Me imagino que habréis notado, que últimamente algunos de nuestros redactores cocinillas no pueden sorprendernos con sus muchas especialidades, y es que junio siempre ha sido un mes complicado: exámenes, picos de trabajo y comienzo de vacaciones se entremezclan sin dejarnos ni un respiro para descansar. Pues con todo este “noparar” que os comento, había olvidado por completo preparar una receta para hoy.

Ingredientes (para 4 personas)

  •   4 patatas medianas
  •   3 zanahorias medianas
  • 2-3 huevos
  • 2 latas de atún claro (al natural/en aceite de oliva)
  • 1 lata pequeña de aceitunas
  • 1/2 lata pequeña de maiz
  • 1/2 cebolleta (opcional)
  • Pimiento rojo asado (opcional)
  • Mayonesa

Noticias relacionadas

¿Qué mejor que un plato rápido, sencillo y fresquito? Tiraremos de ingredientes en conserva y must have en la despensa y nevera…Os presento mi ensaladilla rusa fugaz e improvisada.

 

Preparación

Ponemos dos cacerolas, una grande y una pequeña, con abundante agua y sal en el fuego. Mientras se calienta hasta llegar a ebullición, pelamos las patatas y “raspamos” un poco las zanahorias con ayuda de un cuchillo y posteriormente cortamos en trocitos pequeños o dados.

Introducimos los huevos con mucho cuidados en la cacerola pequeña y los hervimos durante 10 minutos, girándolos de vez en cuando para que la yema quede en el centro durante la cocción. Una vez estén listos, dejamos bajo el agua fría para que pierdan temperatura y reservamos.

En cuanto a los tubérculos, os aconsejo cocer las zanahorias 5 minutos más que la patata para que ambas tengan una textura más similar, por lo que las añadiremos primero a la cacerola grande y pasado este tiempo, haremos lo mismo con los daditos de patata.

Transcurridos 20 minutos, escurrimos todo y rociamos también con agua fría, eso sí no con mucha presión, ya que la patata estará blandita y podría deshacerse demasiado. Una vez este a temperatura ambiente, disponemos sobre una fuente bien escurrido y añadimos poco a poco el resto de los ingredientes troceados al mismo tamaño aproximadamente, salvo el huevo.

Para pelar los huevos bastará con que déis unos pequeños golpecitos sobre la encimera de la cocina y una vez abierta la cáscara, retiradla poco a poco. Partidlos a la mitad y retirar la yema, troceando e incorporando únicamente la clara al resto de  los ingredientes.

Por último, he recurrido a mayonesa de bote como condimento, la cual he aligerado con un poquito de leche para que la ensaladilla no resulte muy pesada (1 o 2 cucharas soperas dependiendo de la marca). Repartimos la mayonesa por toda la superficie y mezclamos bien. Por último, podéis presentar esta sencillísima receta emplatando con ayuda de un molde y espolvoreando la yema cocida y deshecha por encima. Pimiento rojo asado y/o cebolleta muy muy picadita, opcional.

Resultado

Un plato clásico de la cocina española, de origen verdaderamente ruso como ya os contó Danny en otra ocasión. Una receta muy fresquita para el verano, con gran variedad de ingredientes y muy completa en tan sólo 30 minutos. Cuidado con el tema de la mayonesa, el sol y los calores… igual por temas de “seguridad” en cuanto a la salmonella os recomendaría mayonesa de bote o lactonesa, aunque yo me declaro auténtica fan de la casera, especialmente de la de mi madre!

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 3/5

Precio: 5