Bizcocho-platano-coco_servir

Bizcocho-platano-coco_servir

Postres

Bizcocho de plátano y coco, tu favorito para desayunar a partir de ahora

Si buscar un dulce que te dure toda la semana en perfectas condiciones para desayunar, este bizcocho de plátano y coco es el que estabas buscando.

Ingredientes

  • Plátanos, 3
  • Coco rallado, 50 g
  • Mantequilla en pomada, 120 g
  • Aceite de coco, 30 g
  • Harina, 150 g
  • Almidón de maíz, 30 g
  • Azúcar glass, 175 g
  • Levadura en polvo, 6 g
  • Huevo, 1
  • Yemas de huevo, 2
  • Una pizca de sal

Preparación: 45 min    Dificultad: Fácil     Personas: 8

Este bizcocho de plátano y coco es un postre compacto y menos esponjoso que otros tipos de bizcocho. A cambio obtenemos una intensidad de sabor muy singular y una vida útil mucho mayor que otras masas abizcochadas. ¡Este bizcocho de plátano y coco está casi más bueno un par de días después de prepararlo que recién hecho!

*Para un molde de corona de 18 cm de diámetro y 8 cm de altura

Para la glasa:

  • Nata para montar, 50 ml
  • Azúcar glass, 100 g

Receta de bizcocho de plátano y coco

01: Montamos la mantequilla con el azúcar glass

Bizcocho-platano-coco_1

Bizcocho-platano-coco_1

Antes de cualquier otra cosa, encender el horno para que se vaya precalentando a 180ºC.

En primer lugar, utilizamos una batidora de varillas para montar ligeramente la mantequilla en pomada con el azúcar glass. Batimos durante un par de minutos a velocidad media hasta que la mezcla blanquee, se airee y aumente ligeramente de volumen.

Por otro lado, mezclamos la harina de trigo con el almidón de maíz y la levadura en polvo y tamizamos la mezcla. Reservamos.

02: Preparamos el puré de plátano

Bizcocho-platano-coco_2

Bizcocho-platano-coco_2

Por otro lado, para preparar el puré de plátano simplemente debemos trocear los plátanos en trozos irregulares y triturarlos con la batidora en un vaso batidor hasta obtener un puré cremoso y homogéneo.

Es fundamental realizar este paso una vez comencemos a preparar la mezcla del bizcocho de plátano y coco y no previamente, ya que corremos el riesgo de que el puré de plátano se oxide rápidamente y adquiera un color marrón oscuro muy feo.

03: Mezclamos el resto de los ingredientes

Bizcocho-platano-coco_3

Bizcocho-platano-coco_3

Cuando hayamos montado adecuadamente la mantequilla en pomada con el azúcar glass y tengamos el resto de ingredientes pesados y preparados añadimos las yemas de huevo de una en una, mientras seguimos batiendo con las varillas a velocidad media. Tras integrar las dos yemas de huevo añadimos también el huevo entero y seguimos mezclando.

A continuación agregamos también el puré de plátano y lo integramos a la mezcla del bizcocho de plátano y coco. Una vez lo hayamos mezclado bien, añadimos también el aceite de coco, el coco rallado y una pizca de sal y seguimos batiendo un minut0 más para que la mezcla quede lo más integrada posible.

Añadimos entonces a la masa del bizcocho la mezcla tamizada de harina, almidón de maíz y levadura en polvo. Lo hacemos en un par de veces mientras seguimos mezclando la masa con la batidora de varillas, de modo que incorporemos toda la harina perfectamente a la masa antes de añadir la segunda y última tanda.

Una vez añadida toda la mezcla de harina, apagamos la batidora de varillas y rescatamos toda la masa del bizcocho de los bordes del bol con la ayuda de una lengua de repostería.

04: Encamisamos y llenamos el molde

Bizcocho-platano-coco_4

Bizcocho-platano-coco_4

A continuación debemos engrasar o encamisar el molde para que podamos desmoldar nuestro bizcocho de plátano y coco sin problemas una vez listo.

