Preparación: 10 min     Reposo: 60 min     Dificultad: 1/5     Raciones: –     Precio: 4 €

Ingredientes

  • Sardinillas en aceite de oliva, 1 lata
  • Mejillones en escabeche, 1 lata
  • Huevo duro, ½
  • Cebolleta picada, 1 cucharada
  • Queso de untar, 2 cucharadas

Noticias relacionadas

Vamos a ampliar la estupenda colección de patés de Cocinillas con este paté de sardinillas y mejillones. Es sencillísimo de preparar y muy sabroso. Invirtiendo apenas 10 minutos en la cocina y utilizando únicamente una batidora y su vaso de batir,  tendremos solucionado el aperitivo de una comida o cena informal.

Además es una manera estupenda de introducir el pescado en nuestra dieta, en forma de delicioso paté con un profundo sabor a mar.

Preparación del Paté de sardinillas y mejillones, receta de aperitivo fácil

  1. Empezamos cociendo y pelando el huevo. Para cocer el huevo duro y que te quede perfecto puedes seguir las instrucciones de este post.
  2. Limpiamos las sardinillas, les quitamos la espina central y escurrimos. Las ponemos en el vaso de la batidora.
  3. Escurrimos los mejillones y los añadimos también. Reservamos la salsa de escabeche.
  4. Añadimos el queso de untar, la cebolla picada y el huevo cocido.
  5. Batimos unos minutos con la batidora. Añadimos poco a poco la salsa de escabeche de los mejillones que teníamos reservada; la cantidad que necesitemos hasta conseguir la textura deseada.
  6. Reservamos en el frigorífico al menos una hora para que los sabores se fusionen y coja consistencia; de hecho está mucho más rico si lo dejamos reposar de un día para otro.

Resultado

Y de esta sencilla forma ya tenemos listo nuestro paté de sardinillas y mejillones. Lo podemos acompañar con unas galletitas tipo crackers, pan de pita tostado, colines, etc. También lo podemos servir en tartaletas, poniendo el paté en una manga pastelera con boquilla rizada; quedarán muy elegantes.

Trucos y consejos

Si el paté de sardinillas y mejillones te ha quedado muy ligero y necesitas espesarlo, añade una cucharada más de queso, no le aportará sabor, solo textura. Si no tienes queso de untar tipo Philidelphia, puedes utilizar algún quesito cremoso tipo Caserío. De todas formas, si eres de los que no les gusta nada de nada el queso puedes sustituirlo por mayonesa.

Para dar un mayor contraste de color a la hora de servir nuestro paté, puedes ponerle encima unas huevas de lumpo rojas o algún detalle con pimiento de piquillo; el color rojo hace un bonito contraste con el de nuestro paté.

Si te parece muy fuerte el sabor de este paté de sardinillas y mejillones prueba a añadir más huevo duro,  hasta que esté a tu gusto. Por ejemplo en casa, cuando lo va a comer mi hijo añado el huevo duro entero. Otra opción es utilizar los mejillones al natural y añadir una cucharada sopera de kétchup o de tomate casero.

Otros patés en Cocinillas

Cuéntanos, ¿cuál es tu paté casero favorito?