IMG_4122

IMG_4122

Pasta y arroz

Risotto manchego

Noticias relacionadas

Es original, ¿verdad? Pues eso amigos, Risotto manchego, con ingredientes sacados de la tierra de Don Quijote, se hubiera podido llamar de otra manera, pero he querido rendir un homenaje a Castilla-La Mancha. Los risottos son platos que, vaya usted a saber por qué, se me dan bien, porque me gustaba saber cómo se hace debidamente, y voy probando diferentes tipos, y me lancé a la piscina. A ver si os gusta.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 4 vasos de arroz arborio
  • 8 salchichas frescas
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla grande
  • 2 ajos
  • queso manchego rallado
  • 0,75 litros de caldo de pollo
  • un chorrito de nata líquida para cocinar

Preparación

Este plato no es tan sencillo como otro platos que os hemos enseñado, pero es sencillamente coger la dinámica, una vez hecho, os va a encantar saber hacer un buen risotto. Hay que ser muy metódicos, pero vaya que no es complicado.

Hablemos primero del arroz, el arborio es una variedad parecido al arroz bomba, pero vaya que es el ideal para hacer risotto, por su textura y su contenido de almidón. Si no tenéis arborio, perfecto no quedará, ya os lo aviso, pero se puede hacer, claro.

Tenemos que calentar caldo de pollo en una olla y mantenerlo a fuego bajo todo el rato mientras realizamos los demás pasos, así que lo primero es eso. Luego partimos muy fino los ajos, la cebolla, el pimiento, y cuatro salchichas, y al menos dos de ellas las despedazamos bien. Hacemos un sofrito con ello en una sartén grande, primero el ajo y la cebolla, luego añadimos el pimiento, y por último la salchicha, según se vayan haciendo los demás ingredientes, todo esto a fuego medio. Añadimos el arroz a la sartén y mezclamos bien.

Ahora viene la parte clave, tenemos que añadir un cazo de caldo a la sartén y dejar que lo chupe, pero sin dejar de remover en ningún momento. Esa es la mayor pega de este plato, ha de removerse constantemente, pero es completamente necesario. Cuando haya chupado el caldo, añadimos otro cazo, y así sucesivamente hasta alcanzar la textura deseada, como meloso, pero no en exceso, y por supuesto, gastando todo el caldo. Hay gente que lo hace con agua en vez de caldo, se puede hacer también, pero no le da el mismo sabor, también podéis hacer un mix caldo-agua si no queréis gastar tanto caldo. Antes del cuarto cazo, añadimos el resto de las salchichas, cortándolas previamente, claro.

Cuando ya esté en su punto, le añadís el queso manchego rallado, al gusto (a mi me gusta mucho, así que le pongo bastante). Yo además le pongo un chorrito de nata para que le de un toque, hay gente que dice que no es necesario, pero a mi me gusta el toque que le da, un poco más cremoso. Que aproveche.

Resultado

Tiempo: 45 minutos-1 hora

Dificultad: 3/5

Digestión: 3/5

Precio: 4€