pizza-queso-burgos-rucula-01

pizza-queso-burgos-rucula-01

Pizzas, hamburguesas y sandwiches

Salsa especial de tomate para pizza

Noticias relacionadas

Ser un Cocinillas es darse cuenta de que la cocina es más fácil de lo que pensamos, que no es una estancia del hogar que una secreta ley de urbanismo obliga a poner en toda casa.

Ingredientes

  • 250 gramos de Tomate (en la receta os explico cuál usar)
  • 1 cucharadita de Albahaca
  • 1 cucharadita Orégano
  • 1 diente de Ajo
  • 1 cucharadita de cayena/ají/guindilla
  • Sal
  • 1 cucharadita Azúcar
  • 1 cucharada de Vinagre blanco

La comida rápida y las cadenas de entrega a domicilio son un buen recurso, pero un recurso para muy de vez en cuando. Y las pizzas son uno de esos platos a los que solemos recurrir siempre con estas. Pero si nos lanzamos a hacer nuestra propia pizza vamos a ver que todo son ventajas:

  • Se tarda poco más que pidiendo a domicilio (quitando el tiempo de reposo de la masa, que nos podemos ahorrar si hacemos en gran cantidad y congelamos).
  • Está mucho más rica.
  • Podemos usar los ingredientes que queramos.
  • Es mucho más sana y sabemos exactamente qué comemos.

Así que ya sabes, lánzate a hacer tus propias pizzas, una vez haces la primera no puedes parar.

Preparación de salsa de tomate para pizza

Vamos a elaborar la salsa base de una pizza. El ingrediente principal es el tomate, y lo bueno es que podemos elegir qué tipo de tomate usar. Yo suelo hacerlo con tomate triturado envasado en bote de cristal (manías), pero podemos usar tomate troceado, tomate natural rallado por nosotros o incluso cherrys cortados en mitades. Esta última opción es en realidad mi favorita, pero no siempre la que tenemos más a mano.

La preparación, usemos el tomate que usemos de los anteriores, es la misma:

  1. Calentamos aceite de oliva virgen extra en una sartén y añadimos un diente de ajo picado y la cucharadita de picante (podemos usar cayena, ají, guindilla fresca troceada o lo que más os guste. Según os guste más o menos el picante podéis añadir más o menos, o si no lo soportáis no echarlo. Esto es a gusto.
  2. Una vez los ajos empiecen a dorarse añadimos el tomate, sal y la cucharadita de azúcar. Removemos bien.
  3. A los dos minutos añadimos la albahaca, el orégano y el vinagre blanco. Removemos.
  4. Ahora tendremos al fuego 7/10 (que no haga demasiadas burbujas, si es así habrá que bajar un poco la potencia) hasta que reduzca y obtengamos la consistencia más o menos del ketchup, es cuando estará lista.

Resultado

Con estas cantidades tenemos salsa de tomate para dos pizzas medianas o una grande, y es una base excelente que le dará mucha más vida a tus pizzas caseras. Puedes modificarla como quieras, añadir albahaca fresca, otras especias que te gusten más, y en definitiva, hacer lo que quieras porque es tu pizza casera y tu mandas.

El siguiente paso es preparar la masa para pizza casera que ya te habíamos enseñado aquí y crear tu pizza perfecta.

Tiempo: 10 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 2 euros