El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 mejores planes y cosas que ver en Santiago de Compostela de visita

No hay excusas para no acercarse a Santiago en cualquier viaje por Galicia. La capital de la comunidad gallega es puro casco histórico y rezuma arte e historia por sus cuatro costados. Desde su imponente Catedral hasta sus empedradas calles y plazas y con una de las rutas de peregrinaje más importantes del mundo, Compostela invita a caminar sin rumbo para descubrir una de las ciudades con más encanto del norte español.
Una bonita vista de la Catedral de Santiago desde la Alameda
Una bonita vista de la Catedral de Santiago desde la Alameda

Santiago de Compostela es un municipio y ciudad coruñesa, capital de la Comunidad Autónoma de Galicia, donde está la sede del gobierno autonómico gallego, la Xunta de Galicia y su Parlamento. Con 220 km cuadrados, y cerca de 98.000 habitantes, Compostela vive desde el Medievo en torno a su Catedral y al protagonismo del Camino de Santiago, una de las rutas de peregrinación católica más importante del mundo. 

Información de interés

Cómo llegar a Santiago de Compostela

Son 73,4 km por carretera los que separan A Coruña de Santiago, siendo la vía más rápida y cómoda de llegar la AP-9, que nos lleva directamente a la capital gallega en sus dos salidas, norte y sur. En la autopista también encontramos el desvío hacia el aeropuerto de la ciudad, el más importante de Galicia, señalizado como Aeroporto/Lavacolla (actualmente Aeroporto Santiago-Rosalía de Castro). Para evitar los peajes se puede alcanzar Santiago por la  conocida como ”carretera vella”, dirección Órdenes. 

Coordenadas GPS

42.881588,-8.546200

Razones para visitar Santiago de Compostela

La ciudad de Santiago de Compostela tiene tanto patrimonio cultural, artístico y arquitectónico que sería imposible relatar en unas líneas y en sólo diez puntos las razones por las que debe visitarse. Toda ella es casco histórico, en gran parte medieval, que debe caminarse con calma para descubrir los sorprendentes rincones que ofrece. El buen ambiente en su principal plaza, el Obradoiro, está garantizado por la presencia de peregrinos que alcanzan Compostela recorriendo el Camino y por los músicos tradicionales que tocan en sus plazas, hay exposiciones de arte constantemente y además, como en toda Galicia, se come muy bien. ¿Todavía necesitas más excusas para visitar Santiago?

Mapa con los puntos de interés

En el siguiente mapa te mostramos los principales puntos de interés de Santiago , siendo los señalizados en color azul monumentos y lugares de interés cultural, en verde espacios naturales y en rojo restaurantes recomendados, además de otros atractivos. 

Más información sobre 

10 planes y cosas que tienes que ver en tu visita a Santiago de Compostela

1. Admirar la Praza del Obradoiro y el Pórtico de la Gloria

Praza do Obradoiro  Turismo de Santiago

Es uno de los primeros lugares que pisarás en tu visita a Santiago, y no sin razón. La Praza do Obradoiro es el corazón del casco histórico santiagués y en ella se dan cita turistas, peregrinos que han llegado hasta Compostela recorriendo el Camino, músicos y gaiteros que amenizan el día con sus temas populares y pequeños puestos de artesanía en sus extremos. 

Rematan la plaza el impresionante Pazo de Raxoi y el bonito Hostal dos Reis Católicos, antiguo hospital de peregrinos en el siglo XV. No dejes de entrar a la Catedral para presentar tus respetos a las reliquias del Apóstol ni de asombrarte con el Pórtico de la Gloria datado en el siglo XII, recién limpio y restaurado, la obra cumbre del Maestro Mateo que está situada en la fachada occidental de la Catedral. 

No dudes en sentarte en la plaza y observar sin más la elaborada fachada barroca y vivir el ambiente del Obradoiro, un sitio de encuentros, un lugar mágico en Compostela. 

2. Rodear la catedral para ver todas sus plazas

Praza de Praterías  Turismo de Galicia

Y si el Obradoiro te ha dejado sin palabras, espera a ver el resto de las plazas que circunvalan la Catedral, algunas de ellas toman el nombre de algunos de los oficios de la época. Dirígete a su fachada norte, a la Praza de Azabacherías, ubicada en un gran atrio enlazado con la plaza con una escalinata y justo enfrente del monasterio de San Martiño Pinario, con su nutrido museo y sus interesantes exposiciones temporales. 

