Actualidad gastronómica

Papel de aluminio y film, ¿cuál va mejor para cada cosa?

Papel de aluminio y film transparente, ¿cuál es mejor para cada cosa? Veamos cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno.

5 octubre, 2015 21:10

En nuestras casas no falta ninguno de los dos, papel de aluminio y film transparente son elementos básicos que hemos usado desde siempre en casa principalmente para envolver alimentos y facilitar su conservación… pero, ¿sabemos usarlos correctamente? ¿elegimos siempre el bueno? ¿o los usamos indistintamente según saquemos uno u otro del cajón?

Envolver un bocata que te llevas para comer en el curro un día que no tienes tiempo de cocinar nada más o tapar un plato con sobras de  comida que guardas en la nevera son tareas habituales de estos productos, aunque es cierto que tienen otras utilidades.

Papel de aluminio y film transparente, ventajas e inconvenientes de cada uno

Como todo en esta vida, cada uno tiene sus pros y sus contras, lo que hacen que, dependiendo de para qué los vayamos a utilizar, sea más adecuado usar uno u otro.

Papel de aluminio

papel-aluminio-00

papel-aluminio-00

El papel de aluminio, también conocido por algunos como papel de plata o simplemente por el nombre de la marca comercial más popular tiene ventajas muy interesantes que lo convierten en un imprescindible en nuestras cocinas:

  • Es ligero y se adapta fácilmente a la forma del alimento que queremos envolver, con lo que es una estupenda barrera para proteger los alimentos.
  • Es impermeable a la luz, la humedad, las bacterias y los olores, por lo que mantiene los aromas en el interior e impide que penetren los del exterior.
  • Conduce bien el calor y soporta temperaturas altas, por lo que puede utilizarse para cocinar,  especialmente en el horno, en el que se usa con frecuencia para hacer asados en papillote.

Pero también tiene sus inconvenientes:

  • Se rasga con facilidad, por lo que es fácil que se perfore con huesos que sobresalen, etc.
  • El aluminio es un material difícil de reciclar por lo que el impacto ambiental es elevado.
  • No se recomienda su uso para envolver alimentos ácidos que favorecen la migración del aluminio a los alimentos, aunque es condiciones normales, esta migración no es significativa. Esto es, si queremos envolver ese medio limón que nos ha sobrado y va de vuelta a la nevera, mejor no usarlo.

¿Para qué funciona bien el papel de aluminio?

Para envolver sándwiches, bocadillos, tanto fríos como calientes, para tapar platos con comida que queremos mantener caliente hasta el momento de servirla, para cocinar cosas en el horno.

Film transparente

Los hay de varios tipos, los normales que solo sirven para envolver alimentos fríos o a temperatura ambiente y los que son aptos para congelación o para su uso en horno microondas, aunque ni siquiera estos últimos podremos usarlos en el horno, como mucho en un baño maría.

Las principales ventajas del papel film son:

  • Al ser transparente permite ver lo que hay dentro y resulta muy útil cuando se trata de guardar cosas en el congelador.
  • Es fino, flexible y elástico, por lo que se adapta bien a la forma de los alimentos y es difícil que se rompa.
  • Es impermeable y evita que los alimentos se resequen.

Sus inconvenientes son que:

  • No se deben utilizar a temperaturas extremas a no ser que se trate de uno especial para esa función.
  • Tampoco deben usarse para cocinar en horno o sartenes ya que el plástico se podría fundir.
  • No se deben usar para envolver alimentos ricos en grasas.

¿Para qué es adecuado el papel film?

Para sándwiches o bocadillos fríos, para restos de comida fríos que se van a guardar en la nevera, para alimentos ácidos que no deben envolverse en papel de aluminio.

Fuente | Consumer