Trucos de cocina

Cómo hacer una limpieza a fondo en la cocina y qué orden seguir para acabar rápido

No tengas miedo a la limpieza a fondo en la cocina. Yendo zona por zona, lo tendrás hecho en poco tiempo y con poco esfuerzo. Te contamos cómo hacerlo paso a paso.

Noticias relacionadas

El cambio de estación, cuando se acerca el final del año, al mudarnos o sencillamente porque nos toca. Hacer una limpieza a fondo en la cocina no debería necesitar de excusas pero lo cierto es que suele ser por alguno de estos motivos que nos liemos la manta a la cabeza para limpiar todo en profundidad. 

Parece tedioso y que nos llevará horas y horas, pero con una buena organización, tendremos la cocina impoluta en muy poco tiempo. 

Algunos consejos antes de ponerte manos a la obra: 

  • Revisa que tienes todos los productos que necesitas para limpiar. Anota los que te falten para que no se te olvide incluirlos en la lista de la compra. Hasta que no tengas todos, no empieces si lo que quieres es coger esta tarea con fuerzas. 
  • Asegúrate de los materiales presentes en la cocina. Como veremos a continuación, no se limpia del mismo modo una encimera de piedra natural que de madera, por ejemplo. 
  • Intenta hacer la limpieza a fondo en la cocina un día con buena temperatura en el exterior. Necesitarás abrir las ventanas y es mejor evitar pasar frío. 
  • Escoge el orden en el que limpiarás cada elemento de la cocina. Nosotros te vamos a aconsejar por dónde empezar, pero tal vez prefieras hacerlo de otro modo. Para que la limpieza se haga más llevadera, piensa el orden y así verás los avances con más claridad. 
  • Que no te falte la radio o una buena playlist con tu música favorita de fondo. Personalmente, limpiar me resulta más ameno si le pongo ritmo. 

Cómo hacer una limpieza a fondo en la cocina

Y ahora sí, vamos a remangarnos para ver cómo hay que limpiar cada elemento de la cocina para dejarla limpia y reluciente. 

Limpiar el interior y exterior de los muebles

Tan importante es limpiar el interior de los muebles de cocina como las zonas más visibles (suelo, encimeras, etc). Y es que ganarás tiempo al cocinar sabiendo dónde está todo y además lo encontrarás rápidamente al tenerlo bien colocado. 

Puedes seguir el método de la gurú del orden Marie Kondo para tenerlo todo ordenado y a la par centrarte en la limpieza: Sacar todo el contenido de los armarios y cajones; desechar lo que ya no usas, botes vacíos, productos caducados / olvidados, etc; limpiar el interior de cada armario y cajón; recolocar los objetos en su interior. 

Después, podrás limpiar el exterior de tus muebles de cocina. Será muy importante que tengas claro de qué material son para no estropear su acabado, aunque el agua tibia con unas gotas de jabón neutro y una esponja suave nunca fallan cuando queremos quitar grasa, suciedad y eliminar las marcas de dedos. 

Cómo limpiar los electrodomésticos de la cocina

Continuaremos la limpieza dejando impoluto el exterior de nuestros electrodomésticos de acero inoxidable. Un material en el que, aunque las huellas se marcan con facilidad, es facilísimo limpiarlo, es duradero, resistente... Lo tiene todo y además se limpia de forma muy sencilla. 

Puedes usar vinagre, jabón, productos específicos de limpieza e incluso sacarles brillo con aceite. 

En cuestión de minutos brillarán como el primer día. 

Limpieza de la campana de cocina

La limpieza de la campana de cocina debe ser por fuera y por dentro. Es posible que nunca te lo hayas planteado. 

Fíjate primero en si se trata de una campana de extracción de humos o bien de recirculación, porque hay que limpiarlas de forma diferente. 

Limpiar una cocina de gas a fondo

Aunque limpiar una cocina de gas necesita algo más de tiempo para dejarla impecable, también debemos incluirla en la limpieza de nuestra cocina. 

Para los quemadores y las parrillas debes seguir unos pasos y para la base de la cocina otros, aunque puedes tardar menos si en tu día a día proteges la cocina contra manchas y salpicaduras. 

El agua con jabón, el vinagre o el amoniaco serán tus aliados.

Cómo limpiar la vitrocerámica

Cuando somos cocinillas sabemos que la vitrocerámica se va a manchar sí o sí, por eso su limpieza diaria es muy importante y también debemos dedicarle un repaso en profundidad si queremos que brille durante más tiempo. 

