Aperitivos y entrantes

Tamagoyaki, la tortilla japonesa cuadrada que se toma para desayunar

La tortilla japonesa o tamagoyaki es un clásico de las series de anime y de los manga japoneses y hoy te contamos cómo prepararlo en casa en un momento.

Esta curiosa tortilla japonesa de forma alargada y sección rectangular es un plato típico del desayuno nipón. Aunque la elaboración es ligeramente distinta e incluye algunos ingredientes más, en esencia es similar a la tortilla francesa, aunque mucho más sabrosa debido a la salsa de soja y el caldo dashi que le aportan muchísimo umami.

Ingredientes

  • Huevos, 6
  • Azúcar, 2 cucharadas
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Caldo dashi, 120 ml (*)
  • Vinagre de arroz, 1 cucharada
  • Aceite para engrasar la sartén

Cómo hacer una tortilla japonesa

(*) Si no encontramos los ingredientes necesarios para preparar un caldo dashi, podemos sustituirlo por agua o un caldo de pescado tradicional.

01: Preparar la mezcla de huevos

En un bol batimos los huevos, añadimos el resto de ingredientes y lo mezclamos todo muy bien. Si queremos que quede más fina la tortilla, pasamos la mezcla por un colador.

02: Preparar la esterilla de bambú

Para darle la tradicional forma cuadrada, dejamos preparada una esterilla de bambú cubierta con papel de horno, pues la forma solo se le puede dar en caliente, así que mejor tenerlo listo desde el principio.

03: Preparar la tortilla japonesa

Engrasamos la plancha o la sartén con unas gotas de aceite que extenderemos bien con ayuda de un papel de cocina.

La ponemos a calentar a fuego medio-alto (8/12) y cuando esté caliente echamos un cucharón de la mezcla de huevo y lo extendemos por toda la superficie moviendo la sartén como cuando hacemos crepes o filloas.

Cuando el huevo empiece a cuajar enrollamos la tortilla hacia delante, empujamos el rollo hacia atrás para que quede en el sitio donde empezamos a enrollar, engrasamos de nuevo, echamos otro cucharón de mezcla, lo extendemos asegurándonos de que la mezcla entra debajo del rollo que ya tenemos y, cuando empiece a cuajar, seguimos enrollando. Y así sucesivamente hasta terminar con todo el huevo.

Cuando terminemos de enrollar la dejamos unos segundos por cada lado para que se dore.

04: Dar forma a la tortilla japonesa

Inmediatamente la pasamos al papel de horno y le damos la típica forma rectangular con ayuda de la esterilla.

05: Servir

Podemos servirla caliente, templada o fría. En el desayuno japonés suele servirse con una sopa de miso. Pero también resulta una receta estupenda para cenar si se la acompaña de una buena ensalada o de unas verduras a la plancha.

Si no dispones de una sartén rectangular específica para hacer tamagoyaki, puedes hacer la tortilla japonesa en una sartén normal, la única diferencia es que te quedará con una forma algo abombada, más gruesa en el centro y más fina en los bordes, pero quedará igualmente deliciosa.