 Continúa por la Rúa Tránsito Quintana que desemboca en la famosa Praza Quintana de Vivos y su bonita Casa de la Parra. La zona de la Praza da Quintana es perfecta para hacer una pausa y tomar algo en sus terrazas, con vistas al monasterio de San Paio de Antealtares y a la torre más querida de la ciudad: la Torre da Berenguela. 

Acaba tu recorrido por las plazas de la Catedral en Praterías, enmarcada por la fachada catedralicia del mismo nombre y presidida por la Fuente de los Caballos. 

3. Subir a las cubiertas de la Catedral

Cubiertas de la Catedral  Turismo de Galicia

¿Te quedas con más ganas de Catedral? El gigante pétreo compostelano da para mucho, por eso te proponemos un plan poco común que es subir a las cubiertas de la Catedral. A las terrazas sólo se puede subir con visita guiada, que incluye también un recorrido por el Pazo de Xelmírez,  y con el lujo de disponer de un guía que explica a fondo y con pasión la historia de Compostela a través de los siglos y las etapas constructivas del templo.

Además esta visita tiene un plus: observar desde las alturas y con otra perspectiva el casco antiguo de Santiago, salpicado de edificios construidos en piedra y de pintorescos tejados rojizos cuya contemplación te dejará sin palabras. 

 Las terrazas están temporalmente cerradas por obras, pero abrirán en breve, por lo que puedes reservar tu visita en la web oficial de Turismo de Santiago. 

4. Callejear por el casco antiguo de Santiago 

Rúa Nova   Turismo de Santiago

Es misión imposible describir en unos párrafos todo lo que da de sí el conjunto urbano del casco histórico de Compostela. Un entremado de calles y callejones que en cada recodo, en cada rincón, guardan un secreto en forma de edificio, fachada, escultura, plaza o fuente. Protegidas en gran parte por sus soportales, que las resguardan del viento y de la lluvia, sus calles principales se recorren con calma y siempre desembocan en algún lugar interesante. 

La turística Rúa do Franco se convierte en la arteria principal que articula el núcleo viejo, rodeada por calles tan emblemáticas como Rúa do Vilar y Rúa Nova y acogedoras plazas para pasar el rato como Praza do Toural. Ya saliendo del centro y tomando Virxe da Cerca nos acercaremos hasta la Porta do Camiño, llamada así por ser la puerta de entrada de los peregrinos a la ciudad en el Medievo. 

Muy cerca hallamos Rúa de San Pedro, el Parque de Bonaval y el Museo Do Pobo Galego. Y si buscas rincones especiales y poco transitados, la zona de As Campás de San Xoan es un escenario perfecto para vivir Santiago lejos de la animación del centro. 

5. Hacer tus mejores compras en su bullicioso Mercado de Abastos

Mercado de Abastos   Alberto Bandín para Turismo de Santiago

Es el segundo lugar más visitado de la ciudad después de la Catedral de Santiago. No extraña a nadie pues el enorme Mercado de Abastos de Santiago, construido en 1941 sobre los restos del antiguo mercado, impresiona no sólo por la belleza de sus edificios de piedra perfectamente integrados en la estética de la ciudad, si no también por los numerosos puestos que allí se encuentran, donde comprar los mejores productos de proximidad, desde pescados, mariscos y carnes hasta quesos, frutas y verduras. 

Lo curioso de este mercado es que, además de poder comer en algunos de sus puestos, en otros cocinan a los turistas, por un módico precio, los productos que acaban de comprar. 

6. Dar un relajado paseo por La Alameda

Las Dos Marías en la Alameda  Turismo de Galicia

Hay un lugar donde huir del ajetreo y a veces masificación de la zona vieja y es el Parque da Alameda, un gran espacio natural que podríamos considerar como uno de los pulmones verdes de Santiago junto con el Campus Universitario Sur y los parques de Santo Domingo de Bonaval y de Belvís. 

La Alameda se divide en tres zonas bien diferenciadas: el Paseo da Alameda, el Robledal de Santa Susana y el Paseo de la Herradura. Tiene numerosos parterres, fuentes y estanques y en ella destacan las figuras de Valle-Inclán sentado en un banco, que parece estar observando a los santiagueses en sus paseos, y las Dos Marías, representación de las hermanas Maruxa y Coralia, dos personajes peculiares en el Santiago de los años cincuenta y sesenta.  

