PlanchaBizcocho_26

PlanchaBizcocho_26

Postres

Bizcocho genovés para tartas y brazos de gitano

Receta de plancha de bizcocho genovés que se utiliza para brazos de gitano y tartas con rellenos que pueden ser dulces o salados.

Noticias relacionadas

Preparación: 10 min      Cocción: 10 min      Dificultad: 2/5     Raciones: 8      Coste: 1 €

Ingredientes

  • Huevos, 4
  • Harina de trigo blanda, 120 g
  • Azúcar blanquilla, 120 g
  • Leche, 1 cucharada (*)

Seguimos con la ronda de bizcochos cocinillas 2014, después del brownie de castañas, el de ricotta, el bizcocho de jengibre y alguno que puede que se me olvide, hoy venimos con un básico, el bizcocho genovés, que no es más que la típica plancha de bizcocho que se usa principalmente para hacer tartas con relleno, brazos de gitano, y algún que otro postre que también os enseñaremos a hacer muy pronto.

Este bizcocho, que podríamos calificar como bizcocho comodín porque hasta se puede usar para tartas saladas, es además facilísimo de preparar ya que solo lleva 3 ingredientes que siempre suelen ser habituales en la despensa y ni siquiera necesita levadura para ser muy esponjoso.

Dado que la clave para llegar a buen término a la hora de preparar este bizcocho está en montar las claras de huevo a punto de nieve firme, lo que sí es muy aconsejable es utilizar una batidora eléctrica o un robot amasador porque de lo contrario el tiempo necesario puede ser bastante mayor y el esfuerzo necesario también.

Preparación de Bizcocho genovés para tartas y brazos de gitano

  1. Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. En un bol amplio ponemos el azúcar.
  3. Separamos las yemas de las claras de huevo y ponemos las primeras en el mismo bol que el azúcar y las segundas en otro bol que esté completamente limpio.
  4. Montamos las claras a punto de nieve firme (si usamos batidora eléctrica o amasadora serán necesarios unos 8 ó 10 minutos y sabremos que están en el punto adecuado cuando veamos que se puede poner el bol boca abajo y las claras no se caen) y las reservamos.
  5. Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
  6. Añadimos la harina tamizada sobre la mezcla de yemas y azúcar y la incorporamos con ayuda de una espátula. A veces, debido a que el tamaño de las yemas de huevo no es exactamente el mismo siempre, sucede que cuesta mucho incorporar la harina. Es en estos casos cuando debemos añadir una cucharada de leche para poder integrar toda la harina y obtener una mezcla lisa tal como muestran las imágenes de la galería.
  7. Añadimos las claras a punto de nieve y las incorporamos usando la espátula con movimientos envolventes (de abajo a arriba). Tenemos que hacerlo con suavidad para que se pierda el mínimo aire posible.
  8. Extendemos la mezcla sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear (yo he usado un molde de 39 x 26 cm).
  9. Horneamos a 180ºC durante 8 minutos, pasado este tiempo pinchamos con un palillo de brocheta. Si sale limpio está listo, si no, lo dejamos un par de minutos más y volvemos a comprobar.
  10. Dejamos enfriar sobre una rejilla o, si lo vamos a utilizar para un brazo de gitano, lo enrollamos en caliente, lo envolvemos en un trapo de cocina limpio y lo dejamos enfriar enrollado. Cuando esté frío, desenrollamos con cuidado, rellenamos con la crema que más nos guste y decoramos o bañamos de chocolate.

Resultado

Este bizcocho, aparte de adaptarse a una gran cantidad de recetas tiene la enorme ventaja de que se hace muy rápido y también se enfría muy rápido, por lo que es perfecto para esas veces que queremos sorprender con un dulce casero pero vamos escasos de tiempo. En esas ocasiones, podemos hacer un brazo de gitano casero rapidísimo rellenándolo simplemente con nata montada y decorándolo con un poco de azúcar glacè.