Pasta y arroz

19 recetas de cocina italiana que no son pizzas

Los italianos inventaron la pizza, pero también cocinan otras muchas cosas que están para chuparse los dedos.

17 enero, 2023 12:33

Después del Día de la Croqueta, llega el día de la Cocina Italiana. El 17 de enero el mundo rinde homenaje a la gastronomía del país que le regaló al resto del mundo la pizza. Pero hoy no hablaremos ni de masas, ni de quesos, ni de salsas de tomate para pizzas. 

Arroz, trigo, tomate, aceite de oliva, mantequilla, queso, salvia, albahaca, pimienta... son los sabores que más asociamos con la cocina de este país mediterráneo. En el capítulo de postres, el tiramisú, la panna cotta y los cannoli son los más internacionales, pero de ellos hablaremos en otra ocasión.

Recetas de pasta

En España somos muy aficionados a preparar platos de pasta con todo lo que nos encontramos por la nevera y eso es algo que los italianos no terminan de comprender. No hay más que fijarse en algunas de las recetas más populares de pasta para darse cuenta de que el minimalismo manda en la mayoría de las ocasiones.

Un italiano preferirá una buena pasta con tomate y algo de queso recién rallado por encima antes que hincarle el diente a alguno de esos inventos que somos capaces de perpetrar los demás cuando nos venimos arriba. Y no digo que los inventos no estén ricos.

Pasta con pesto de albahaca

Albahaca, queso, piñones y aceite de oliva son los ingredientes del pesto, una de las salsas con nombre propio más conocidas de la cocina italiana. Es habitual ver variantes que cambian la albahaca por otra hierba como podría ser la rúcula y los piñones por otros frutos secos. De hecho, para hacer la receta tradicional, si no podéis conseguir unos piñones de calidad, es mejor usar unas nueces.

Espaguetis a la putanesca

Ingredientes con mucha personalidad como las cayenas, las anchoas o las alcaparras son los encargados de potenciar el sabor de la salsa de tomate en esta receta de origen humilde.

Lasaña de carne a la boloñesa

La receta perfecta para cuando tienes invitados, porque puedes cocinar muchas raciones fácilmente, porque suele gustar a todo el mundo y porque, si sobra, se congela fenomenal.

Además, con estos trucos para que las placas de lasaña ni se peguen ni se rompan al hidratarlas, preparar la receta es mucho más fácil.

Espaguetis con tomate y albahaca

La simplicidad de la que hablaba en una imagen que lo muestra a la perfección. Un plato de pasta sencillo y ligero con ingredientes que son emblemáticos en Italia, no en vano dan color a su bandera.

Pasta 'alla Norma'

Una de las recetas de pasta más famosas procede de la región de Catania y es esta pasta 'alla Norma'. Su nombre es un homenaje a la ópera del mismo nombre de Vicenzo Bellini.

Para su elaboración, la salsa de tomate se acompaña de berenjenas, albahaca y 'ricotta salata'.

Pasta 'alla boscaiola'

En esta ocasión, panceta, champiñones y muchas hierbas aromáticas 'de bosque' son las que le dan personalidad al plato. Si los pruebas repites.

Pasta con tomate y gambas

La pasta y el marisco casan bien. Los aromas y matices de sabor que aportan los crustáceos a las salsas siempre son una delicia.

Como para estas recetas el marisco no es el ingrediente principal, sino más bien una guarnición para la pasta, el precio tampoco se dispara en exceso. Es importante, eso sí, estar atentos y controlar la cocción de este para que no se pase de punto.

Ravioli de huevo

Es posible que muchos cuando piensan en un plato de pasta lo primero que les venga a la cabeza sean las enormes bandejas de macarrones del comedor escolar. Si es así, aquí esta receta como prueba de que un plato de pasta también puede ser elegante y delicado.

Un único ravioli en el plato que esconde en su interior una yema de huevo aún líquida que bañará todo de salsa en cuanto cortemos el primer trozo. Sorprender con un plato de pasta como entrante es posible.

Espaguetis 'cacio e pepe'

Otro ejemplo de simplicidad, pimienta -preferiblemente recién molida- y queso pecorino o parmesano -preferiblemente rallado en el momento-. Sin más.

Recetas de arroces

En la cocina italiana, el arroz ('riso') también es la base de muchos platos, los famosos risottos elaborados con una técnica particular en la que el caldo se va incorporando poco a poco mientras se remueve el arroz para que este suelte todo el almidón y vaya formando una especie de crema a su alrededor.

