Aperitivos y entrantes

Timbal de jamón y huevo, una receta para disfrutar como niños

Una bechamel de jamón y huevo duro, que llamamos timbal, para comer a cucharadas y untar en picatostes es posible. Una receta fácil tradicional de las casas populares.

15 febrero, 2021 10:26

El timbal de jamón, al que a veces incorporaban huevo duro, es parte importante de mi felicidad infantil. Creo, de hecho, que muchos de mis recuerdos más de hogar fueron en casa de mi Tía Cruz, con mi tía Cuqui, mi tío Fernando, mi tía Almudena y mi madre. Allí desfilaban platos que reconozco puramente de casa como las patatas revueltas con huevo, las pencas (de acelga con salsa rubia y al lado un puré de patata con la parte verde), los fresones con nata de verdad, los calamares en su tinta, el pisto... y este timbal de jamón que comíamos acompañado de unos picatostes de pan recién fritos.

En realidad no es más que la bechamel de unas croquetas antes de darle forma y no tengo muy claro si es algo que se hace en más casas (o se hacía) pero lo recuerdo con muchísimo amor. La receta no puede ser más sencilla porque en realidad el único misterio es preparar una buena bechamel sin grumos y eso sí, mejor comerlo de primer plato en un cuenco pequeño porque no hace falta que explique que es una bomba. 

Buscando la palabra timbal en la RAE, que yo asociaba con una montaña de verduras asadas dentro de un molde, me he encontrado con la siguiente definición: "Masa de harina y manteca, por lo común en forma de cubilete, que se rellena de macarrones u otros manjares". Y aunque reconozco que no me imagino bien a qué se refiere, sí que entiendo que tenga cabida que en mi casa llamaran timbal a una masa de harina y manteca. También he encontrado que es el aro de emplatar típico que conocemos todos para que las presentaciones queden ordenadas

Si os gusta la bechamel, si sois amantes de las croquetas (probad las de los mejores sitios de Madrid), esta receta os fascinará. Igual que la de las croquetas de huevo o la de los huevos encapotados. ¡El sueño de todos comerse la masa de las croquetas antes de darle forma! 

Cómo hacer timbal de jamón y huevo

Ingredientes

  • Rebanadas de pan de masa madre, 3 u
  • Huevos camperos, 4 ud
  • Mantequilla, 80 g
  • Jamón en taquitos, 120 g
  • Harina, 80 g
  • Leche entera fresca, 1 litro
  • Pimienta negra, 1 cucharadita
  • Sal, c/s
  • Aceite de oliva para freír, cantidad abundante

Paso 1

Cocer los huevos en un cacillo con agua hirviendo, ya caliente, durante 8 minutos y 30 segundos. Con esto conseguiremos una clara tersa y una yema que aún quede un poco cremosa en su interior pero que sea manejable. En cuanto pase el tiempo colar y llevar a un cuenco con agua fría con hielo para cortar la cocción rápido. 

Paso 2

Mientras tanto arrancar la bechamel, para ello derretir en una cazuela ancha la mantequilla y, cuando esté fundida, añadir los taquitos de jamón. Freír ligeramente el jamón durante un par de minutos hasta que empiece a cambiar el color. 

Paso 3

Añadir entonces la harina, bajar el fuego y cocinar durante 3-4 minutos removiendo con las varillas constantemente para que no se dore ni tampoco se pegue. 

Paso 4

Incorporar la leche, subir la intensidad del fuego y remover a tope con las varillas hasta que la bechamel coja la consistencia adecuada. Tened en cuenta que cuando se enfría coge más cuerpo todavía. 

Paso 5

Pelar los huevos duros, para ello un buen truco es cascarlos ligeramente e introducirlos en el agua. Ayuda a que salga mejor la cáscara. Romper por la mitad, retirar la yema de huevo y reservarla y picar la clara abundantemente. Incorporar la clara de huevo a la bechamel y remover bien. Será el momento de probarla para ajustar la sal en función de la potencia del jamón que hayamos utilizado. 

Paso 6

Cortar las rebanadas de pan al gusto para convertirlas en picatostes. En mi casa siempre han sido alargados para ir haciendo barquitos en el timbal pero también los podemos hacer cuadrados y pequeños para ponerlos por encima como "croutons". Freír entonces el pan en una sartén con abundante aceite de oliva hasta que se dore por todas partes. Retirar a un plato con papel de cocina para que pierda el exceso de grasa. 

Paso 7

Servir el timbal caliente y poner encima una yema de huevo estrujada (esto es aportación mía), acompañar con los picatostes. 

Receta de timbal de jamón y huevo en vídeo

Os dejamos por último esta receta de timbal de jamón y huevo en vídeo, para que veáis paso a paso cómo hacerla para triunfar en casa.