00 IMG_0204 LANGOSTINOS EN SALSA DE WHISKY

00 IMG_0204 LANGOSTINOS EN SALSA DE WHISKY

Aperitivos y entrantes

Langostinos en salsa de whisky

Receta de Langostinos en salsa de whisky perfecta como entrante para una comida de celebración. La salsa puede prepararse la víspera y ganará en sabor.

Noticias relacionadas

Preparación: 15 min     Cocción: 60 min     Dificultad: 2/5     Raciones: 6     Precio: 15 €

Ingredientes

  • Langostinos crudos, 800 g
  • Cebolla, 1
  • Pimiento verde, 1
  • Pimiento rojo, 1
  • Tomate grande, 1
  • Ajo, 2 dientes
  • Nata líquida, 200 ml
  • Whisky, ½ vaso
  • Pimentón dulce, ½ cucharadita
  • Pimentón picante, ½ cucharadita (opcional)
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Sal
  • AOVE

Este plato de langostinos al whisky es el plato que triunfa en Navidades en casa. La receta es la que ha utilizado mi madre durante años, aunque con alguna pequeña variación; amatxu, espero que te guste 😉

Es un plato muy sabroso, porque los langostinos quedan muy jugosos, los encontramos en el plato ya pelados y la salsa está “de toma pan y moja”. Además, tiene la ventaja de que podemos hacerlos con antelación, así la salsa ganará en sabor, y nos vendrá muy bien para estos días en que hay que hacer tantas preparaciones.

Preparación de los Langostinos en salsa de whisky

  1. Pelamos los langostinos y reservamos tanto los langostinos, como las cáscaras y las cabezas.
  2. Picamos toda la verdura: ajos, cebolla, pimiento verde y rojo y tomate.
  3. En una sartén grande o cazuela ponemos aceite y salteamos las cáscaras y las cabezas de los langostinos. Salamos y removemos hasta que las cáscaras cambien de color. Vamos aplastando las cabezas para que vayan soltando el jugo. Retiramos y colamos las cáscaras, este juguito resultante es ¡oro líquido!, está lleno de sabor.
  4. En esta misma sartén salteamos ligeramente los langostinos pelados, les añadimos sal y damos un par de vueltas; no los hacemos mucho, porque se terminarán de hacer en la salsa. Reservamos.
  5. En la misma sartén vamos a pochar las verduras, de esta manera recuperaremos todos los jugos que han podido quedar en la sartén de las cáscaras y cabezas y de los langostinos. Echamos el ajo picado, cuando esté bailando añadimos la cebolla, cuando empiece a transparentar incorporamos el pimiento verde y el rojo y por último echamos el tomate. Añadimos una cucharadita de azúcar sobre el tomate, para contrarrestar su acidez.
  6. Cuando las verduras estén casi hechas, espolvoreamos una cucharadita de pimentón; si te gusta con un toque picante añade media cucharadita de pimentón picante y media de dulce. Removemos bien.
  7. Añadimos el jugo de las cabezas de los langostinos que habíamos reservado. Removemos.
  8. Incorporamos el whisky y dejamos que se cocine el conjunto unos minutos para que se evapore el alcohol.
  9. Trituramos el conjunto de las verduras con la batidora y para obtener una salsa más fina lo podemos pasar por el chino o colador, pero este paso es opcional.
  10. Volvemos a poner la salsa ya triturada al fuego y añadimos la nata líquida. Removemos y dejamos cocinar a fuego lento unos 10 minutos. Rectificamos de sal.
  11. Añadimos los langostinos y retiramos del fuego para que se hagan con el calor de la salsa y no se pasen de cocción, de esta manera conseguiremos unos langostinos muy jugosos.

Resultado

Si preparas este plato con antelación, haz la salsa y reserva los langostinos, no los añadas. Cuando vayas a servir el plato calienta primero la salsa y añade en el último momento los langostinos. De esta manera los langostinos no se harán demasiado y conseguirás que queden jugosos.

Si te sobra salsa, cosa que te aseguro que no es nada fácil, puedes utilizarla para acompañar un pescado blanco cocinado a la plancha o al vapor. También puedes añadirla a un plato de pasta o a un arroz.