Ensalada templada de patatas asadas, espárragos y mantequilla de ajo y eneldo, ¡no te podrás resistir!

Ensaladas

Ensalada templada de patatas asadas y espárragos, una receta irresistible y de temporada

Dales otra dimensión a tus ensaladas con esta de patatas asadas y espárragos blancos. Es templada con una mantequilla de ajo y eneldo que te hará salivar.

17 mayo, 2023 07:00

0 votos

Si estás buscando una alternativa para tus guarniciones o platos principales, esta ensalada de patatas y espárragos blancos es una maravillosa opción. Lo mejor es comerla templada, cuando las patatas llevan poco tiempo de haber sido asadas y la mantequilla de la salsa aún está caliente. Sin duda, esta es una gran opción para todos los amantes de las ensaladas de patata como podrían ser la ensalada de patata con bacon y aguacate, la ensalada de patata al curry con huevo o la ensalada de patatas y caballa

Esta ensalada templada es una excelente opción para aquellos que buscan una comida equilibrada y saludable. Combina la textura crujiente pero sedosa de los espárragos blancos, ahora los espárragos blancos de Navarra están en plena temporada y es el momento de consumirlos, con la suavidad de las patatas asadas, y el aliño de mantequilla con ajo y eneldo le da un toque de sabor irresistible.

Esta ensalada no solo es un deleite para el paladar, sino que también está llena de beneficios nutricionales. Las patatas asadas son una excelente fuente de carbohidratos complejos, que nos brindan energía duradera. También son ricas en fibra, especialmente si las consumimos con piel, lo que ayuda a mantener una buena digestión y a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Además, son una fuente de vitamina C, potasio y vitamina B6, que son importantes para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico y nervioso.

Por su parte, los espárragos blancos son bajos en calorías y altos en fibra, lo que los convierte en un alimento ideal para mantenernos saciados. Son ricos en antioxidantes, como la vitamina E y el glutatión, que ayudan a proteger nuestras células del daño oxidativo. Además, los espárragos son una fuente de ácido fólico, que es esencial durante el embarazo y para la salud del sistema cardiovascular.

En cuanto a la mantequilla con ajo y eneldo, y aunque la mantequilla se debe consumir con moderación debido a su contenido de grasas saturadas, en esta receta la utilizamos en pequeñas cantidades como aliño, lo que le agrega un sabor delicioso. El ajo, por su parte, es conocido por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, además de ser un potente antioxidante. El eneldo es una hierba aromática rica en nutrientes, como hierro, calcio y vitamina C, y aporta un sabor refrescante y fragante a la ensalada. La avellana final es maravillosa, no sólo por todas sus propiedades, sino porque le da un punto crujiente esencial a nuestra mezcla.

¿Lo único malo? Que es una ensalada que se debe preparar al momento ya que fría pierde su toque especial.

Cómo hacer ensalada templada de espárragos y patata

Ingredientes

  • Patatas mini, 500 g
  • Espárragos blancos, 400 g
  • Avellanas, 100 g
  • Mantequilla, 60 g
  • Eneldo seco, 2 cucharaditas
  • Diente de ajo, 1 u
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas

Paso 1

Si no vamos a utilizar espárragos en conserva, aprovechando la temporada, será menester pelar muy bien los tallos de los espárragos para que no queden hebras duras tras la cocción. Posteriormente, se podrán cocer tanto en una olla con abundante agua y un poco de sal siempre a fuego suave o, mejor, al vacío y a baja temperatura si se tiene la posibilidad. Una vez envasados se cocinarán a 65 ºC durante 40 minutos y quedarán perfectos. Siempre enfriar rápidamente cuando se termine la cocción.

Paso 2

Mientras tanto, asar también las patatas. Para ello, lavarlas muy bien y regarlas con un poco de aceite, sal y pimienta negra. Entonces, ponerlas dentro de un papel de aluminio, cerrarlo y llevar al horno precalentado a 190 ºC durante unos 45 minutos. O hasta que, al pincharlas, estén bien tiernas. Luego, abrir el envase y dejar que se doren ligeramente unos cinco o diez minutos. Reservar.

Paso 3

Trocear los espárragos con cuidado de no machacarlos mucho. Trocear también las patatas, del tamaño a gusto de cada uno, y picar generosamente las avellanas para dejar todo listo para montar la ensalada. Mezclar en el plato.

Paso 4

Derretir la mantequilla a fuego bajo, se pueden añadir unas gotas de aceite para que no se queme, agregar entonces el ajo picado y también el eneldo. Agregar un poco de pimienta negra y también la sal y mezclar.

Paso 5

Terminar la ensalada regando generosamente con la mantequilla de ajo y eneldo, se podría agregar un poco de zumo de limón si se quisiera dar un contraste como de una vinagreta.