Focaccia de aceitunas negras y tomates cherry

Focaccia de aceitunas negras y tomates cherry

Aperitivos y entrantes

Focaccia fácil de aceitunas negras y tomates cherry

Receta con explicación paso a paso para preparar una focaccia fácil de aceitunas negras y tomates cherry que tendremos lista en unos 25 minutos.

Noticias relacionadas


Preparación: 5 min   Cocción: 20 min   Dificultad: 2/5   Raciones:  6    Coste: < 2 €

Ingredientes

  • Masa de pizza, 400 g (*)
  • Aceitunas negras sin hueso, 75 g
  • Tomates cherry, 8 ó 10
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Tomillo y otras especias al gusto
  • Sal
 Aunque no lo parezca, esta receta de focaccia fácil de aceitunas negras con tomates cherry es una receta de aprovechamiento.

Suelo recurrir a ella esas veces que tengo una masa de pizza reposando y, por lo que sea, durante el reposo surgen otros planes. Y también es cierto que otras veces, cuando hago masa de pizza casera suelo hacer más cantidad y guardarla en la nevera para poder preparar esta focaccia fácil al día siguiente.

Preparación de la Focaccia fácil de aceitunas negras y tomates cherry

  1. Precalentamos el horno a 225ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Estiramos la masa sobre bandeja metálica con una lámina de papel de horno aplastándola con las manos o ayudándonos de un rodillo hasta dejar una lámina de aproximadamente 1 cm de grosor. Debe ser algo más gruesa que para hacer pizza.
  3. Colocamos las aceitunas negras y los tomates en mitades presionando para que se hundan un poco en la masa y no se caigan cuando esta crezca en el horno.
  4. Regamos con la cucharada de aceite de oliva virgen extra que dejaremos caer en forma de hilo para repartirlo bien.
  5. Espolvoreamos con unas arenitas de sal sobre los tomates cherry y con algunas especias secas al gusto sobre toda la superficie.
  6. Horneamos a media altura en horno precalentado a 225ºC durante unos 20 minutos. Si no queremos que se tueste demasiado la superficie, cuando veamos que está dorada a nuestro gusto podemos taparla con un papel de aluminio durante el resto de la cocción.

Resultado

Esta focaccia fácil puede tomarse caliente como si de una pizza se tratase, o bien fría como un pan que es.

A diferencia de la pizza, tiene la ventaja de que si sobra, al día siguiente también está muy buena. De hecho, en casa nos encanta abrirla a lo largo, tostarla un poco en la sartén y utilizarla como pan para sándwiches como el Croque Monsieur.

Trucos y consejos

Si prevemos que no la vamos a consumir en el día podemos hornearla sin las aceitunas y sin los tomates, solo con el aceite de oliva virgen extra y las especias o, poner “adornos” solo en la parte que vayamos a consumir, así estos no la humedecerán en exceso y se mantendrá más crujiente.

Variantes

Si no os gustan las aceitunas y/o los tomates se pueden cambiar por otros vegetales como calabacín cortado muy fino, puerro o cebolleta, pimientos asados en tiras, champiñones laminados y bueno, vale, hasta aquí la focaccia fácil apta para vegetarianos, pero también podéis poner rodajitas de chorizo o tiritas de bacon o trocitos de jamón.