Aperitivos y entrantes

Tortilla de patata rápida con queso brie y chorizo, ¡para disfrutar!

Cuando necesites resolver una comida rápido esta tortilla de patata rápida con brie y chorizo será tu mejor aliada. Es fácil y apenas te llevará 15 minutos, ¡y está deliciosa!

20 agosto, 2020 12:12

Las recetas fáciles y sencillas las tenemos que tener siempre a mano para salir del paso en ocasiones en las que o no hay tiempo para cocinar mucho más o simplemente ese tiempo se quiere dedicar a otras cosas. Porque puede pasar, ¿eh? Pero aunque el momento en la cocina sea breve, lo mejor es que lo hagamos nosotros, por muy tonto y bobo que sea. Es precisamente el caso de esta tortilla de patata con chorizo y queso brie, que heredando una idea de Ferran Adrià es una alternativa maravillosa para cualquier momento de encrucijada culinaria. En 15 minutos os prometo que podéis tener una tortilla española de chorizo y queso que os enamorará. 

Ingredientes

  • Huevos camperos, 8 u
  • Patatas fritas estilo chips, 150 g
  • Cebolla frita crujiente, 20 g
  • Sal, 1/2 cucharadita
  • Queso brie, 100 g
  • Chorizo tierno, 180 g
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas

Origen de la tortilla de patata, el plato español por excelencia

Casi todo el mundo ha oído la historia que relaciona la invención de la tortilla de patata con el general carlista Tomás de Zumalacárregui: en unas versiones la probó en casa de una pobre campesina navarra, obligada a darle de cenar con lo que poco que tenía. En otras más fantasiosas, él mismo se ponía el mandil para hacerla durante el sitio de Bilbao.

No existen pruebas que demuestren tan extendida anécdota. Pero además los ejércitos carlistas no tenían en buena consideración la patata por lo que cuenta Galdós en sus Episodios Nacionales: “Para el rancho de hoy me han dado una cosa que llaman patatas. Mire, mire: son como piedras. Oí que comiendo estas pelotas sacadas de la tierra, se pierde la buena sangre, y nos volvemos todos gabachos o ingleses […] Yo no entiendo; pero le diré que las probé y me supieron al jabón que traen de Tafalla y Artajona. Que las coman los guiris, para que revienten de una vez".

Otra de las teorías sobre la tortilla habla de Flandes. En concreto del cocinero francófono Lancelot de Casteau, que en 1604 publicó un libro en el que incluía una especie de tortilla hervida con algo que llamaba tartoufles, mantequilla, hierbas, vino y yemas de huevo.

Esa tartoufle se ha traducido como sinónimo de patata, derivado de tartufoli (pequeña trufa), Una palabra con la que se denominaron las papas originalmente en Italia y que resultó en el alemán Kartoffel.

Pero resulta que en el mismo recetario Casteau cuenta que sirvió esas tartoufles en un banquete de 1557. Un año en el que era virtualmente imposible que hubiera patatas en Lieja. De modo que las tartoufles se quedan en trufas y los belgas, sin ser los inventores de la tortilla de patatas. Vayamos ahora pues a las hipótesis que sí tienen visos de ser ciertas.

Cómo hacer una tortilla de patata rápida con chorizo y brie

No, no estoy diciendo que esto sea lo mismo que la tortilla de patata española tradicional con su patata y su cebolla pochadas (sí, sí, CON cebolla) pero os afirmo que como sustituto es absolutamente maravillosa. Luego ya, podéis hacer todas las variaciones y modificaciones que queráis como en este caso en el que se le añade el chorizo desmigado dentro y también un trozo de brie en el medio para que se funda en su interior pero las combinaciones son interminables, aquí os dejo algunas ideas: jamón y pimientos del piquillo, de bacalao y puerro, de tomates secos y espárragos, de setas y queso Idiazábal.... 

Es vital para hacer una tortilla de patata una buena sartén, que no se pegue, antiadherente, con la que tengáis mucha confianza para que la tortilla baile bien y no os juegue una mala pasada a la hora de cuajarla pudiendo destrozar todo el trabajo previo. 

Paso 1

Si las patas chips vienen todas en la misma bolsa, abrir la bolsa ligeramente y dentro de la misma aplastarlas hasta triturarlas lo más pequeñas posible. Si no, hacerlo con el tenedor o el mortero dentro de un bol grande con un poquito de paciencia para que no explote todo por todas partes. 

Paso 2

Quitar la piel del chorizo, que tiene que ser lo más tierno posible, y picarlo muy muy pequeñito. 

Paso 3

En un bol grande cascar los huevos camperos y mezclarlos con la sal, la cebolla y el chorizo batiendo lo suficiente para que todo se quede homogéneo pero que los huevos no lleguen a espumar. 

Paso 4

Añadir las patatas a la mezcla y revolver bien, dejar reposar 15 minutos a temperatura ambiente. De vez en cuando, dar alguna vuelta para que todas las patatas se hidraten de manera igual. 

Paso 5

Quitar una de las tapas del queso Brie con la ayuda de un cuchillo, con delicadeza para quitar lo más finito posible y poner a calentar una sartén con una cucharada de aceite de oliva, a fuego fuerte. 

Paso 6

Cuando ya haya pasado el tiempo y veamos que la mezcla está espesa, volcar la mitad sobre la sartén bien caliente y poner el queso en el centro con la tapa que hemos dejado hacia arriba. Cubrir con el resto de la preparación de la tortilla y dejar a fuego medio 90 segundos. Con la ayuda de una espátula separar los bordes y usando un plato o un volteador de tortillas darle la vuelta.

Paso 7

Dejar que la sartén vuelva a calentar, añadir la otra cucharada de aceite y volver a volcar la tortilla, ahora para cuajarla por el otro lado, siempre ayudándonos con la espátula de silicona para que se haga la forma bien. Cuajar a fuego medio/suave hasta dejarla al punto que a cada uno le guste, personalmente con unos 90 segundos más por ese lado es suficiente, recordad que tenemos que calentar el interior para que el queso se derrita ligeramente y que la tortilla quede aún más maravillosa.