gelee-de-vino-00

gelee-de-vino-00

Aperitivos y entrantes

Gelée de vino tinto y frutos rojos, receta gourmet para novatos

Esta gelée de vino tinto con frutos rojos es una maravilla con las tablas de queso que prepares para los aperitivos de estas navidades

Preparación: < 30 min Dificultad: fácil

Ingredientes para hacer una gelée de vino tinto con frutos rojos

  • Vino tinto joven, 500 ml (*)
  • Frutos rojos variados, 200 g
  • Palo de canela, 1
  • Lima, 1
  • Azúcar moreno, 150 g
  • Gelatina neutra, 1 sobre
  • Agua, 100 ml
  • Semillas de chía, opcionales.

Llegadas las fechas en las que nos encontramos, en las estanterías de los supermercados es fácil encontrar un montón de productos gourmet que no suelen verse el resto del año. Y entre ellos seguro que alguna vez te has encontrado algún bote de gelée. Suena finolis y ya os digo yo que es la pareja de baile perfecta para acompañar una surtida tabla de quesos o para combinar con alguno como en los canapés de la foto.

(*) Yo he utilizado un vino tinto Mencía de la Ribeira Sacra, pero podéis utilizar cualquier vino que os guste o incluso algún vino bueno que por lo que sea no os haya hecho mucho tilín para beberlo. Lo único que tendréis que ajustar es la cantidad de azúcar si optáis por usar un vino dulce.

Preparación de la gelée de vino tinto con frutos rojos

01: Reducir el vino con la fruta

gelee de vino - 01

gelee de vino - 01

En un bol ponemos los frutos rojos, la lima troceada, el palo de canela y el azúcar. Regamos con el vino y dejamos reposar una o dos horas. Si tuviésemos que salir y el reposo tuviese que ser más largo, lo dejaremos en la nevera.

Pasado el tiempo de reposo, retiramos los trozos de lima y pasamos el resto de la mezcla a una olla que pondremos a fuego bajo durante unos 30 minutos o hasta que veamos que el volumen se ha reducido prácticamente a la mitad.

02: Hidratar la gelatina

gelee de vino - 02

gelee de vino - 02

Mientras se va reduciendo la mezcla de vino y frutos rojos, en un bol bien seco echamos el sobre gelatina neutra granulada, añadimos el agua y dejamos que se hidrate como mínimo durante 10 minutos.

03: Gelificar la mezcla de vino tinto y frutos rojos

Una vez se haya evaporado el alcohol y la mezcla de vino y frutos rojos se haya reducido en volumen, añadiremos la gelatina hidratada y mezclaremos bien. Dejamos enfriar hasta que espese. Si una vez frío, queremos una textura aún más espesa podemos añadir una o dos cucharaditas de semillas de chía.

04: Servir la gelée de vino tinto y frutos rojos

gelee-de-vino-03

gelee-de-vino-03

Una vez fría la gelée de vino tinto y frutos rojos podemos servirla tanto con platos dulces como salados. Como os decía está buenísima con quesos de todo tipo, con mantequilla en las tostadas como si fuese una mermelada, pues es algo muy similar. También podemos servirla con yogures o como acompañamiento de platos de carne, pues les da un toque muy especial.

Notas

Ahora que ya sabemos lo que contienen los misteriosos frascos de gelée de vino. En cuanto a la textura, lo ideal es que sea similar a la de una mermelada y con estas cantidades suele quedar en su punto. Lo que sucede es que las gelatinas de este tipo suelen presentar dificultades para cuajar en líquidos ácidos, por eso dependiendo del vino que se use, puede ser necesario añadir al final algunas semillas de chía para que la textura sea aún más firme.