Pisang goreng

Pisang goreng

Postres

Pisang goreng, postre indonesio de plátano frito

Receta muy fácil y con explicación detallada paso a paso con fotografías para preparar Pisang goreng, un postre indonesio de plátano frito.

28 enero, 2015 20:40

Noticias relacionadas


Preparación: 15 min     Dificultad: 1/5    Raciones: 4     Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Plátanos, 2 (*)
  • Harina de repostería, 4 cucharadas soperas colmadas
  • Levadura química tipo Royal, 1/2 cucharadita
  • Clara de huevo, 1
  • Azúcar, 1 cucharada
  • Agua fría, 3 cucharadas
  • Azúcar glacè, para espolvorear
  • Aceite de girasol para freír (**)
  • Para el rebozado:
  • (*) Deben estar maduros, pero firmes. Es decir, ni verdes, ni blandurrios.
  • (**) Aunque siempre intento utilizar aceite de oliva virgen extra para todo, reconozco que cuando se trata de recetas asiáticas se obtiene muy buen resultado con aceite de girasol y es para lo único que  lo
Lo sé, en este momento os estáis acordando de nuestra receta de Nasi gorengel arroz frito típico de Indonesia y Malasia, y lo cierto es que no vais mal encaminados, pues este postre de plátano frito que os traemos hoy, que se conoce como Pisang goreng también es una receta típica de esos países. Y es que goreng significa, literalmente, “frito”.

Aunque no soy muy amiga de los dulces de sartén porque suelen ser laboriosos y trabajosos, reconozco que este Pisang goreng o plátano frito indonesio es una de esas excepciones que confirman la regla, pues es facilísimo y no hace falta ni báscula, ni batidora y, si me apuras, ni tiempo.

Preparación del Pisang goreng, postre indonesio de plátano frito

  1. En un bol seco mezclamos la harina, la levadura química y la cucharada de azúcar.
  2. Separamos la clara del huevo y reservamos la yema para otra preparación.
  3. Batimos la clara de huevo con las 3 cucharadas de agua y lo añadimos a la mezcla de harina.
  4. Mezclamos bien con un tenedor hasta obtener una pasta homogénea.
  5. Pelamos y troceamos los plátanos.
  6. Ponemos a calentar aceite de girasol en una sartén o cazo pequeño a fuego medio-alto (10/12), sabremos que está a la temperatura adecuada cuando al echar media cucharadita de la masa empiecen a formarse burbujas con rapidez a su alrededor.
  7. Rebozamos los trozos de plátano en la masa, con ayuda de un tenedor y los vamos friendo en tandas para que no se enfríe el aceite hasta que estén dorados por ambos lados.
  8. Cuando estén, los retiramos a un papel absorbente para que escurran el exceso de aceite, que será muy poco.
  9. Espolvoreamos con azúcar glacè y servimos calentitos.

Resultado

El Pisang goreng o plátano frito indonesio, recuerda un poco a los buñuelos, crujientes por fuera y muy tiernos por dentro. Que nadie se imagine que el pisang goreng es como el plátano frito frío y aceitoso de los buffets de restaurantes chinos, que esto, afortunadamente, no tiene nada que ver con eso.

Se prepara tan rápido que es perfecto para esas ocasiones en las que alguien se te apunta para un café en casa y te apetece servir un dulce exprés. Yo, en esos casos, le pido a la visita que me de una perdida cuando llegue a mi barrio y, en lo que aparcan y suben en el ascensor tengo listos estos bocaditos de plátano frito indonesio.

Sugerencias y variantes

Podemos darle un toque de canela mezclando una cucharadita de esta especia con el azúcar glacè.

O podemos sustituir el azúcar glacè y, en su lugar, regarlos con un hilillo de miel o caramelo líquido.

Y también, cambiar el azúcar de la masa por azúcar aromatizado con vainilla.

También podemos pasar del Pisang goreng y hacer “[Pon aquí el nombre tu fruta favorita] goreng”, cambiando el plátano por manzana, melocotón, pera, mango…


¿Te gustan los dulces de sartén? ¿Has probado alguna vez el pisang goreng? ¿O solo el plátano frito del chino?