Carne

Estofado de pavo con patatas y apio y zanahorias, una receta ligera y reconfortante

Este estofado de pavo con patatas está más bueno que los guisos de tu madre, pero es mucho más ligero y resulta muy digestivo.

Tradicionalmente, los estofados de carne se suelen confeccionar con carne de vacuno o de cerdo. Para esta ocasión, nosotros la hemos sustituido por carne de pavo. Con este estofado de pavo con patatas y apio, te enseñamos paso a paso a preparar un plato de toda la vida para los amantes de la cuchara.

Ingredientes para un estofado de pavo con patatas y apio

  • Patata blanca, 700 g
  • Pavo troceado, 500 g
  • Agua, 500 ml
  • Whiskey de Bourbon, 30 ml (vale cualquier vino)
  • Zanahorias, 2
  • Cebolla, 1/2
  • Pastilla de caldo, 1
  • Apio, 1
  • Diente de ajo, 1
  • Hoja de laurel, 1
  • Pimentón dulce, 1 cdta
  • Hierbas provenzales, 1 cdta
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cdas
  • Pimienta negra molida, 1/2 cdta
  • Sal

Cómo preparar un estofado de pavo con patatas y apio

1: Chascar las patatas y preparar los ingredientes

Preparando el guiso pavo

Preparando el guiso pavo

Lavamos las patatas y las chascamos. Pelamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. Pelamos y cortamos la cebolla en brunoise. Lavamos el apio y lo picamos a trocitos pequeños. Dejamos la carne de pavo lista en un plato.

2: Preparar sofrito

Sofrito para el guiso de carne de pavo

Sofrito para el guiso de carne de pavo

Ponemos una olla o una cazuela a fuego medio con un par de cucharadas de aceite de oliva. Añadimos la cebolla picada, la hoja de laurel y el ajo entero con piel, previamente aplastado para que desprenda todo su sabor por el fondo. Sofreímos un par de minutos. Cuando haya cogido color, agregamos la zanahoria. Removemos. Incorporamos el pavo y salpimentamos.

Añadimos a la mezcla el pimentón dulce, las hierbas provenzales y el Bourbon. En lugar de Bourbon, podéis emplear cualquier vino. Dejamos que evapore el alcohol. Vais a notar que el whisky, a diferencia del vino, le proporciona un sabor mucho más dulce por el aroma del maíz. A continuación, añadimos el apio y removemos bien todos los ingredientes durante un minuto para que este estofado de pavo con patatas se impregne de todo el sabor de las especias y el resto de hortalizas.

3: Añadir caldo y hervir

Caldo para guiso de pavo

Caldo para guiso de pavo

Cubrimos el estofado con agua y agregamos una pastilla de caldo. Tapamos. Dejamos hervir a fuego medio-alto durante 25 minutos.

4: Servir

Guiso de pavo al dente

Guiso de pavo al dente

Como siempre os recordamos, hay que reposar los guisos unos minutos, aunque estemos famélicos. Tras evitar las tentaciones de meter la cuchara nada más destapar la olla, servimos las guarniciones y a comer este delicioso estofado de pavo con patatas.

Notas

¿Bourbon? ¡¿Le echan whiskey bourbon al estofado?! Sí, sí, sabemos que es inusual. En realidad, no teníamos vino por casa, pero sí bourbon sobrante de una fiesta de cumpleaños. Al evaporar, todos los matices dulzones del maíz se acoplan a la patata, la carne de pavo, el apio y la zanahoria. Es un sabor increíble. Lógicamente, no os vamos a decir que os gastéis dinero en una botella de bourbon solo para esta receta. Un vino de vuestro agrado hace el trabajo igual de bien, elemento tradicional de nuestra cocina española.

Sin embargo, os animamos a que empleéis otras bebidas alcohólicas en muy pequeñas cantidades. Los pequeños detalles son espectaculares. Por otro lado, este es un tipo de guiso de toda la vida. Si tenemos tiempo, lo suyo es hacerlo como antaño: fuego muy, muy lento. Una olla de cocción lenta es perfecta para esta tarea.

Un estofado de pavo con patatas, apio y demás hortalizas es alto en proteínas, de bajo contenido en grasa y perfecto para paladares de cuchara que quieran mantener el colesterol a distancia. Por supuesto, sin sacrificar nunca sabor o “comida de toda la vida”. Como toda cocina de aprovechamiento, si en lugar de los apios y la zanahoria os viene mejor echarle otras hortalizas que tengáis a mano, no os lo penséis. El procedimiento es el mismo.

Por último, la carne de pavo goza de mayor distribución en España, aunque arrastre una larguísima tradición en otros países, como los Estados Unidos. Es una carne tierna, jugosa, con un color rosado muy apetecible. Perfecta para probar algo distinto al cerdo o a la ternera. No dudéis y dadle una oportunidad a este estofado de pavo con patata, zanahoria y apio: repetiréis.