Una receta no por típica y sencilla menos buena. A mi parecer es un buen comienzo para cualquiera que se inicie en el mundillo de la cocina, ya que une la simpleza de unas albóndigas con el siempre meritorio punto de hacer una salsa que incite a un consumo feroz de pan.

Ingredientes para las albóndigas (para 4 personas)

  • 1/2 kg. de carne picada a gusto (véase, sólo ternera, sólo cerdo, mixta…). En este caso es ternera. 3 huevos 50 gr. de pan rallado 4 cucharadas soperas de leche Sal, ajo picado y perejil Harina Aceite
  • 1 cebolla mediana 1 pimiento verde 1/2 calabacín mediano 1/2 berenjena grande 1 vaso pequeño de vino blanco 250 – 300 ml. de caldo de carne

Noticias relacionadas

Los ingredientes están calculados para cuatro personas aunque en casa somos dos ya que, como muchos casos hoy en día y muy a mi pesar, no contamos con todo el tiempo que quisieramos para cocinar y los tuppers están a la orden del día.

Preparación

En un bol, ensaladera o recipiente al uso mezclamos la carne picada con los huevos, el pan rallado, la sal, ajo picado y el perejil. Vamos, todo lo que pone en los ingredientes menos la leche que la iremos añadiendo a medida que vayamos mezclando. Debemos procurar que la masa no nos quede como hormigón armado ni muy fluida, sino con la textura adecuada para manejarla y poder embolar bien las albóndigas.

Una vez hecha se deja reposar una media hora y, con las manos o con dos cucharas (yo no he sido capaz aun, suerte de manos grandes) hacemos las albóndigas. No deben quedar muy prensadas ya que si no, posteriormente, puede parecer un guiso de pelotas de golf en vez de lo que pretendemos. Enharinamos y las marcamos en una sartén con bastante aceite muy caliente. ¡Ojo! sólo las marcamos para que se sellen que si no volvemos al campo de golf.

Picamos finos la cebolla y el pimiento y pochamos en una sartén (unos 10 – 15 minutos a fuego medio – bajo, echando antes el pimiento, que tarda más en hacerse). Añadimos el calabacín y la berenjena cortados en dados de 1 cm. aproximadamente, salamos el conjunto y dejamos hacerse junto durante otros 5 – 10 minutos a fuego bajo.

Echamos el vaso de vino blanco y dejamos que se evapore antes de introducir las albóndigas en la sartén. Removemos con la verdura y cubrimos con el caldo de carne. Cocemos durante 1 hora aproximadamente a fuego bajo – medio y ya lo tenemos listo para comer.

Resultado y “foto finish”:

Un clásico básico de los que nunca pasan de moda. A fuerza de haberlo hecho unas cuantas veces ahora andamos experimentando cambiando las salsas y guarniciones, pero tal y como podéis ver en las fotos, unas patatas fritas en dados o incluso un arroz basmati son opciones muy facilitas, baratas y que quedan genial. Bon appétit!

Tiempo:  1,5 – 2 horas

Dificultad: 2,5/5

Digestión: 3/5 (depende también de lo contundente de la guarnición o si nos calzamos una barra de pan mojando salsita)

Precio:  3 € / ración apx.