Carne

Pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas

Aprende cómo preparar una deliciosa pechuga de pollo rellena de mantequilla aromatizada de hierbas frescas´o pechuga de pollo Kiev.

De vez en cuando apetece salir de ese sota, caballo y rey al que solemos estar acostumbrados con las pechugas de pollo, por eso hoy vamos a preparar una receta con mucho rollo pero que a su vez representa una de las grandes recetas clásicas de la gastronomía europea: la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas, o lo que es lo mismo, el pollo a la Kiev.

Ingredientes

  • Una pechuga grande de pollo de corral
  • Mantequilla en pomada, 60 g
  • Diente de ajo, 1
  • Un buen puñado de perejil fresco
  • Un buen puñado de cebollino fresco
  • Un poco de salvia fresca
  • Ralladura de limón
  • Harina
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer una pechuga de pollo rellena de mantequilla

01: Picamos las hierbas aromáticas y las mezclamos con la mantequilla en pomada

Trabajamos la mantequilla en pomada para comprobar que está blanda y que podemos integrar las hierbas aromáticas en ella sin problemas. Rallamos el diente de ajo y añadimos la pulpa obtenida a la mantequilla en pomada. Mezclamos bien.

Picamos lo más fino que podamos el perejil y el cebollino fresco y los añadimos al bol en el que estamos trabajando la mantequilla en pomada. Mezclamos bien las hierbas aromáticas con la mantequilla hasta que se mezclen homogéneamente. Añadimos también un poco de salvia fresca muy picadita y ralladura de limón al gusto. Yo añado una buena cantidad, ya que el aroma del limón combina de maravilla con dos productos como el pollo y la mantequilla.

Terminamos de mezclar la mantequilla en pomada con las hierbas aromáticas, el ajo y la ralladura de limón hasta obtener una pasta uniforme. Reservamos.

02: Abrimos la pechuga de pollo

Con el fin de rellenar la pechuga de pollo con mucha mayor facilidad vamos a pasar la mantequilla de hierbas a una manga desechable. Abrimos la manga sobre nuestra mano y con la otra mano la llenamos de la mantequilla con la ayuda de una lengua de de silicona. Cortamos el extremo de la manga para que la boquilla permita extender un hilo compacto y fino de nuestra mantequilla de hierbas aromáticas.

Por otro lado debemos abrir en la pechuga de pollo una especie de bolsillo en el que introducir nuestro relleno, de modo que logremos introducir una gran cantidad de mantequilla de hierbas en la pechuga de pollo sin que este se nos escape durante la cocción.

Colocamos la pechuga de pollo sin piel dada la vuelta sobre la tabla y observamos cómo la pechuga de pollo está compuesta de una tira alargada unida a la pechuga por la parte inferior pero que en la parte superior se separa como si de una especie de solapa se tratase. Esta parte se denomina solomillo de pollo y nos servirá para cubrir el corte por el cual rellenaremos la pechuga de pollo para que la mantequilla no se escape posteriormente.

En la parte superior de la pechuga y en un sitio que quede cubierto por el solomillo de pollo una vez lo doblemos sobre la pechuga, introducimos un cuchillo fino y alargado y hacemos una incisión hacia la parte inferior de la pechuga. Tenemos que tener mucho cuidado en no llegar al final y no atravesar la carne, lo que provocaría que el relleno saliese de la pechuga de pollo durante la cocción y arruinaría la receta.

Una vez introducido el cuchillo lo movemos suavemente en zig-zag para agrandar y ensanchar el agujero que hemos practicado en la pechuga.

03: Rellenamos la pechuga de pollo con la mantequilla de hierbas aromáticas y la enfriamos 

Una vez abierto el orificio, introducimos la boquilla de la manga en él y rellenamos la pechuga con la mantequilla de hierbas aromáticas hasta que esté repleta de relleno pero mantenga la forma.

Cubrimos la incisión con el solomillo de pollo de modo que la pechuga quede tal cual estaba al principio de la receta. Colocamos la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas sobre un plato de modo que el corte y el solomillo que lo cubre queden en la parte inferior. Introducimos la pechuga de pollo rellena en el frigorífico durante al menos 45 minutos para que la mantequilla se enfríe y coja consistencia.

04: Empanamos la pechuga de pollo y la freímos

Sacamos la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas del frigorífico y la salpimentamos generosamente por ambas caras.

Enharinamos entonces la pechuga de pollo y sacudimos el exceso de harina con las manos. Introducimos la pechuga de pollo en huevo batido hasta que se embadurne perfectamente con el huevo por ambas caras. Por último, sacamos la pechuga de pollo del huevo y la cubrimos con pan rallado hasta empanarla uniformemente.

Freímos la pechuga de pollo rellena y empanada en una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra a fuego medio durante 3 minutos por cada lado, hasta que el empanado cree una costra crujiente y dorada.

05: Terminamos de cocinar la pechuga de pollo rellena de mantequilla 

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tras esta fritura previa hemos creado una película crujiente y sabrosa en la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas, pero en su interior seguirá estando cruda.

Para terminar de cocinar la pechuga de pollo la colocamos sobre una fuente y la introducimos en el horno. Asamos la pechuga de pollo rellena durante 8-10 minutos, dependiendo del tamaño.

Dejamos que la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas repose entre 5 y 10 minutos antes de cortarla y servirla, para que así tanto la mantequilla como sus jugos no acaben desparramados por el plato en vez de hidratando por la carne.

06: Servimos pechuga de pollo rellena de mantequilla

Servimos la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas, en este caso acompañada de una ensalada fresca, una guarnición tan sencilla como ideal.

Resultado final

El pollo relleno de mantequilla aromatizada es un plato clásico de las gastronomía europea. Este plato de origen ruso es también llamado pollo a la Kiev o, simplemente, pollo Kiev. Esta receta, al igual que otras tantas recetas de pollo frito internacional, demuestran la versatilidad de un producto tan humilde como el pollo y la influencia que la riqueza cultural de cada lugar del mundo pueden plasmar en su cocina y su propia creatividad.

Como apunte que vale la pena mentar, para preparar este relleno de mantequilla de hierbas aromáticas es imprescindible que la mantequilla esté en pomada y así sea fácilmente trabajable. Por tanto debemos sacarla previamente del frigorífico con al menos dos horas de antelación para que se ablande y adquiera textura cremosa, como de pomada (de ahí el nombre con el que se conoce).

Por otro lado señalar que una manga pastelera desechable es un utensilio que nos sirve de mucha ayuda siempre que tenemos que rellenar pimientos, canelones o cualquier otra preparación de manera mecánica y reiterada. En este caso y dada la naturaleza viscosa de la mantequilla, además nos ayudará a su vez a no pringarnos enteros de grasa y a que la pechuga de pollo quede perfectamente rellena con la cantidad perfecta de mantequilla y sin ensuciar toda la cocina. Si no contáis con una manga desechable siempre podéis usar una bolsa de congelación, nueva y perfectamente limpia, haciendo un cucurucho con una de sus esquinas y cortando la punta del grosor que más nos convenga.

Aunque quizás parezca un engorro abrir y rellenar la pechuga de pollo en realidad es un proceso relativamente sencillo una vez se coge algo de práctica, siempre que se haga con mimo y cierta delicadeza, así que no le cojáis miedo y empezad a disfrutar de esta receta de pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas aromáticas, un plato clásico que merece ocupar un lugar privilegiado en nuestros recetarios.