Aperitivos y entrantes

Hummus de garbanzo ahumado y tomate seco, el aperitivo perfecto

Dar a tu hummus un toque original y divertido es tan sencillo como hacer uno tradicional, este con los garbanzos ahumados y el tomate seco es una cierto seguro. 

29 mayo, 2020 09:21

Los patés untables, vegetales o animales, son siempre una opción fantástica para cualquier picoteo aunque más ahora que llega el verano y aprieta el calor. Aunque el hummus se hace tradicionalmente siempre con garbanzos se puede utilizar también lentejas o alubias para hacer dips fabulosos para arrancar la comida. Esta versión ahonda en una técnica diferente, el ahumado, que aquí abarcamos desde una forma casera muy básica pero muy útil sin necesidad de cacharros extraños. Y sí, confirmado, no sólo sirve este formato para ahumar garbanzos sino que también podréis hacerlo con pato, pollo, pescado o realmente con lo que os apetezca siempre y cuando tengáis cuidado, el humo en exceso no es para nada agradable. 

Ingredientes

  • Garbanzos, 2 tazas
  • Tahina (pasta de sésamo), 2 cucharadas
  • Té verde, 1 taza
  • Arroz largo, 1 taza
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 taza
  • Zumo de limón, 4 cucharadas
  • Diente de ajo, 1/2
  • Sal, c/s
  • Pimienta molida, 1 cucharadita
  • Comino molido, 1/2 cucharadita
  • Tomates secos hidratados, 4 u

Paso 1

Lo primero que tendremos que hacer será ahumar los garbanzos, bien escurridos de cualquier líquido en el que pudiesen estar. Para ahumarlos tendremos que forrar un cazo con papel de aluminio para que no se queme el fondo y poner encima el arroz largo y el té. Daremos fuego a tope y colocaremos los garbanzos sobre un colador. Una vez que salga el humo, ponemos el colador encajado en el cazo y tapamos. Lo dejaremos allí 10 minutos. 

Paso 2

Con los garbanzos ahumados ya será el momento de arrancar el hummus. Para ello lo único que hay que hacer es triturar los garbanzos ahumados con el ajo, el aceite de oliva, el zumo de limón, la tahina y las especias.

Paso 3

Cuando ya tengamos una pasta lista será el momento de añadir 4 de los tomates secos y triturarlos junto al resto del hummus. Y tendremos que poner a punto de sal y pimienta negra. Si quisiéramos un poco más ligero podríamos añadir un poco de yogur.

Paso 4

El otro tomate seco lo picaremos y terminaremos el hummus con ello, por encima. También podremos añadir un chorro de aceite de oliva virgen extra, semillas de sésamo y un poco de zumaque.  

Trucos y sugerencias

Lo ideal es acompañar el hummus con un poco de pan de pita - casero mejor, obviamente - y también con crudités de apio o zanahoria. Para hacer el hummus el mejor instrumento es una batidora de vaso o una de brazo para triturar bien aunque no debemos esperar nunca conseguir una textura muy suave, el hummus es algo rugoso. Por supuesto, existen tantos tipos de hummus como familias en Medio Oriente donde nunca falta en sus mezze o platos de aperitivo. No descartéis el hummus como salsa dentro de hamburguesas o sándwiches, aporta siempre un sabor maravilloso.