracasó debido a la falta de presupuesto y la posterior crisis económica. Actualmente, una ruta de senderismo conecta este religioso paraje con el embalse del Eume.

Arzúa

Mesa de quesos Arzúa-Ulloa (Wikipedia: Adrián Estévez)

Prima hermana de Melide, la localidad de Arzúa se presenta como la capital gallega del queso. El queso de Arzúa-Ulloa, con denominación de origen exclusiva de la comarca, protagoniza la Festa do Queixo, celebración gastronómica de Interés Turístico de Galicia en la que cada primer domingo de marzo se degustan los más exquisitos sabores y texturas de este producto lácteo procedente de la vaca. Con una ubicación correspondiente al último tramo del Camino de Santiago, en Arzúa confluyen las rutas Francesa y del Norte, por lo que el concello decora su centro urbano con un monumento al Peregrino.

Cerceda

Parque acuático de Cerceda (El Español)

A tan solo 28 kilómetros de A Coruña se halla la localidad de Cerceda, popularmente conocida por su animado parque acuático. Inaugurado en el año 2000, el Aquapark de Cerceda es el único de su categoría en Galicia, por lo que atrae a visitantes de las cuatro provincias. Equipado con numerosas piscinas, toboganes y otras diversas atracciones, el espacio de ocio veraniego abre sus puertas entre la segunda quincena de junio y mediados de septiembre. Este año, debido a la pandemia del coronavirus, el parque solo permanecerá abierto los meses de julio y agosto, y para su acceso existe un protocolo sanitario fácilmente consultable en su página web. Pero además de este suculento reclamo, Cerceda también dispone de otros encantos; en las instalaciones del centro municipal para la tercera edad se encuentra el Museo do Moucho, un espacio dedicado a la figura de la lechuza.

Vimianzo

El castillo de Vimianzo a vista de pájaro (Turismo de Galicia)

En plena comarca de Terra de Soneira, el municipio de Vimianzo abre las puertas de la Costa da Morte. Su término municipal presenta una gran riqueza arqueológica perteneciente al Megalítico. La mina de Recesindes, la casota de Freáns, las arcas de Rabós y Vilaseco, y las pedras de Arca, Cuberta, Lebre y Moura son algunos de los monumentos que corroboran esta abundancia. También existen vestigios de arte rupestre que se pueden apreciar en los petroglifos de Boallo y O Pedrouzo, en la parroquia de Berdoia. Pero el monumento más emblemático de Vimianzo es sin duda su castillo, a veces conocido como Torres de Martelo, cuya construcción se remonta al siglo XIII por el linaje Mariño de Lobeira. Cada primer sábado de julio tiene lugar el tradicional "asalto al castillo", celebración que se enmarca dentro de un festival que se prolonga durante toda la semana previa. La fortaleza está considerada Bien de Interés Cultural desde 1994.

Dolmen de Dombate y Castro de Borneiro

Dolmen de Dombate (Turismo de Galicia)

El dolmen de Dombate es un monumento neolítico de funciones funerarias al que se conoce como "Catedral del megalitismo" de Galicia. Ubicado en un túmulo del concello de Cabana de Bergantiños, la construcción megalítica de unos 3.800 años de antigüedad se encuentra a cubierto desde 2011 para favorecer su conservación. Actualmente el monumento está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Inmediaciones del castro de Borneiro (Turismo de Galicia)

Muy próximo a la cámara funeraria de Dombate se encuentra el castro de Borneiro, un importante yacimiento arqueológico datado del siglo IV a.C. del que no se han encontrado signos de romanización. Descubierto por Isidro Parga Pondal y Ciriaco Pérez Bustamante en 1924, se trata del primer reducto castreño en ser científicamente fechado por el método del carbono 14.

Vilasantar

Monasterio de Santa María de Mezonzo, en Vilasantar (Wikipedia: Fran Piñeiro)

Levantado en el siglo X d.C., el monasterio de Santa María de Mezonzo, cuyos tejados han sido reformados en la era reciente, tiene prácticamente la misma antigüedad que su "tocayo" de Sobrado dos Monxes. En este monasterio situado en Vilasantar fue abad la conocida santidad coruñesa Pedro de Mezonzo (930-1003), cuyo nombre lleva la iglesia de la calle Fernando Rey de A Coruña, paralela a Alfonso Molina. Esta antiquísima y bien conservada construcción convierte a Vilasantar en merecedora de una visita, que perfectamente se puede compaginar con la de Monfero en un mismo día.

Buño

(Facebook: Olería de Buño)

Perteneciente al concello de Malpica de Bergantiños, la localidad de Buño se trata nada menos que de la capital gallega de la olería. La alfarería se perfila como la actividad artesanal típica de esta pequeña villa cuya población vive mayoritariamente inmersa en el oficio y arte de hacer cerámica. Desde 1983 en la localidad se celebra cada mes de agosto la Mostra da Olería de Buño, un certamen en el que cada fábrica artesanal enseña y vende sus mejores creaciones. En 2007, la Asociación de Oleiros de Buño fue premiada con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, galardón que concede el Ministerio de Cultura.

Vivir