Con algunos vinos cuesta adivinar hasta lo más sencillo: ¿blanco o tinto?

Con algunos vinos cuesta adivinar hasta lo más sencillo: ¿blanco o tinto?

Vinos

Blancos, tintos o viceversa: seis vinos transgénero para jugar al despiste este verano

Si nunca has hecho una cata a ciegas con tus amigos, te animamos a hacerlo con estos vinos transgénero, difíciles de categorizar hasta para los más experimentados.

El concepto de vinos transgénero o ‘trans’ no existe como categoría oficial en el mundillo vitivinícola, pero a nosotros nos sirve para designar a esos blancos con características de tintos y a esos tintos que en cata a ciegas pasarían por blancos. Buscadas o no, estas rarezas existen y aportan a cada trago un toque de diversión añadida. Se trata de descubrir la orientación de cada vino sin ver su color, y no es tan fácil como parece. Aquí tienes algunas referencias con las que vacilar a tus amigos este verano.

6 vinos 'trans' para retar a tus amigos este verano.

6 vinos 'trans' para retar a tus amigos este verano.

Valle del Río (Casa Aurora – Lively Wines)

Este tinto del Bierzo alto consigue despistar a los paladares más expertos con sus aromas agradables de perfil floral, sus notas cítricas y su mineralidad, todas ellas características propias de un vino blanco. Elaborado por la bodega Casa Aurora a partir de una mezcla de garnacha, mencía, palomino y godello, uvas tintas y blancas que le aportan su marcada ambigüedad, este vino de parcela fermenta en ánforas y barricas abiertas antes de criar en roble francés usado. El resultado es un tinto elegante y placentero que mantiene su viveza y su frescura y que no deja de cambiar en la copa. PVP: 25,50€

SiurAlta Orange (Vins Nus - Alfredo Arribas)

El arquitecto Alfredo Arribas se lleva la palma en lo que a rarezas vitivinícolas se refiere con sus Vins Nus, vinos sin a penas madera, ni extracción, ni alcohol, ni color, elaborados de manera natural en las crestas del Parque Natural de la Sierra del Montsant, donde las condiciones y los suelos son idóneos para experimentar.

Con su marcada acidez, su pureza, y un profundo respeto a los orígenes que pasa por un despalillado a mano, una maceración pelicular y una fermentación del mosto en contacto con las pieles, antes de criar durante 6 meses en ánforas y tinas de acero, SiurAlta Orange representa los valores de los particulares vinos de altura de este visionario. Un Orange Wine de garnacha y cariñena blancas y malvasía, natural, aromático y fragante, fácilmente confundible con un blanco criado sobre lías o envejecido en barrica. PVP: 18€

El verano es el mejor momento para una cata a ciegas.

El verano es el mejor momento para una cata a ciegas.

La Cosa - The Thing (Alfredo Maestro)

El singular generoso que Alfredo Maestro elabora a base de moscatel de Alejandría en Peñafiel (Castilla y León), es un vino blanco dulce que por sus notas de fruta escarchada, de azafrán y de miel ácida, podría pasar por un cream de Jerez, un tawny de Oporto o un goloso de Madeira. Un vino fresco y vibrante, amigo íntimo del foie y de los postres, pero buen aliado también de entrantes salados y platos con sabores potentes y difíciles de armonizar, como los escabeches. PVP: 10,60€

Manda Huevos Skin Contact (El Escocés Volante)

Con tan sugerente nombre, este vino elaborado en Calatayud, es un blanco de color ámbar con aromas a hinojo, manzanilla y frutos secos, que en boca se muestra largo y estructurado como un tinto joven. El Escocés Volante tan sólo elabora 700 botellas de este vino a partir de macabeo y garnacha blancas vendimiadas en su parcela Carramainas, situada a 800 metros de altitud.

Sin los recursos habituales para el prensado de los racimos completos, realizan la fermentación en huevos de 2 x 900 litros (de ahí el nombre) para seguir con una maceración de 7 meses de contacto con las pieles y sin azufre. Dos meses de decantación natural antes del embotellado terminan de marcar la fuerte personalidad de este blanco. Una intensa y sorprendente expresión del Old Vine Macabeo. PVP: 24,50€

A veces los colores engañan...

A veces los colores engañan...

AA Gafarró (Alta Alella Mirgin - Celler de les Aus)

Este vino dulce ecológico de la bodega Alta Alella Mirgin, el proyecto familiar de Josep Maria Pujol-Busquets, está elaborado al 100% con la variedad blanca autóctona pansa blanca o xarel·lo en el Parque Natural de la Serralada de Marina, a 2 kilómetros del Mediterráneo y a 15 del centro de Barcelona.

Se trata de un vino biodinámico que tiene el punto herbáceo y de piel de naranja del vermut, y el volumen y la amplitud de un tinto joven. Se trata de un vino cambiante, con aromas almibarados y notas de frutas confitadas, que presenta una boca muy equilibrada y que resulta especialmente estimulante durante el aperitivo o para empezar la comida. PVP: 17€

Safrà (Celler del Roure)

Bodegas Celler del Roure elabora en el sur de Valencia este tinto de mandó con corta crianza en tinaja de barro, que en boca resulta tan fresco y veraniego que bien podría pasar por un blanco. Perfecto para servir a una temperatura por debajo de lo habitual, más fresquito, este tinto con movimiento de rosado y alma de blanco también se sitúa entre dos identidades, cogiendo lo mejor de ambas.

La frescura y la fruta de uno y la rusticidad y el trago largo de otro. Pablo Calatayud, el alma de Celler del Roure, toma el nombre en valenciano del azafrán para este tinto elaborado a la vieja usanza: recuperando las variedades tradicionales, las tinajas de barro enterradas y los viejos cups, esos lagares de piedra donde entraban las uvas que luego se pisaban con los pies. PVP: 10,80€