receta fácil crema de verduras asadas

receta fácil crema de verduras asadas

Saludables

Crema de verduras asadas, receta ligera llena de sabor

Esta crema de verduras asadas es tan fácil de preparar como cualquier otra, pero tiene muchísimo más sabor que cuando se cuecen las verduras.

Preparación: 60 min. Dificultad: Fácil Personas: 3

Unos tomates asados, con cebolla, zanahoria, guindilla y pimiento rojo. Todo hecho crema y cubierto con pipas y semillas variadas. Si empleas caldo de verduras, es un plato 100% vegano, sano y de inmejorable sabor. Prueba este método para preparar una crema de verduras asadas. A partir de ahora, no vas a querer hacerla de otra manera.

Ingredientes para preparar una crema de verduras asadas

ingredientes crema de verduras asadas

ingredientes crema de verduras asadas

  • Tomates, 3
  • Dientes de ajo, 3
  • Apio, 1
  • Zanahoria, 1
  • Caldo de verduras (versión vegana) o pollo, 1 l
  • Guindilla, 1/2
  • Pimiento rojo, 1/2
  • Cebolla morada, 1/2
  • Orégano, 1 cucharada
  • Pimentón dulce, 1 cucharada
  • Salsa de soja, 1 cucharada
  • Sal, al gusto
  • Popurrí pimientas, al gusto
  • Aceite de oliva

Cómo preparar una crema de verduras asadas

1: Asar por tandas los ingredientes

asar la crema de verduras asadas

asar la crema de verduras asadas

El primer asado se lo vamos a dar a los tomates, cortados en rodajas. Colocamos sobre la bandeja los tomates fileteados y los dientes de ajo aplastados. Rociamos con una cucharada de aceite de oliva, el pimentón dulce, la salsa de soja y el orégano. Salpimentamos al gusto. Primera tanda al horno: 20 minutos a 180℃.

Nada más saquemos la bandeja del horno, reservamos los ajos para más tarde. Amontonamos los tomates y hacemos espacio a un lado de la bandeja para añadir la zanahoria, la guindilla, la cebolla morada y el pimiento rojo. De vuelta al horno. Otros 15 minutos a 200℃.

Mezclamos todos los ingredientes asados en la bandeja con cuidado de no derramar los jugos.

2: Sofreír y añadir el caldo

cocer crema de verduras asadas

cocer crema de verduras asadas

Esta es la clave. Vamos a sofreír muy rápidamente todos nuestros ingredientes asados para potenciar aún más su sabor.

Añadimos un par de cucharadas aceite de oliva en una olla. Nada más esté caliente, agregamos todas las verduras asadas de la bandeja. ¿Recordáis los dientes de ajo reservados? Es hora de pelarlos y añadirlos a la olla.

Mezclamos bien. Lavamos el apio, lo pelamos para retirar las hebras duras del exterior y lo echamos también en la olla. Cubrimos con caldo de pollo o de verduras. Tapamos y dejamos reducir 10 minutos. Finalmente, trituramos todo para obtener esta revitalizante crema de verduras asadas.

3: Batir

triturar crema de tomates asados

triturar crema de tomates asados

Lo dicho: pasamos la mezcla por la batidora. Va por gustos, pero en este caso hemos querido dejarla muy bien triturada y sin grumos ni tropezones. Una vez adquiera la consistencia deseada, lista para emplatar.

4: Servir

servir crema de verduras asadas

servir crema de verduras asadas

De la olla a la taza, bol o plato hondo que deseemos. Cobertura de semillas y pipas. Hemos espolvoreado otro poco de orégano por encima. Por último, se puede añadir un hilillo del mejor aceite de oliva virgen extra que tengáis en casa. Humeante, roja, sana. Vamos a comer ya.

Notas

Yo siempre he preparado las cremas sofriendo los ingredientes en una olla. No se me habría ocurrido asarlos previamente. ¿Sabéis qué? Marca toda la diferencia. El asado previo de las hortalizas y verduras le proporciona un sabor único que no he recuerdo en otras cremas. Merece la pena tener el tiempo para preparar una crema así, con horno.

La parte más interesante ocurre en la elección que tomemos sobre qué entra en la bandeja y qué no. Como seguramente habréis pensado, con la salvedad  de los tomates, estos ingredientes son los que teníamos a mano. Esta combinación casa estupendamente y la vamos a repetir. ¿Tenéis otros ingredientes a mano y no os apetece comprar nuevos? No dudéis en trazar nuevas líneas a la hora de preparar esta receta. De entrada, os confieso que la próxima la haré con setas. ¿De qué la haréis vosotros?

Por último, no podemos olvidarnos de lo nutritiva que es una receta así. Sin apenas grasas, ni rastro de carnes. Hasta la cobertura es discreta y nutricionalmente valiosa. ¿Te apetece darle un toque más fuerte? No te cortes. Desde lascas de queso curado o queso feta, pasando por picatostes y llegando hasta aceitunas fileteadas por encima. Cualquier cosa puede estar buena con una crema tan concentrada y casera al 100%.

El frío todavía no se ha ido, por lo que tenéis una razón añadida para disfrutar de esta crema de verduras asadas. ¿Notas la diferencia con una crema sin asar previamente? ¿Te ha gustado esta variante? Pásate por nuestro Facebook e Instagram y relatanos tu experiencia. Yo lo tengo claro: repetiré esta maravilla.