hamburguesa-pure-00

hamburguesa-pure-00

Carne

Hamburguesa con puré de patata, receta fácil para cenar

Receta fácil con explicación detallada de todos los pasos y fotografías para preparar una hamburguesa con puré de patatas en un momento.

Noticias relacionadas

Preparación: 20 min  Dificultad: muy fácil  Raciones: 2  Coste: barato

Ingredientes

  • Hamburguesas de ternera, 2
  • Queso Havarti, 2 lonchas
  • Patatas, 2 grandes
  • Mantequilla, 1 cucharada
  • Sal
  • Tomate, 1
  • Huevos, 2
  • Aceite para engrasar la sartén
  • Kétchup, 2 cucharadas

Pasa a veces que se me antojan hamburguesas pero el antojo me pilla sin pan en casa y uno de los inventos que me gustan para matarlo es esta hamburguesa con puré de patatas, es muy fácil de hacer y queda una cena deliciosa sin tener que ensuciar mucho. Y ya, si montamos el plato usando un aro de emplatar, hasta da la sensación de ser un plato elaborado y, nada más lejos de la realidad.

Preparación de la hamburguesa con puré de patata

1: Preparar el puré

Cocemos las patatas, preferiblemente al vapor o en una bolsa de asar en el microondas. Cuando estén cocidas las chafamos con el tenedor, mezclamos con la mantequilla y salamos al gusto. Tiene que quedar un puré denso. Reservamos caliente.

2: Cocinar las hamburguesas

hamburguesa-pure-01

hamburguesa-pure-01

Engrasamos un plancha o sartén y cocinamos las hamburguesas en el punto que nos gusten. Al darles la vuelta colocamos una loncha de queso encima de cada hamburguesa.

3: Montar la hamburguesa con puré de patata

hamburguesa-pure-02

hamburguesa-pure-02

Colocamos un aro de emplatar y ponemos una capa de puré de patata, otra de rodajas de tomate, una más de puré, una cucharada de kétchup o cualquier otra salsa que te guste, la hamburguesa con el queso fundido y, para cerrar, una última capa de puré de patata.

4: Servir

hamburguesa-pure-03

hamburguesa-pure-03

Para servir, retiramos el aro de emplatar y colocamos encima un huevo frito o a la plancha con una pizca de sal por encima.

Notas

Queda delicioso si al puré, además de la mantequilla, se le añaden unas gotas de aceite de trufa o, si una vez montado el plato, se ralla un poco de trufa fresca por encima.

Es una opción genial si vas a invitar a un amigo celíaco y no tienes demasiado claro cuál es el mejor pan que puedes comprar.