Aperitivos y entrantes

Tosta de hummus, queso y garbanzos especiados, desayuno rico proteínas

Para darte un capricho sin dejar de cuidarte prepara esta deliciosa tosta con hummus, garbanzos fritos y queso; una receta muy fácil perfecta para el desayuno.

13 febrero, 2021 10:44

España es un país con tradición de legumbre, unos de los ingredientes que, sin duda, más fácil se pueden convertir en una receta de aprovechamiento. Son además versátiles, muy saludables y perfectas para cocinar con antelación y no tener que preocuparse en el momento.  Dignas sin duda de poder celebrar el día mundial de las legumbres.

Esta tosta busca romper todos los parámetros del desayuno o de la merienda encajando perfectamente en ambos y contando con dos preparaciones a base de garbanzos con las que estamos bastante familiarizados. El hummus, por su parte, ha irrumpido en nuestras costumbres por ser un paté versátil, perfecto para un picoteo y muy saludable y además por permitir un sinfín de variedades tremendamente apetecibles.

Si queréis ahondar en este tema os recomiendo que visitéis Barganzo y La Hummusería, dos direcciones en Madrid en las que el hummus es el auténtico protagonista. Además, el de Fayer es también realmente rico. Los garbanzos fritos, por otro lado, son insignia clara de los días postcocidococido en los que se buscan recetas como esta o como la ropa vieja para dar salida a los restos. 

Y, de tener por un lado hummus hecho y por el otro lado unos garbanzos fritos, puede surgir esta tosta de hummus y garbanzos fritos que se monta en un periquete. El truco es que el hummus no esté muy frío y que los garbanzos fritos estén calientes y, después, buscar un buen queso fresco cremoso que haga de contraste junto con la hierbabuena por encima.

Receta de tosta de hummus, garbanzos fritos y queso

Ingredientes

Para el hummus

  • Garbanzos cocidos, 2 tazas
  • Tahini, 2 cucharadas
  • Zumo de limón, 4 cucharadas
  • Dientes de ajo, 2 ud
  • Aceite de oliva, 4 cucharadas
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra molida, c/s
  • Comino, 1/2 cucharadita

Para los garbanzos especiados

  • Cebolla, 1 ud
  • Aceite de oliva, 3 cucharadas
  • Garbanzos cocidos, 2 tazas
  • Pimentón picante, 1/2 cucharadita
  • Sal, c/s
  • Hierbabuena seca, 1 cucharadita
  • Comino en polvo, 1/2 cucharadita
  • Rebanadas de pan grandes de masa madre, 4 ud
  • Queso fresco de vaca, untuoso, tipo Robiolina, 100 g
  • Hierbabuena fresca, unas hojas

Paso 1

Si los garbanzos son secos, hay que dejarlos, al menos, doce horas a remojo en agua fría. Una vez remojados, cocer 1 hora en olla exprés o 2 horas en cazuela normal. Por el contrario, un resultado igual de bueno se obtiene con garbanzos en conserva, siempre que ésta sea natural y sólo contenga la legumbre, agua y sal. Sin aditivos. Aún siendo así, conviene colarlos y enjuagarlos con abundante agua.

Paso 2

Una vez tenemos listos los garbanzos, pelar y quitar el germen al ajo. Agregarlos a una batidora o vaso mezclador junto con la mitad del zumo de limón y la tahina. Triturar muy bien hasta que se haga una pasta.

Paso 3

Agregar el comino, una generosa pizca de sal y el resto del zumo del limón. Dependiendo de la variedad del garbanzo, así como de la época de recolección, puede ser que nos quede una pasta muy espesa. De ser así, hay que ir añadiendo agua muy fría poco a poco hasta que quede una pasta suave sin llegar a ser líquida.

Paso 4

Incorporar el aceite de oliva, poner a punto de sal y de pimienta y volver a triturar todo hasta que quede bien emulsionado. Ya tenemos listo nuestro hummus.

Paso 5

Por otro lado, pelar y picar la cebolla en cuadrados pequeños. Añadir aceite en una sartén y sofreír durante 7 minutos a fuego medio. Queremos que adquiera un color dorado, no transparente, que se fría. Agregar los garbanzos y saltear durante 5 minutos hasta que todo esté bien integrado. Sazonar con una pizca de sal, de pimienta, añadir el pimentón, el comino y la hierbabuena y remover bien. Lo ideal es remover con el movimiento de la sartén, para que los garbanzos no se rompan. 

Paso 6

Cortar unas buenas rebanadas de una hogaza y tostar en una sartén, sin aceite y con el fuego tirando a alto. O también en el horno o en la tostadora.

Paso 7

Una vez que el pan está tostado, añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, montar las tostas poniendo unas buenas cucharadas de nuestro hummus de base. Sobre ella, colocamos los garbanzos salteados y terminamos con unos trocitos de queso fresco y con unas hojas de hierbabuena.