Barcelona

Llorar no es suficiente

Oigo la noticia: “¡Atentado en Barcelona!”. Y se me encoge el corazón mientras vuelven a pasar por mi cabeza tantas imágenes que están...
Rosa Díez