El Español
Vivir

Cuál es el mejor pulpo de Galicia y por qué es de interior

A kilómetros de distancia del mar, en las localidades de O Carballiño (Ourense) y Melide (A Coruña) se saborea el mejor pulpo 'a feira', uno de los platos tradicionales de la comunidad gallega
iStock

El mejor pulpo de Galicia no se saborea en la costa, sino en el interior, a kilómetros de su lugar de origen: el mar. Es muy fácil de comprobar en lugares como O Carballiño (Ourense) y Melide (A Coruña), donde todos los días las ollas se llena de estos cefalópodos que, en su versión 'a feira', son uno de los platos tradicionales de la comunidad gallega. Todo aquel que venga a Galicia no puede marcharse sin probar el pulpo.

O Carballiño, a casi 100 kilómetros del mar, y Melide, a unos 90 kilómetros, son los dos lugares por excelencia donde los pulpeiros trabajan día sí y día también. Si el pulpo es una especie que habita en el mar, nos preguntamos: ¿Por qué el mejor pulpo de Galicia se hace en Melide y en O Carballiño?

Para encontrar una explicación hay que remontarse al siglo XII. Es en la Edad Media y en el Monasterio de Santa María de la Real de Oseira, en Ourense, donde encontramos la explicación de por qué el pulpo llegó al interior de Galicia.

Pulpo y cunca de vino

En esta historia juega un importante papel Diego Arias, un valiente soldado quien, por sus hazañas, recibió el coto de Marín. Allí vivió hasta que su mujer falleció. Tras quedarse viudo, la soledad le llevó a fijarse en el Monasterio de Oseira. Decide hacer monje y es a esta comunidad monacal a quien deja en herencia el coto de Marín.

Es entonces cuanto aparece en escena el pulpo, que se convirtió en una especie de pago comercial que hacía la gente de Marín a los monjes, ya propietarios de la herencia dejada por Arias. Además del dinero, se pagan con especies del mar de la zona. De aquella, el pulpo era fácil de transportar y conservar. Los arrieros de la comarca de O Carballiño era quienes se encargaban de transportar el pulpo en carros.

Debido a la abundancia de este bien, los monjes decidieron repartir pulpos entre los feligreses. De esta forma, poco a poco, el pulpo fue convirtiéndose en un producto de interior, pese a que procedía de un lugar a kilómetros de distancia.

Los vecinos de O Carballiño se encargaban de limpiar y secar el pulpo antes de realizar la venta del mismo. Sin ellos saberlo, fueron los precursores de lo que a día de hoy es una tradición en esta villa ourensana.

Poco a poco el pulpo fue cobrando relevancia entre la población que comenzó a preparar su venta en la ferias de ganado. De ahí el nombre de su famoso plato: pulpo a feria. Hubo que esperar hasta el año 1964 para ver la celebración de la primera fiesta del pulpo. Es el momento en el que aparece la figura de las y los pulpeiros, que a día de hoy elaboran el plato como se hacía allá por el siglo XII. De ahí que el pulpo sepa mejor en el interior.

Tradición ferial y Camino de Santiago

El nombre de 'pulpo a feira' viene de la forma de cocinar este alimento en la antiguas ferias de ganado. Y si hablamos de ferias, uno de los lugares con más actividad era (y es) Melide, en el centro de Galicia. La tradición ferial y comercial de esta villa coruñesa está detrás de la relevante presencia del pulpo. Este plato es una referencia en Melide, donde destacan dos grandes pulpeiras: Ezequiel y A Garnacha.

El pulpo a feira, como su propio nombre indica, es plato de la gastronomía ferial, no de la costa. Además de por su tradición ferial, el pulpo es una de las recompensas que reciben aquellos peregrinos que hacen el Camino Francés y hacen parada en Melide. Se dice que una de las exigencias que ha de cumplir todo caminante a Santiago es saborear un plato de pulpo en Melide.

¿Por qué se sirve en platos de madera?

El uso de estos platos se remontan al origen de esta receta. Y es que por aquel entonces las pulpeiras tenían que viajar de pueblo pueblo en carros tirados por animales. Debido a las dificultades del camino, los materiales tenían que ser resistentes a los golpes para llegar en buen estado a la siguiente feria.

Además, otros de los motivos que explica la utilización de platos de maderas es porque estos absorben el agua y solo dejan el aceite de oliva en la superficie.

Vivir