Pincelamos todo el molde con mantequilla derretida. Se puede cubrir el molde también con una capa muy fina de harina para que el encamisado del bizcocho sea aún más seguro.

Rellenamos el molde hasta 3/4 partes de su altura como mucho, dando golpecitos a la base del molde contra la encimera o superficie de trabajo para que la masa del bizcocho se asiente perfectamente. Como la masa es bastante densa podéis alisar la superficie con una lengua de repostería. Si además limpiáis perfectamente los bordes del molde garantizamos que el bizcocho se horneará lo más uniformemente posible.

05: Horneamos el bizcocho de plátano y coco

Antes de hornear nuestro bizcocho de plátano y coco debemos tener la precaución de precalentar el horno al menos con 10-15 minutos de antelación. Lo accionaremos  a una temperatura de 180 º C con el ventilador encendido, para que la cocción sea más uniforme.

Introducimos el bizcocho sobre la rejilla colocada en la parte media del horno y lo cocinamos unos 40 minutos.

Una vez hecho el bizcocho de plátano y coco, abrimos la puerta del horno y esperamos a que pierda temperatura. Pasados 10 minutos sacamos el bizcocho y lo desmoldamos. Veréis como sale perfectamente.

06: Enfriamos el bizcocho y preparamos la glasa

Bizcocho-platano-coco_6

Bizcocho-platano-coco_6

Esperamos a que el bizcocho se enfríe por completo.

Preparar la glasa de nuestro bizcocho de plátano y coco no puede resultar más sencillo, únicamente debemos mezclar la nata con el azúcar glass hasta obtener una pasta uniforme. Si la glasa nos resulta demasiado líquida deberemos añadir un poco más de azúcar glass, mientras que si nos parece que está demasiado espesa la podremos corregir añadiendo un chorrito de nata líquida.

07: Servimos el bizcocho de plátano y coco

Bizcocho-platano-coco_dest

Bizcocho-platano-coco_dest

Servimos el bizcocho de plátano  y coco con la glasa por encima.

Resultado final

El resultado final de este bizcocho de plátano y coco es un bizcocho compacto, de masa densa y compacta pero con un sabor muy profundo y lleno de matices. Si añadís a la masa además un toque de alguna especia que os apetezca el bizcocho resultará aún más aromático y sabroso.

A la hora de montar la masa del bizcocho es muy importante tener todos los ingredientes pesados, preparados y a mano para que el batido no se interrumpa constantemente. Especialmente importante es triturar el puré plátano en el último momento, ya que si se nos oxida el resultado final, aunque igual de rico, contará con una miga interior de color oscuro y jaspeado en vez del amarillo intenso que debe resultar.

Aprovechando la masa compacta de este bizcocho, en esta ocasión lo he preparado en un molde de corona similar a los moldes Bundt, moldes de la marca registrada Nordic Ware que habitualmente sirven para preparar los famosos Bundt Cake. Para engrasar este tipo de moldes podéis usar un spray para desmoldar que resultan muy prácticos, aunque como la naturaleza de la grasa que usan estos productos es incierta yo sigo siendo partidario de la mantequilla o el aceite de oliva de toda la vida.

Como la masa de este bizcocho de plátano y coco es densa no deberíais tener problemas en desmoldarlo aunque utilicéis un molde de corona con muchas formas y relieves como el que he utilizado yo, siempre que esperéis los 10 minutos pertinentes para sacarlo del molde. Por supuesto que si lo horneáis en un molde más básico, como puede ser uno desmontable de los de toda la vida, el proceso será todavía más sencillo.

Como siempre debemos pinchar el bizcocho unos minutos antes para comprobar su cocción y sacarlo en el punto perfecto. Además si nuestro molde es de otras dimensiones tendremos que adecuar el tiempo de cocción al mismo. Como a mí me sobraba un poco de masa aproveché para llenar un molde rectangular tipo magdalena valenciana, aunque en este caso con 18 minutos de cocción fue suficiente para que el bizcocho estuviera perfectamente hecho.