Saludables

Calabacines rellenos en 7 minutos, receta fácil para microondas

No me importa pasarme horas cocinando si somos varios para comer, de hecho, lo disfruto enormemente. Pero cuando tengo que hacerme la comida para mí sola la cosa cambia y mucho, siempre busco lo que sea más rápido, que manche lo mínimo, que sea lo más sano posible y, por supuesto, que esté rico. En esas ocasiones el microondas es mi mejor aliado, pues lo utilizo para cocinar un montón de cosas porque en pocos minutos tengo la comida en la mesa.

Ingredientes

  • 1 calabacín mediano
  • 2 o 3 lonchas de jamón cocido
  • 1/2 loncha de queso sin lactosa
  • 1 cucharada de AOVE
  • ajo y cebolla en polvo
  • sal y pimienta al gusto

Hoy que es viernes, para retomar la sección de recetas para microondas os traigo una de mis favoritas. Se hace con cuatro cosas, se tarda nada y menos en prepararla y os sorprenderá cómo algo tan sencillo puede estar tan rico.

Seguid leyendo y veréis lo facilísimo que es.

Preparación de calabacines rellenos en 7 minutos

  1. Lavamos el calabacín, lo secamos, desechamos las puntas y lo cortamos en trozos regulares de unos 6-7 cm (si es un calabacín mediano suelen salir tres trozos).
  2. Con ayuda de un sacabolas vaciamos los trozos de calabacín sin agujerear el fondo. Si no tenéis sacabolas, con un cuchillo afilado también se puede hacer si metéis el cuchillo en diagonal desde el borde hacia el centro, en vez de bolitas sacaréis pequeños conos y también servirá.
  3. Salamos ligeramente el interior de los “vasitos” de calabacín y los pincelamos con unas gotas de AOVE.
  4. Los colocamos en un bol apto para microondas que tenga tapa y los cocinamos con la tapa puesta durante 3 minutos y medio a 800W.
  5. Mientras troceamos las bolitas de calabacín que hemos sacado y hacemos tiritas con las lonchas de jamón cocido.
  6. Cuando estén listos los vasitos, sacamos el bol, retiramos los vasitos a un plato (o a la tapa del bol), vaciamos el agua que puedan haber soltado y, en ese mismo bol ponemos las bolitas que ya habremos troceado, un pelín de sal y pimienta,  espolvoreamos con ajo y cebolla en polvo y media cucharada de AOVE. Damos unas vueltas para que se mezcle bien todo y lo cocinamos durante 1 minuto y medio a 800 W, esta vez sin la tapa.
  7. Cuando termine, lo sacamos del micro, lo mezclamos con las tiritas de jamón cocido y, con ayuda de una cucharilla rellenamos los “vasitos” de calabacín. A mí me gusta apretarlo un poco para que el relleno quede compacto y luego al comerlo no se desmorone.
  8. Ponemos un cuadradito de queso por encima y llevamos de nuevo al micro durante 30 segundos a 800W para que se funda el queso y, opcionalmente, 1 minuto y medio más en la posición grill si queremos que se gratine un poco.

Resultado

Me encantan acompañados de tomate aliñado con AOVE, sal y orégano y de unos hilos de reducción de vinagre de Pedro Ximénez.

Si no tenéis a mano jamón cocido, podéis usar atún escurrido, algunos restos de pollo, jamón serrano picadito (en este caso tened cuidado con la sal, que el jamón soltará bastante).

Apretando bien el relleno con la cucharilla cuando los estamos llenando queda lo suficientemente compacto como para que al cortar en rodajas no se desmorone.

Está bueno tanto recién hecho, como frío. De hecho, frío cortado en rodajas es una muy buena opción para un aperitivo ligero y saludable.

Como siempre, si tenéis alguna duda o sugerencia podéis dejarla en la cajita de comentarios y os responderé encantada.