El interior de Nanita

El interior de Nanita

Restaurantes

Nanita, así es el bar informal del chef Paco Morales en Córdoba

Nanita es el nuevo proyecto gastronómico del chef cordobés Paco Morales que ya triunfa en la capital andaluza con Noor, que ya cuenta con dos estrellas Michelin.

El chef Paco Morales y su pareja y jefa de sala en Noor, Mariana Tapia, acaban de inaugurar un nuevo espacio gastronómico en Córdoba, el segundo proyecto del chef en su ciudad natal. Enclavado en pleno centro de la ciudad, Nanita, diminutivo con el que llaman cariñosamente a Mariana, se presenta como un bar de cocina informal con el sello de Paco Morales.

Paco Morales y Mariana Tapia

Paco Morales y Mariana Tapia

El nuevo concepto liderado por ambos protagonistas -Mariana gestiona el local y Paco se encarga de todo lo relacionado con la cocina-, centra su propuesta gastronómica en una carta diseñada en su mayoría para compartir.

Una veintena de platos desglosados en cinco apartados que reflejan el mestizaje cultural de este concepto. Un recorrido por los sabores más emblemáticos de Andalucía hasta aquellos que rinden homenaje a los viajes realizados por la pareja.

Cinco tipos de platos

Cochinillo confitado y frito con parmentier de patata

Cochinillo confitado y frito con parmentier de patata

Para comenzar, bocados individuales “para comer con la mano” como el bollo preñao con chorizo y huevo de codorniz frito o el emblemático bocatín de calamares con mahonesa de limón.

Le siguen los denominados “Platos Nanita Style”, recetas como el tomate pata negra raf con base de salmorejo y lomo picado o el tartar de vaca vieja con yema de huevo curada, alcaparras y pepinillo encurtido con el estilo inconfundible de Morales y Tapia.

El mar también está presente, con creaciones como la ostra al natural con pipirrana líquida o la cococha de bacalao pochada con su pil-pil, así como la carne, con elaboraciones como los Callos al estilo de mi padre guisados picantitos.

Nube de chocolate

Nube de chocolate

La carta se completa con “la parte más dulce”, postres como el Sorbete de naranja, PX y aceite de oliva virgen o el Helado de dulce de leche con su crema y flan roto, entre otros.

Fuera de carta

Una propuesta abierta a todo tipo de cocina donde los “fuera de carta” también tienen su protagonismo. Platos que cambiarán a diario dependiendo del producto de temporada que ofrezca el mercado.

Todo ello acompañado, como no podía ser de otra manera, de una carta de vinos con más de 40 referencias que recorren la geografía española y que ha sido elaborada por la Sumiller de Noor, Paula Menéndez. En ella predominan los vinos andaluces tanto tranquilos como generosos y también hay una pincelada de grandes zonas europeas.

El nuevo espacio, con un aforo para unas 30 personas, se articula en tres partes, comedor, barra y terraza. Un sitio casual, divertido, con un toque desenfadado y cuyo ticket medio ronda los 25- 30 euros.