Finalmente, se añade algo que queso y mantequilla para realizar la 'mantecatura' y así conseguir un arroz perfectamente cocinado, cremosísimo y con el grano entero. Ahí está la clave, un risotto es un arroz cremoso, no es un arroz pasado ni pastoso.

Risotto de calabaza y bacon

Descubre todos los secretos para hacer un risotto de calabaza y beicon perfecto

El risotto puede hacerse de muchas cosas, aunque cuando algún otro ingrediente acompaña al arroz suele ser algún vegetal o alguna chacina o embutido. Las hortalizas de temporada como alcachofas, guisantes tiernos, espárragos trigueros, calabacín o la calabaza que se usa en esta receta en la que te enseñamos todos los trucos para hacer un buen risotto.

Risotto a la carbonara

Vale, esta seguramente no es la receta que haría un italiano en su casa, pero nos hemos permitido la licencia de fusionar dos de los platos más emblemáticos de su cocina: el risotto y los spaghetti carbonara. El resultado os va a encantar.

Risotto a la milanesa

El risotto a la milanesa es el risotto más elemental y simple y no por ello menos delicioso. El arroz se crece con el sabor del queso y la mantequilla y los matices que le aporta azafrán que, además, le da ese bonito color.

Recetas de ñoquis

Hay un tipo de pasta italiana a la que en España le tenemos cierta manía, por eso le dedicamos un apartado propio en este recopilatorio con sabor a Italia. Hablamos de los ñoquis.

El porqué de esta enemistad con estas recetas puede que tenga que ver con que es una pasta que para que esté rica hay que hacerla en casa o comprarla fresca en algún sitio en el que la hagan casera. Los ñoquis que se compran en el súper, no sé a vosotros, pero a mí me recuerdan a una goma de borrar, así que entiendo perfectamente esa tirria que les tiene la gente.

Pero amigos, no se pierdan las recetas que vienen a continuación, porque merece mucho la pena dedicar al menos una mañana en la vida a hacer nuestra propia masa de ñoquis y preparar alguna receta con ella.

Ñoquis de patata 'burro e salvia'

Más simplicidad imposible, unos ñoquis caseros que son un espectáculo en sí mismos con una salsa hecha con unos pocos de esos ingredientes tan representativos de Italia: mantequilla ('burro'), salvia, queso y pimienta.

Ñoquis con tomate y albóndigas

No solo en Italia se comen ñoquis. En Uruguay es curiosa la tradición de comerlos el día 29 de cada mes y esta receta es nuestra versión de la que, en homenaje a esa tradición, sirven en el restaurante Picsa.

Otras recetas

Aunque la pasta está presente en muchísimas recetas, no es la protagonista en todas ellas. En ocasiones cede protagonismo a verduras y legumbres como en la famosa sopa minestrone y, a veces, ni aparece.

Sopa de 'pasta e ceci'

Sopa de pasta, garbanzos y queso parmesano, una receta para entrar en calor en otoño

Una reconfortante sopa de legumbres y pasta que se hace con garbanzos ('ceci') y es muy popular en Roma. Se puede hacer perfectamente utilizando los garbanzos que hayan sobrado, por ejemplo, de un cocido.

Papanozza

Se trata de un plato muy humilde que simplemente consiste en cocer una patata con una cebolla en agua con sal hasta que ambas estén muy tiernas, después se escurren, se aliñan con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y otra de vinagre. Opcionalmente se puede añadir un poco de pimienta recién molida, y se tritura todo para hacer una crema que se come untándola en pan. 

Está delicioso, pero igual no es la mejor opción para cenar.

Caponata siciliana

Es un guiso de berenjenas con tomate, completamente vegano -no lleva queso- que podría recordar un poco a nuestro pisto, pero a diferencia de este, la caponata lleva ingredientes que le dan un toque agridulce que hace que resulte una receta deliciosa.

Polenta con verduras asadas

Poco caso le hacemos en España a la polenta para lo buena que está. Es una crema que se hace con sémola de maíz y queso que puede tomarse caliente como si fuese un puré de patatas o puede dejarse enfriar para que solidifique, cortarla en trozos y cocinarla a la plancha. Todo un descubrimiento para los que aún no le hayáis dado una oportunidad.

'Malfatti' de espinacas

Estas bolas de espinacas y queso son algo parecido a unos ñoquis mal hechos, de hecho, malfatti significa eso literalmente. 

Aunque parezca lo contrario, son facilísimos de hacer.