Reportajes gastronómicos

¿Cocina americana o cocina cerrada? Conoce las ventajas e inconvenientes de cada una

La eterna pregunta cuando nos planteamos cambiar la distribución de este espacio: ¿Es mejor una cocina americana o una cerrada? Conoce sus ventajas y defectos para decidirte.

Noticias relacionadas

La reforma de una casa o de la cocina en concreto es un buen momento para plantearnos qué hacer con este espacio que usamos cada día. ¿Mantenemos la clásica estructura de la cocina cerrada o nos pasamos a una cocina americana y abierta al salón? 

Se trata de una decisión importante que hay que meditar bien porque dar media vuelta es complicadísimo y muy caro. Ya que vamos a realizar esta inversión, hay que estar seguro del paso. 

Ambas cocinas tienen sus pros y sus contras. Te recomendamos conocerlos todos y decidir sabiendo qué te espera con tu nueva cocina. 

Cocina americana: pros y contras

Si te decides por una cocina americana o abierta probablemente sea porque quieres ganar metros visualmente hablando. En vez de tener una cocina pequeña y un salón comedor pequeño, puedes tenerlo todo en una misma habitación más grande. Los pisos cada vez más pequeños y también que es una tendencia, nos hacen ver más cocinas americanas últimamente. 

Si te estás planteando poner una cocina de este tipo en tu casa, debes tener algunos detalles importantes en cuenta que no se dan con las cocinas cerradas porque estas son más clásicas y estamos habituados a ellas: 

  • Electrodomésticos silenciosos: Te recomendamos invertir en la compra de electrodomésticos silenciosos. Piensa que mientras el lavavajillas esté funcionando, tú estarás en el salón viendo la televisión o trabajando y su ruido puede ser molesto. Lo mismo sucede con la lavadora o la campana extractora. 
  • Campana extractora: Vamos a hacer hincapié en este electrodoméstico que, silencioso o no, lo más importante es que sea potente. Algo clave para disfrutar de nuestra cocina abierta. 
  • Decoración: Será muy importante que cuides la estética de la cocina porque debe estar integrada con la decoración del salón. La iluminación debe también ser muy cuidada para crear ambientes diferentes entre cocina y salón. 
  • Distribución: La cocina americana debe ayudarte a aprovechar aún más el espacio del que dispones. Piensa la estructura de tu cocina, si será en U, en L, si necesitas una isla o península, si es mejor que solo tenga un frente, etc. 
  • Revisa los planos: Antes de emprender la obra, asegúrate de que la cuarta pared de tu cocina no sea un muro de carga o que no haya vigas que queden justo en medio de la cocina, por ejemplo. Y aunque así fuera, siempre puedes urdir un plan B y aprovechar estos elementos sin renunciar a tu cocina abierta, que puede pasar a ser semiabierta. 

Ventajas de una cocina americana

Contar con una cocina americana nos aporta muchas ventajas que hacen que, quien la tiene en casa, ya no quiera volver a vivir en una casa de cocina cerrada: 

  • Espacio abierto y diáfano: Logras una estancia abierta y visualmente más grande al no haber paredes. 
  • Un espacio moderno: Las cocinas americanas llevan décadas siendo imprescindibles en las cocinas de Estados Unidos pero en España no es tan común verlas. Las casas que cuentan con una parecen más modernas y a la última. 
  • Luz natural: Otro de los motivos por los que se opta por una cocina americana es cuando encontramos una cocina interior, sin ventanas. Abriéndola al salón, conseguimos luz natural. 
  • Perfecto para visitas y fiestas: Si eres social y no concibes no tener visita en casa cada fin de semana, una cocina abierta te encantará porque estarás con tus visitas todo el tiempo. Da igual que te vayas a rematar los detalles del menú o a por más bebida porque podrás seguir la conversación igualmente. 
  • Más familiar: Si tienes niños pequeños en casa, una cocina americana es perfecta cuando los mayores nos ponemos a cocinar y los niños siguen jugando en el salón. Podemos tenerles vigilados en todo momento.
  • Tareas más rápidas: Si usas esa mesa o bien la isla como mesa para comer, te será más fácil y ágil poner y quitar la mesa. Incluso cuando nos sentamos y caemos en la cuenta de que se nos ha olvidado algo, no nos costará acercarnos a por ello. 
  • No es necesario invertir en una isla: Mucha gente asocia automáticamente isla con cocina americana, pero lo cierto es que puede ser un impedimento visual y que dificulta el paso, además de un gasto importante. Si quieres ahorrártela, puedes colocar una mesa de comedor no demasiado grande pero bonita y que haga las veces de isla. 

