Mojácar

Lloviendo Pedros

Cuando le saludo, ni siquiera pestañea. Se hace el estrecho. Percibo, enseguida, que le entra el complejo de politicastro pillado in fraganti en la...