Pollo Villeroy

Pollo Villeroy

Carne

Pollo Villeroy, receta fácil paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos a seguir para preparar un riquísimo pollo Villeroy.

7 abril, 2015 10:59

Noticias relacionadas

Preparación: 15 min   Dificultad: 1/5  Raciones: 2   Coste: < 3 €

Ingredientes

  • Pechuga de pollo, 1
  • Bechamel, 150 g (*)
  • Huevo, 1
  • Harina de trigo
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Pimienta

El pollo Villeroy o pollo a la Villeroy es una preparación clásica de la cocina francesa que consiste en un filete de pechuga de pollo cocinado a la plancha que se envuelve en una bechamel más o menos espesa, se reboza y se fríe.

Personalmente, a la hora de preparar esta receta de pollo Villeroy prefiero que la bechamel no sea demasiado espesa, porque si lo es me acaba pareciendo una croqueta gigante, aunque también se puede hacer con una bechamel que tenga la consistencia de una masa para croquetas y dejándola enfriar como estas, para que el resultado sea precisamente una supercroqueta enorme rellena de filete de pechuga de pollo o de cualquier otra ave.

Preparación del Pollo Villeroy

  1. Cortamos la pechuga de pollo en filetitos finos. El tamaño al gusto de cada uno, aunque si vamos con prisa, cuanto más grandes, antes acabamos. Salpimentamos los filetitos.
  2. Los cocinamos en la plancha con el fuego a tope (12/12) hasta que estén completamente cocinados. Si os han quedado finos no será necesario ni un minuto por cada lado. Cuando estén los reservamos.
  3. Ahora toca pasarlos por la bechamel y hay dos maneras de hacerlo, bañar los filetes con la bechamel caliente y dejarlos enfriar para que solidifique la bechamel y poder rebozarlos o, como lo suelo hacer yo, que es rebozarlos en la bechamel fría y luego rebozarlos con cuidado en harina, pasarlos por huevo batido y, finalmente, por pan rallado.
  4. Ya solo falta freírlos, para ello seguiremos las mismas recomendaciones que os dimos para freír croquetas y que nos queden perfectas.

Resultado

Estos filetes de pechuga de pollo Villeroy son de esas cosas a las que los peques nunca suelen decir que no… y los mayores tampoco :).

Se congelan estupendamente una vez rebozados como si fuesen croquetas y cuando vayamos a comerlos se pueden freír directamente del congelador como estas. De hecho mi madre solía aprovechar cuando hacía croquetas, dejar parte de la bechamel para hacer esta preparación y que así el contenido del congelador fuese más variado.

Aunque lo habitual es utilizar filetes de pechuga de ave, yo he probado a hacerlo para aprovechar sobras de filetes de pescado a la plancha y también está riquísimo y eso que el pescado a la plancha es difícil de reutilizar en la cocina.

¿Vas a seguir con el pollo empanado a la manera tradicional o te pasas al pollo Villeroy?