Para limpiar la vitrocerámica, hazte con los utensilios adecuados (esponja suave, paños y rasqueta) y emplea agua y jabón primero para lavarla y después un limpiador especial para retirar la grasa más difícil. 

Limpiar la nevera paso a paso

Limpiar la nevera significa revisar también su interior y todo lo que guardamos en ella para así deshacernos de botes vacíos o productos tal vez caducados. 

No nos olvidaremos de las baldas, bandejas y cajones, tampoco de las juntas, e incluso el congelador formarán parte de esta limpieza. Y una vez hayamos terminado con su interior, toca limpiar la parte de atrás de la nevera, esa gran olvidada. 

Cómo limpiar el lavavajillas

No mantener una correcta limpieza de nuestro lavavajillas puede ocasionar que deje de funcionar, ya que el filtro puede atascarse con restos de comida y suciedad, o la sal puede terminarse. Incluso sus conductos internos deben ser limpiados cada mes o dos meses usando productos especiales para ello. 

De este modo, alargaremos su vida útil y evitaremos malos olores, además de completar la limpieza a fondo en la cocina.

Limpiar el horno con productos naturales

Bicarbonato, vinagre, agua y poco más es lo que hace falta para dejar el interior de un horno reluciente. Es muy normal que se manche con nuestras elaboraciones, por lo que te recomendamos no dejar que pase demasiado tiempo entre limpieza y limpieza. 

Cómo limpiar el microondas 

Únicamente usando limón podemos limpiar el microondas a fondo y que quede perfecto. Tardarás 5 minutos y casi no te costará esfuerzo, así que mientras el limón hace su trabajo, tú puedes continuar con la limpieza. 

Limpiar las encimeras de la cocina

Antes de lanzarte a limpiar tu encimera, asegúrate del material con el que está hecha, porque para la piedra natural debes evitar el limón y el vinagre, pero para una encimera laminada pueden ser tus aliados. O por ejemplo, es adecuado que protejas tu encimera de madera con aceite

Si tienes dudas, el agua tibia con unas gotas de jabón líquido neutro será tu mejor aliado. 

Cómo limpiar los cristales de la cocina

Suele pasar desapercibida pero la grasa se va acumulando en las ventanas de nuestra cocina cada vez que encendemos los fogones, por lo que también debemos realizar una limpieza de los cristales. Existen muchos productos que nos ayudarán a deshacernos de la grasa y lograr que queden transparentes. 

Ya sea agua tibia con amoniaco, o vinagre, o usando una pistola de vapor, deja que la luz vuelva a entrar sin problemas en tu cocina. Y ya que te pones con una limpieza a fondo en la cocina, aprovecha para dejar relucientes las persianas o las cortinas, que también se ensucian. 

Mantener la limpieza de los azulejos de cocina

Si las paredes de nuestra cocina están cubiertas con azulejos, nos habremos dado cuenta de que tras muchos cocinados la grasa y la suciedad comienzan a dejarse ver, sobre todo en el frontal donde se encuentran los fogones

Por eso la limpieza de los azulejos debe cuidarse mucho, para que así no desluzcan nuestra cocina. 

Para que no se convierta en una tortura, cada vez que termines de cocinar, repasa con agua y jabón los azulejos. Y cuando te toque una limpieza en profundidad, escoge el producto que mejor te funcione. No olvides repasar las juntas, por supuesto. 

Cómo limpiar el suelo de la cocina

Y cerraremos  la limpieza a fondo en la cocina con el suelo. A la hora de limpiar el suelo de tu cocina también necesitas tener claro a qué material te enfrentas. La cerámica o el gres quedarán impolutos con agua y jabón o vinagre o bicarbonato. La piedra natural requiere de agua con amoniaco o bien jabón neutro. En el caso del microcemento necesitaremos un producto especial de cera acrílica, etc. 

También hay que prestar atención a las juntas, que poco a poco cogen un color negro que desluce nuestro suelo pero gracias al bicarbonato pueden lucir su blanco original de nuevo. 

Limpiar vasos y copas

Y una vez tengas toda la cocina reluciente, puedes ponerte con otras piezas. Haciendo una limpieza correcta de la cristalería, lograremos mantener su brillo durante mucho más tiempo. El vinagre blanco será un gran aliado y, en caso de que haya pequeños arañazos en nuestras copas o vasos, la pasta de dientes. 

Limpieza de la cubertería paso a paso

A pesar de que cada día usamos nuestra cubertería, no le prestamos suficiente atención a cómo la estamos cuidando. Por eso, enseñamos el paso a paso de una limpieza de la cubertería perfecta para que quede como nueva, ya sea de plata o de acero inoxidable.