Reportajes gastronómicos

Cubos para reciclar en casa de forma fácil y sin ocupar espacio

La típica excusa de no reciclar porque no tienes espacio en tu cocina ya no vale. Existen cubos para reciclar de todos los tamaños y para todo tipo de materiales. 

Noticias relacionadas

El reciclaje en casa cada vez se practica más. El 80% de los envases de cartón se depositan en el contenedor destinado a ello, en total 18,1 kg de papel reciclados por cuidadano. Y el 85,4% de los envases metálicos y el 75,8% de los envases de plástico también. Es decir, 15,7 kg de basura para reciclar llevadas por cada ciudadano al contenedor amarillo. 

De hecho, España es el sexto país de Europa en cuanto a la cantidad de basura que se recicla en los hogares. En total, un 78,8% de los envases de plástico, latas y briks y los envases de papel y cartón.

Se trata de datos de Ecoembes, y aunque son muy positivos, lo cierto es que a muchas personas aún les cuesta saber qué se puede depositar en cada contenedor y qué no. O que se escudan en la excusa de no tener sitio en casa cuando existen cubos para reciclar en casa de todos los tamaños, materiales y que no ocupan nada.

Vamos a resolver ambas cosas aclarando dónde hay que tirar cada residuo y dando ideas para que en casa no sea un estorbo. Es por el planeta, así que no hay mejor excusa para no intentarlo. 

¿Dónde tiro cada cosa?

Foto: Ecoembes

Foto: Ecoembes

Es normal preguntarse a qué contenedor va cada tipo de desperdicio. Sobre todo porque de vez en cuando aparece uno nuevo que nos hace separar más nuestra basura doméstica, como el contenedor marrón destinado a residuos orgánicos que lleva algunos meses en las calles de Madrid, por ejemplo. 

  • Contenedor amarillo: Este es el lugar para los envases. Debemos depositar las latas, briks y envases de plástico, lo más limpios posible y sin restos de comida. 
  • Contenedor azul: Para los envases de cartón y el papel. También papel de horno limpio y sin restos de comida. Es importante no tirar envases de cartón manchados con aceite y grasa. 
  •  Contenedor verde: El vidrio va aquí. Botellas, tarros, frascos... Eso sí, sin tapones ni corchos. 
  • Contenedor gris: Todo lo demás va en el contenedor de restos, el de color gris.
  • Punto limpio: Aquí puedes llevar electrodomésticos, aceite usado, pilas, baterías, móviles, bombillas, fluorescentes, ropa y calzado. 

Contenedor para restos orgánicos

Una de las últimas incorporaciones a los diferentes contenedores de reciclaje es el contenedor de orgánico, de color marrón. En él hay que tirar lo siguiente: 

  • Residuos biodegradables: Restos de alimentos como cáscaras y pieles de frutas, restos de otros alimentos como carnes, pescados o verduras. Y los posos de café y restos de infusiones.
  • Desechos orgánicos: Papeles y cartón manchados de grasa o aceite, este es su lugar. También para pequeños restos vegetales de flores y hojas, tapones de corcho y serrín.

En este contenedor nunca hay que tirar nada que no sean los restos ya mencionados. Así que quedan descartados los artículos de higiene como el hilo dental, las compresas o tampones, y otros restos como tiritas, algodones, gasas, etc. 

Cubos para reciclar en casa

Con tantos contenedores te preguntarás cómo vas separar toda la basura en casa, ya que si necesitas un cubo por contenedor y es complicado encontrarle un hueco. 

Existen muchas opciones para que reciclar en casa no suponga perder espacio. Cubos que se pueden apilar, en columna, especiales para cajones, etc. Diferentes soluciones que nos ayudan a cuidar del medio ambiente y también a que nos cueste menos separar la basura en casa. 

El cubo 3 en 1

Foto: Songmics

Foto: Songmics

Una de las opciones más clásicas es un cubo compartimentado a su vez en tres cubos más, cada uno de un color para que no haya fallos a la hora de tirar nada. 

Los hay de muchos tamaños y materiales. Lo ideal es un cubo de acero inoxidable para que sea fácil limpiarlo, resistente y que no desprenda olores. Aunque si lo destinamos a plástico, papel y vidrio es fácil evitarlo lavando antes lo que vayamos a tirar. De ese modo solo necesitamos un rincón en nuestra cocina para colocarlo. 

Bolsas de reciclaje

Foto: DWD Tresko

Foto: DWD Tresko

Se trata de un juego de tres bolsas para reciclar que hacen las veces de cubos de basura. Con ellas puedes bajar tranquilamente la basura para reciclar una vez los llenes, ya sea los tres a la vez o por separado. 

El cajón del reciclaje

Foto: ELLETIPI Metropolis

Foto: ELLETIPI Metropolis

Abrir un cajón y tener en su interior los cubos para reciclar sujetos a una base. Así de cómodo. No ocupa espacio y si dispones de cajones amplios es una opción perfecta. En cualquier caso, con que tenga fondo será suficiente. Puedes poner en su interior tantos cubos como entren y así aprovechar al máximo su interior. 

Dentro del armario

Foto: Wesco

Foto: Wesco

Otra opción es hacerse con cubos para reciclar extraíblesadaptar uno de los muebles para que tras su puerta cuelguen los cubos de basura. En este caso pueden ser más grandes al contar con más espacio, tanto de alto como de ancho. 

Cubos extraíbles con raíles

Foto: 1home

Foto: 1home

Se venden cubos sujetos a un raíl que salen tirando de ellos de forma sencilla. Solo hay que guardarlos en el interior de cualquier armario inferior de la cocina, para que sean fácilmente accesibles. Incluso los hay de dos alturas para aprovechar el máximo espacio posible. 

Cubos para reciclar apilables

Foto: Bama Poker

Foto: Bama Poker

Aprovechar el espacio en altura es clave cuando disponemos de pocos metros en la cocina. Con los cubos para reciclar apilables en columnas solo ocuparán una parte de la superficie que no echarás de menos. Y al estar en altura, puedes apilar todos los que quieras, aunque lo común es tener tres o cuatro. Los hay con tapas de colores, con dibujos o con las palabras "papel", "vidrio", etc. escrita para que no haya confusiones. 

Muebles de reciclaje

Foto: DRW

Foto: DRW

A simple vista parecen un mueble más que adorna tu cocina y la dota de más espacio de almacenaje, pero cuando lo abres descubres que su interior está compartimentado con cubos. Los muebles de reciclaje son una solución muy estética a la par que útil.  

Cubos compartimentados

Foto: Joseph Joseph Totem

Foto: Joseph Joseph Totem

En este caso parece un único cubo cuando está cerrado pero al abrirlo podemos encontrar diferentes compartimentos con diversos tamaños que junto forman un cubo de basura de 60 litros de capacidad, de modo que podemos darle a casa uno el uso que mejor le vaya.

En cualquier caso, cada casa es un mundo y existen más opciones para animarnos a reciclar tan sencillas como disponer de una bolsa de papel grande guardada en algún lugar de la casa donde podamos ir arrojando el papel y cartón para reciclar. Luego podremos tirar esa bolsa directamente el contenedor azul. 

Y los tarros y frascos de cristal siempre se pueden utilizar para guardar el aceite usado o bien darles una nueva vida y reciclarlos como elemento decorativo o para guardar otros alimentos, especias, etc. 

Lo más importante es que todos practiquemos el reciclaje en casa. Nuestro planeta y su futuro depende en gran medida de ello.