Aperitivos y entrantes

Nubes de huevo, receta fácil paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos a seguir para preparar unas originales nubes de huevo.

14 abril, 2015 21:13

0 votos

Noticias relacionadas

Preparación: 5 min   Cocción: 10 min   Dificultad: 1/5  Raciones: 2  Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Huevos, 2 enteros + 2 o 4 claras (*)
  • Jamón cocido, 2 lonchas
  • Queso, 2 lonchas
  • Sal, 1/8 cucharadita
  • Aceite, 2 gotas
  • Especias al gusto

Esta mañana os hemos puesto una receta en la que era necesario utilizar muchas yemas de huevo, por lo que se nos quedan unas cuantas claras dando vueltas. Una forma rápida de darles salida es preparar estas nubes de huevo que a los más pequeños les encantan. Son facilísimas de preparar, pues se tarda casi lo mismo que en hacer una tortilla francesa.

Preparación de las Nubes de huevo

  1. Encendemos el horno a 175ºC.
  2. Cortamos el queso y el jamón cocido en trocitos.
  3. Separamos las claras de las yemas de los dos huevos y las juntamos con las otras cuatro. Reservamos las yemas.
  4. Añadimos la sal a las claras y las montamos a punto de nieve con una batidora de varillas eléctrica. Gracias a la sal tardaremos un momento.
  5. Ponemos 2 gotas de aceite sobre un papel de horno tal como veis en las fotos y las extendemos formando dos círculos grandes.
  6. Ponemos sendos montones de clara montada y hacemos un pequeño hoyo en el centro pero sin llegar hasta el fondo.
  7. Acomodamos los trocitos de jamón cocido y de queso y encima las yemas que tenemos reservadas.
  8. Podemos dejarlo así -si no teníamos muchas claras de sobra- o taparlo con más clara montada haciendo una especie de huevo gigante-. Si nos apetece, podemos espolvorearlo con especias.
  9. Horneamos durante 10 minutos a 175ºC si están cerrados, si no lo están con 9 minutos es suficiente.

Resultado

Estas nubes de huevo son un recurso rápido para dar salida a unas claras que hayan sobrado y resolver una cena en un momento. En vez de jamón y queso, podemos aprovechar cualquier resto que haya por la nevera como un poco de pisto o verduras rehogadas, unas hebras de pollo o carne asada, unos cuantos champiñones al ajillo.

Seguro que a los más peques de la casa les encantarán estas nubes de huevo.