Pasta y arroz

Ñoquis de patata, la receta básica italiana con mantequilla y salvia

Aprende a preparar ñoquis de patata caseros con una salsa muy fácil y tradicional de la gastronomía italiana. Para comer todos los días pero para hacer en una vez. 

12 marzo, 2021 12:56

Sabemos lo mucho que habéis intentado hacer pasta casera en casa. Igualmente sabemos que no es una tarea fácil y que no vamos muy sobrados de tiempo que se diga. Por ello, si os decimos que se puede preparar un plato de auténtica pasta fresca italiana en menos de una hora, ¿cómo os quedáis? Se trata de los ñoquis.

Unos pequeños bocados celestiales para los que no se necesita ni la clásica máquina para dejarla bien fina, ni la típica cuerda de tender para dejar reposar la pasta. Sólo se necesita unas manos hábiles que no se quemen al moldear la patata, una tabla para cortarlos e infinita paciencia para limpiar todo lo que se haya manchado de harina. Bueno, y si nos ponemos exquisitos, incluso podemos darle forma con un tenedor.

Ya hemos hecho receta de ñoquis con queso, en sopa o con tomate y albóndigas; pero, una vez tengamos la masa hecha, la receta de hoy se prepara en 3 minutos: 1 minuto de cocción + 1 minuto de salsa + 1 minuto de integración. Se trata de unos ñoquis caseros burro e salvia, o con mantequilla y salvia para que se entienda. Una preparación rápida, contundente, fácil y deliciosa que gustará a toda la familia.

Una de las muchas cosas buenas que tienen los ñoquis frescos es que pueden hacerse un montón y conservarlos bien envueltos en film en un táper para disfrutarlos de muchas otras formas (fritos como guarnición por ejemplo) pasados unos días. No deja de ser un puré de patata enharinado y sazonado al gusto. La receta clásica y original, sólo lleva sal y pimienta, pero pueden hacerse, por ejemplo, de remolacha o añadir todas las especias que queráis. Al fin y al cabo, ¿qué más da lo que se añada si, canónico o no, si el resultado es bueno y maravilloso? Hechas todas las presentaciones sólo queda calzarse el delantal, poner unas patatas a cocer y asombrar a todos nuestros invitados.

Cómo hacer ñoquis de patata caseros

Ingredientes

Para la masa de los ñoquis

  • Patata, 500 g
  • Yema de huevo, 1 ud
  • Harina de trigo, 120 g
  • Sal, 1 cucharadita

Para terminar el plato

  • Mantequilla, 100 g
  • Salvia fresca o eneldo fresco, un par de ramitas
  • Queso parmesano rallado, 2 cucharada
  • Pimienta negra molida, al gusto

Paso 1

Lo primero que tendremos que hacer será cocer las patatas en agua hirviendo y con piel para evitar que absorban demasiada agua. Una opción muy válida también es asar las patatas en el horno envueltas en papel de aluminio o incluso cocinarlas en el microondas durante 15-20 minutos, en un bol tapadas con papel film.

Paso 2

Una vez cocidas las patatas, y con cuidado de no quemarnos, pelarlas y machacarlas muy bien con un tenedor para evitar que queden trozos de patata entera. Esto es muy, muy importante y no se debe hacer nunca con una máquina porque se cambiaría la consistencia del puré.

Paso 3

En ese mismo bol con la patata, añadir el huevo y la sal. Mezclar bien. Incorporar harina suficiente para que la masa se convierta en manejable, pero que aún se pegue un poco a las manos. Pasarse de harina implicaría que los ñoquis luego queden algo duros. Dejar enfriar la masa completamente. 

Paso 4

Estirar la masa haciendo rollitos sobre la tabla. Habrá que enharinarla previamente para que no se pegue. Cuando el rollito esté hecho, cortarlo del tamaño de los ñoquis que queramos preparar (1,5 cm aproximadamente).

Paso 5

Poner a hervir en una olla grande abundante agua con sal y cocer los ñoquis hasta que salgan a flote. Será 1 minuto más o menos. Colar y reservar con un poco de aceite para que no se peguen.

Paso 6

En una sartén a fuego medio, derretir la mantequilla. Cuando esté líquida, agregar los ñoquis y la salvia fresca, si no tenemos podemos añadir eneldo o albahaca. Remover todo bien hasta que vaya cogiendo textura, agregar una cucharadita de agua de la propia cocción de los ñoquis para que quede bien y, en el último momento, añadir el queso parmesano. Poner a punto de sal y pimienta.