Si además buscas un buen mirador hacia la Catedral, la Alameda es tu sitio, puesto que rodea parte del casco histórico y tiene en el Paseo de la Herradura uno de los mejores observatorios de la ciudad. 

7. Entrar en alguno de los muchos museos de Santiago 

San Martiño Pinario   Turismo de Galicia

Como ciudad cultural que es, Santiago se debe a sus numerosos elementos artísticos, muchos de ellos representados en sus museos. Podríamos citar decenas de ellos, pero destacamos el Museo de la Catedral, situado en la Praza del Obradoiro y fundado en 1930, en el que se recogen las huellas de la historia del templo desde su fundación con el motivo de custodiar las reliquias del Apóstol Santiago y acoger a los peregrinos que acudían a honrarlas. Como está ligado al Camino, el Museo también expone elementos de interés relacionados con la Ruta Jacobea. 

El Museo do Pobo Galego , que ocupa el antiguo convento de San Domingos de Bonaval, se creó en 1976 para investigar y promover la cultura gallega y consta de exposiciones temporales y una exposición permanente dedicada al mar, los oficios, la vestimenta, la arquitectura y, en definitiva, el modo de vida gallego. Es otro de los imprescindibles que visitar en Santiago junto con el Museo de San Martiño Pinario cuyo monasterio benedictino, el segundo más grande de España por detrás de El Escorial, merece una visita por sí mismo.

¿Más museos? El Museo das Peregrinacións, el Museo de Tierra Santa, La Casa de la Troya, el Centro Galego de Arte Contemporáneo o el Museo de Historia Natural, ideal para visitar con niños, son otras de las interminables ofertas museísticas de la capital gallega.

8. Subir a sus espectaculares miradores naturales

Vistas desde el Monte Pedroso   Turismo de Santiago

Siempre en busca de las mejores panóramicas de las ciudades que visitan, los viajeros amantes de las buenas vistas disfrutarán al máximo en dos de los mejores miradores que ofrecen los alrededores de Santiago. El primero de ellos es el Monte de O Gozo, que los peregrinos cruzan para llegar a Santiago y que era el punto desde donde divisaban por primera vez la Catedral, a unos 5 km de distancia. 

El segundo mirador es el Monte Pedroso, que se puede alcanzar fácilmente en coche o en un agradable paseo de 45 minutos desde la Rúa Ponte de Asén. En cualquiera de ellos la vista te dejará sin palabras y sentirás la emoción de los caminantes de antaño cuando alcanzaban Santiago y vislumbraban a lo lejos, el borroso perfil de la ciudad. 

9. Visitar la Cidade da Cultura en el Gaiás

Cidade da Cultura  Foto de la Web Cidade da Cultura

En la cima del Monte Gaiás, a las afueras del casco urbano santiagués, comenzó a construirse en 1999 la Cidade da Cultura de Galicia, conocida popularmente como “O Gaiás”. La paralización de sus obras en 2003 no estuvo exenta de polémica, dejando a algunos de los edificios proyectados a medio acabar. 

El ambicioso complejo arquitectónico diseñado por Peter Eisenman, con forma, supuestamente, de la vieira símbolo de Santiago, ocupa una gran superficie de 141.800 metros cuadrados y se compone de varios edificios que sirven como museos, biblioteca, centro de emprendimiento, y zonas verdes. 

10. Llegar a Santiago caminando

Peregrinos en Santiago   Turismo de Galicia

No podía faltar en esta recopilación de los mejores planes que hacer en Santiago. Hacer el Camino de Santiago, ya sea desde su vertiente inglesa, francesa o portuguesa, o bien el Camino Primitivo o el del Norte, siempre es un acierto. La ruta ha pasado de ser un camino exclusivo de peregrinaje religioso a postularse como uno de los principales atractivos turísticos de Santiago y como símbolo de superación personal para las miles de personas llegadas de todas partes del mundo, creyentes o no, que lo recorren cada año. 

Si no tienes tiempo de andarlo al completo no dudes en hacer algunas de sus etapas, desde O Cebreiro o desde Sarria, para llegar al Obradoiro con espíritu renovado, conmoverte con la imagen del Apóstol y hasta soltar alguna que otra lágrima de emoción ante la visión de una de las plazas más bellas del mundo. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

¡Síguenos en Facebook!
Vivir