¿Cuántas veces por semana consumes pescado fresco en casa? Es probable que la respuesta a esta pregunta, en muchos casos, sea una cifra muy inferior a las veces que consumimos carnes u otros grupos de alimentos. Un reciente estudio revela que la población más joven y las clases desfavorecidas son los colectivos que menos pescado fresco consumen entre todas las comidas semanales.

Noticias relacionadas

Sabemos que el consumo de pescados es fundamental a la hora de llevar una dieta equilibrada pero, ¿realmente consumes las 3-4 raciones semanales que aconseja el Ministerio de Sanidad?

Una gran parte de la población no lo hace y así lo muestra el estudio elaborado para Crianza de Nuestros Mares (el sello que reconoce a las doradas, corvinas y lubinas criadas en las costas de España). En él se han utilizado muestras de población de toda España, con variedad de edad y sexo, y los resultados son claros.

Los jóvenes no alcanzan el consumo recomendado de pescado fresco

Más de la mitad de la población española no consume el pescado semanal que recomiendan las autoridades, pero la cifra empeora si hablamos de los más jóvenes o de las clases medias y bajas.

dieta-pescado-fresco

En concreto, el estudio revela que los jóvenes hasta 24 años son el grupo que menos pescado fresco consume semanalmente, con aproximadamente 1,3 raciones cada 7 días. Esa cifra crece conforme aumenta la edad de la población, siendo los mayores de 55 años aquellos que más pescado consumen, superando de media las 2 raciones por semana.

Al mismo tiempo, el estudio también desvela la frecuencia de la presencia de pescado en las comidas repartida en las distintas clases sociales. Así, las clases media, media-baja y baja registran un menor consumo (1,7 raciones semanales), mientras que la clase alta y media-alta supera las 2 raciones semanales.

La importancia del pescado en la dieta

Entre sexos, las mujeres consumen de media más pescado en las comidas (2 raciones semanales, frente a 1,7 de los hombres). Además se aprecia que, si hay niños en el hogar, el consumo de pescado también aumenta, lo que es una buena noticia para tratar de que los pequeños lleven una dieta equilibrada y variada.

Recordemos que los pescados y otros productos del mar son fundamentales y claves en la alimentación, siendo protagonistas en la Dieta Mediterránea de la que tan orgullosos nos encontramos. No hay que olvidar que desde el año 2013 es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Por último y como curiosidad, el estudio revela que la población sigue prefiriendo la compra de pescado fresco entero, pero cada vez más crece la compra de piezas ya cortadas, limpias y en bandejas listas para preparar y consumir, ¿es tu caso?