Inconvenientes de la cocina americana

Aunque las ventajas son muchas también hay algunas desventajas o inconvenientes con las cocinas americanas. Pero casi todos se pueden resolver anticipándonos a ellos: 

  • Desorden a la vista: Que la cocina sea visible al 100% implica que debe estar recogida y ordenada siempre (salvo que estés solo en casa y no te importe). Dejar el fregadero lleno de platos y ollas sucias, la encimera sucia, los armarios abiertos, el exprimidor usado...Son detalles que deslucen la cocina vista desde fuera. En una cocina cerrada queda igual de mal pero es cierto que no se ve tanto. La clave es recoger siempre después de usar la cocina y disponer de mucho espacio de almacenaje. 
  • Olores: Al freír o al cocinar un pescado, por ejemplo, generaremos olores fuertes que se extenderán al salón. La solución no es abrir las ventanas sino contar con una campana extractora potente que elimine estos olores. Y no olvidemos la basura. Hay que sacarla a menudo y aún más si hemos tirado desperdicios o sobras de alimentos que pueden oler. 
  • Ruidos: Comentábamos unas líneas más arriba que es importante invertir en electrodomésticos silenciosos. Si no lo hacemos, tendremos que habituarnos a oírlos desde el salón con todo lujo de detalles. 
  • Gasto energético mayor: En verano el aire acondicionado tendrá que trabajar más para enfriar el salón porque será más grande al estar unido a la cocina y en invierno el calor de los radiadores se disipará más fácilmente por el mismo motivo. La solución es aislar bien la casa y las ventanas, y contar con aparatos que no consuman demasiada energía para que el gasto no se dispare. 

Pros y contras de una cocina cerrada

Si por el contrario tenemos un gran salón o somos más clásicos, una cocina cerrada es una opción igualmente válida.

Ventajas de una cocina cerrada

Una cocina aislada cuenta con una serie de ventajas a evaluar:

  • Estilo diferente: Comentábamos que la cocina americana tiene que tener una decoración cuidada que encaje con la del salón para que visualmente quede bien. En el caso de una cocina cerrada podemos optar por cualquier tipo de estilo y decoración porque es totalmente independiente del salón. 
  • Los olores se notan menos: No siempre vamos a cocinar con la puerta cerrada pero es cierto que, cuando hagamos platos que huelan más, poniendo la campana y cerrando la puerta el resto de la casa no se llenará de esos aromas. 
  • El ruido no importa tanto: Porque si la lavadora suena demasiado y la cafetera es muy escandalosa, no pasa nada. El resto de la casa no se enterará si cerramos la puerta. 
  • El orden es más laxo: Una cocina limpia y ordenada es algo fundamental aunque solo sea por higiene pero es cierto que, si después de cocinar se queda más desordenada, no pasa nada, no se ve. 

Inconvenientes de una cocina aislada

Pero las cocinas cerradas también tienen ciertas desventajas que hay que observar y evaluar: 

  • Espacio cerrado: La gracia de una cocina cerrada es que está aislada, sí, pero si es muy pequeña puede resultarnos agobiante. O si está mal distribuida puede complicarnos su uso. 
  • Luz artificial: Por lo general, las cocinas cerradas cuentan con ventanas pequeñas o bien una terraza pero la luz no entra igual cuando tenemos ropa tendida o sencillamente una terraza abarrotada de cosas. Tendremos que usar más luz artificial pero con una correcta iluminación no será un gran problema. 
  • Aislamiento: Cuando haya visitas en casa te perderás parte de la fiesta y de la conversación cuando vayas a la cocina. Y si tienes niños, no podrás vigilarlos cómodamente. 

Pared de cristal en la cocina: una solución intermedia

Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

Si quieres una cocina abierta porque te gusta visualmente pero no quieres arriesgarte con los olores, una opción intermedia es hacer una pared de cristal o con cuarterones de hierro. La cocina estará cerrada con ella pero visualmente queda abierta al salón y el comedor, además de ser una solución estética muy elegante y moderna, que hará de tu casa un espacio diferente al resto. 

También existen las cocinas semiabiertas que cuentan con una ventana abierta o pasaplatos hacia el salón que hace las veces de barra. Entra la luz, estás conectado con el salón en todo momento y puedes jugar con la decoración a ambos lados de esta pared de forma independiente. 

Entonces, ¿qué es mejor? ¿Una cocina americana o una cocina cerrada? Creo que cada persona tiene su vencedora, bien porque le da más peso a las ventajas o porque no quiere lidiar con las desventajas. En mi caso, desde hace un par de años tengo cocina americana y no puedo estar más contenta con ella. Realmente las ventajas se notan mucho y el tema de los olores, que en mi caso es el que más me preocupaba, ni lo noto gracias al extractor. Si no fuese una cocina abierta, no tendría luz natural y sería mucho más agobiante. 

Tampoco me importaría volver a tener una cocina cerrada pero ahora que me he acostumbrado, sinceramente, me quedo con la cocina americana. ¿Y vosotros?