Aperitivos y entrantes

Zanahorias asadas al horno, guarnición fácil y saludable

Receta fácil con explicación detallada paso a paso para preparar unas zanahorias asadas al horno, una guarnición deliciosa y saludable.

Hace unos días os enseñamos a preparar unas patatas “fritas” en el horno que sabemos que os han gustado mucho, porque nos consta que sois muchos los que hacéis el esfuerzo de intentar comer un poco más saludable cada día. Por eso y porque nos encanta daros ideas para que consigáis hacerlo de la forma más sabrosa, hoy os traemos otra guarnición o entrante muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • Zanahorias tiernas, 7 u 8
  • Aceite de oliva virgen extra, ½ cucharada
  • Mantequilla, 1 cucharada
  • Sal
  • Pimienta
  • Zumo de limón, 2 cucharadas
  • Tomillo, 1 cucharadita

Estas zanahorias asadas al horno que no solo están riquísimas, sino que además nos alegran la mesa aportando colorido, porque es cierto, que lo de comer solo verde acaba aburriendo un poco, ¿verdad?. Y, por si no fuera suficiente, como se hacen en el horno, nosotros apenas tenemos que hacer nada.

Preparación de las Zanahorias asadas al horno

  1. Precalentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Pelamos las zanahorias y, si son muy gruesas, las cortamos en mitades a lo largo.
  3. Engrasamos una fuente apta para horno con el aceite de oliva virgen extra. Mejor si no es demasiado grande y podemos colocar las zanahorias juntas pero sin amontonar.
  4. Colocamos las zanahorias en la fuente.
  5. Las salpimentamos al gusto.
  6. Añadimos el zumo de limón y la mantequilla por encima que, podemos cortarla en trocitos o rallarla, que es lo que he hecho yo porque me resulta una forma cómoda para distribuirla.
  7. Introducimos en el horno precalentado a 220ºC y horneamos durante 45 minutos. En los últimos 10 minutos subimos la temperatura a 250ºC, así quedarán ligeramente crujientes por fuera y tiernas por dentro. Una delicia.
  8. Servimos las zanahorias asadas al horno con tomillo seco por encima.

Resultado

Aunque estas zanahorias asadas al horno necesitan un ratito algo largo de cocción, también es cierto que la dificultad es nula, porque nosotros lo único que tenemos que hacer es pelarlas y dejarlas dentro del horno.

Podemos hacer cantidad y darles otros usos que veréis en próximas recetas.

La próxima vez que busquéis una guarnición original, dadle una oportunidad a estas zanahorias asadas al horno, os prometo que no os van a defraudar.