Para tener una dieta equilibrada hay que comer de todo, verduras, lácteos, grasas, carnes y pescados. Puede que muchos de vosotros no comáis platos “verdes” porque no os gusta, carecen de sabor, por pereza o quizá vuestros hijos se niegan. Hoy os traemos una receta que desequilibrará la pirámide de alimentos básicos, pero habréis comido verde.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 200g de espinacas
  • 2 Patatas
  • ½ Cebolla (80g)
  • Bechamel
  • Queso para gratinar
  • Aceite y sal

Noticias relacionadas

espinaca_gratinada6

Preparación

Empezaremos por las patatas. Ponemos un cazo con agua y sal en el fogón (medio-alto) mientras pelamos y cortamos las patatas en rodajas. Las cocemos de este modo para que nos lleve menos tiempo y se cocine a partes iguales. Con el agua hirviendo introducimos las patatas que estarán al calor unos 15 minutos aproximadamente. Estarán en su punto cuando al pincharlas con el tenedor estén blandas pero no se deshagan.

A continuación cortamos en juliana la cebolla. Podéis obviar la cebolla, pero enriquece mucho los platos y ya sabéis lo que dice el refrán ;). Para cortarla, la parte plana hacia abajo y cortes perpendiculares a la tabla. Preparamos una sartén con abundante aceite a fuego medio, echamos la cebolla hasta que esté transparente.

Las patatas hervidas y retiradas del fuego, es el turno de cocer las espinacas. En un cazo con agua y sal, metemos las espinacas cuando el agua esté hirviendo. Estarán listas en 5-7 minutos. Mientras, precalentamos el horno en modo de calor por arriba y abajo a 200 – 220 ºC. De seguido colocamos en un recipiente para horno, las patatas y la cebolla. Cuando lasespinacas estén listas, con la ayuda de una espumadera las vamos poniendo encima de la cebolla procurando tapar todas  las patatas. Vertemos por encima la bechamel y después el queso para gratinar.

Introducimos el recipiente en el horno y lo mantendremos al calor el tiempo suficiente hasta que el queso esté dorado. Por último (cuidado no os queméis) sacamos el recipiente y emplatamos.
Como veis es una sencilla receta, que bien es cierto, nos llevará un rato hacerla, pero es muy cómoda ya que no no requiere que estemos en todo momento delante de los fogones.

Resultado

 

Espero que os haya gustado, la hagáis y nos contéis que tal. Como sugerencia podéis probar a añadirle tomate frito 😉 Atrévete y cuéntanos que tal.

Tiempo: 60 minutos
Dificultad: 2/5
Digestión: 2/5
Precio: 4€