Carne

Receta saludable de brochetas de pavo morunas, fácil y rápida

Saludables y aromáticas, estas brochetas de pavo especiadas como un pincho moruno son una comida perfecta muy fácil de preparar para cualquier momento de la semana.

7 febrero, 2021 15:06

En España el pavo no destaca por tener un éxito masivo salvo en un núcleo fitness muy específico gracias a lo poco que engorda. Tanto es así que si uno se sale del típico pavo de Acción de Gracias o del pavo relleno, parece ser que se acaban las opciones.

Conceptualmente hay que tratarlo como el pollo, pues además de ser muy saludable, admite una infinidad de preparaciones e ingredientes. Con pavo una opción absolutamente maravillosa es el fiambre casero espectacular para salir de ese círculo vicioso de procesados llenos de patata y conservantes, o también estofados de invierno saludables.

Pero lo que todavía no se ha hecho (y no puede ser más sencillo y rápido de hacer) son unas brochetas de pavo. En esta ocasión, adobadas en un aliño bienmesabe-moruno que le aportará un sabor espectacular y le hará viajar de Marruecos a Madrid pasando por Andalucía. La posibilidad de las especias es infinita en función de lo que nos guste a cada uno y la maceración en las mismas nos otorgará una jugosidad maravillosa a la hora de comer un solomillo de pavo que normalmente corre el riesgo de quedarse seco.

Para sacar el máximo partido al pavo o a otras tantas piezas de carne de cierta tibieza gustativa, lo mejor es pasarlas por un adobo durante toda la noche. Por supuesto que ha de hacerse del gusto de cada uno, pero darle una vuelta moruna al asunto es más fácil de lo que parece y nos hará salir de los pinchos morunos tradicionales que se toman en todas las barbacoas de verano.

Esta receta trata de mezclar los dos lados del Mediterráneo, añadiendo ese adobo con base de pimentón, ajo y orégano que tanto es utilizado en nuestro país para elaborar chorizos y demás embutidos, y algunas especias muy distintivas del país africano tales como comino, canela, cúrcuma o jengibre. Para acompañar no hay nada mejor que un cuscús hecho un santiamén y terminado con un pedazo de mantequilla para ganar en sabor y textura.

Receta saludable de brochetas de pavo

Ingredientes

  • Solomillo de pavo, 500 g
  • Dientes de ajo, 3 ud
  • Sal, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, 1 cucharadita
  • Pimentón dulce, orégano, canela, cúrcuma, jengibre molido, comino, una cucharadita de cada uno
  • Tallos de cilantro, 5 ud
  • Azafrán, 6 hebras
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Mandarina, 1 ud
  • Vinagre de jerez, 20 ml

Para el cuscús

  • Cuscús, 200 g
  • Agua, 200 ml
  • Mantequilla, 40 g
  • Sal, c/s

Paso 1

Cortar el pavo en trozos de bocado (2x2cm aproximadamente), o de dos bocados para que no queden excesivamente pequeños y se resequen. Reservar.

Paso 2

En un mortero, añadir los ajos pelados con un poco de sal y pimienta. Machacar bien e ir añadiendo las especias a la vez que se va aplastando y mezclando todo bien. Primero el pimentón y el orégano, y luego las demás. Lo que haremos será una pasta de especias, un curri español, bien ligado.

Paso 3

Incorporar entonces los tallos de cilantro y aplastarlos bien para que desplieguen todo su aroma y sabor. Sí, los tallos del cilantro también se aprovechan pese a lo que podamos pensar. 

Paso 4

Agregar el zumo de mandarina, el vinagre y el aceite. Integrar y emulsionar todo hasta que quede hecha una pasta. Incorporar ahí el pavo y embadurnarlo muy bien, tapar con papel film y dejar marinar toda la noche o por lo menos 2 horas en la nevera.

Paso 5

Preparar el cuscús. Para ello poner agua en el fuego y cuando alcance el hervor, retirar del fuego e hidratar la pasta de trigo. Tapar y dejar reposar un par de minutos. Devolver al cazo, encender el fuego al mínimo y terminar con la mantequilla removiendo sin parar sólo durante unos segundos para que se mezcle bien. Añadir sal y reservar.

Paso 6

Montar las brochetas y, en una sartén con aceite muy caliente, planchar vuelta y vuelta hasta que adquiera un color dorado, pero con cuidado de que no se vaya a quedar crudo por dentro. Mi consejo es planchar a fuego fuerte primero y después tapar y bajar el fuego o meter en el horno precalentado a 160 ºC durante 10 minutos. 

Paso 7

Servir acompañado de un poco de cilantro para refrescar y aromatizar el plato.